Jorquera (BNG) cree que Feijóo "no tiene nada que presentar" y propone "un pacto nacional" del sector financiero gallego

Francisco Jorquera, Candidato Del BNG A La Presidencia De La Xunta
EUROPA PRESS
Actualizado 14/04/2012 14:44:09 CET

Dice que para el Bloque "la prioridad no sería un Estatuto", sino una reforma constitucional, dadas las "limitaciones impuestas" por el TC Ve "optar por hacer otra alternativa nacionalista" un "experimento" que "favorece que el PP refuerce su aspiración" de ganar por absoluta

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los tres años de Gobierno de la Xunta liderado por Alberto Núñez Feijóo han dejado, para el candidato del BNG en las próximas elecciones autonómicas, Francisco Jorquera, una Galicia "mucho peor" de lo que la recibió en 2009. "Y creo que no tiene absolutamente nada relevante que presentar cuando llevamos ya tres años de legislatura", ha reflexionado el también diputado en el Congreso en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha propuesto "pactos de país" en materias como la financiación autonómica, el sistema financiero gallego o para el territorio.

"Para Galicia sería bueno un acuerdo nacional para tener un sistema financiero propio, imprescindible para el desarrollo de la economía productiva", ha manifestado Jorquera, que argumenta también la necesidad de un modelo de financiación autonómica que permita sufragar los servicios y competencias atribuidas. "Pero para eso sería necesario situar las necesidades de Galicia por encima de otras consideraciones y por encima de estrategias y obediencias estatales, que muchas veces entran en colisión con intereses objetivos del país", ha advertido el dirigente nacionalista, quien afirma que el BNG tiene el "aval" de haber defendido en el parlamento gallego y en el Congreso la "misma postura".

Estas propuestas que hace, y que también extiende a la necesidad de que Galicia cuente "con una postura unánime" en cuanto a los presupuestos o que formule "un pacto para la defensa del territorio", son algunas de las cuestiones que, a su vez, echa en falta en los tres años de legislatura de Alberto Núñez Feijóo.

Y de hecho, ha lamentado que en casos como la ley de cajas, el BNG "propició ese pacto" promoviendo la ley de cajas que finalmente se aprobó en la Cámara y que tenía como objetivo "preservar su naturaleza gallega y defender la economía productiva del país", pero que finalmente "fue invertida por unos acuerdos a los que llegaron el Partido Popular y el Partido Socialista" en el ámbito estatal.

"Por lo tanto el BNG siempre tuvo voluntad de llegar a acuerdos, pero la supeditación del Partido Popular y del Partido Socialista hace imposible esos acuerdos", ha constatado, antes de sentenciar que "todo lo que sea racionalizar el gasto, optimizar recursos y servicios a los ciudadanos va a tener el apoyo del BNG; y todo lo que sea recortar servicios o degradarlos, va a tener su oposición".

Francisco Jorquera advierte una "ofensiva centralista" que está "vaciando de contenido las autonomías". "Esta crisis económica está siendo objetivamente aprovechada para acabar con el modelo del estado del bienestar, para degradar la democracia y para centralizar el Estado con una intención evidente: Si se apuesta desde el ámbito de la derecha económica y política ir a un modelo de mayor concentración de la riqueza, para que sea viable necesita también mayor concentración del poder", ha argüido.

De esta manera, el candidato del BNG a la Xunta en las próximas autonómicas, quien ha enfatizado que las propuestas nacionalistas que están encima de la mesa para ahorrar son "la supresión de las diputaciones, adecuar la estructura del gobierno del Estado o suprimir ministerios sin competencias", también ha proclamado que "no hay ningún dato objetivo que indique que un modelo de mayor desconcentración del poder político revierta en una menor calidad de vida para los ciudadanos, sino al contrario".

"Más autogobierno significaría una mejora de la eficiencia, una mejora del bienestar, y más autogobierno significaría rescatar democracia", ha enfatizado el político del BNG, para quien es preciso "blindar y ampliar el autogobierno de Galicia", lo que supondría, según ha subrayado, "desarrollar los sectores productivos".

Dicho esto, ha justificado el hecho de que para aumentar el autogobierno el BNG no haya hecho de la renovación del Estatuto gallego su caballo de batalla en los últimos tiempos. "Porque hay una situación nueva, la sentencia del tribunal constitucional al respecto del Estatut, que fijó una interpretación enormemente restrictiva de lo que es el avance para cualquier reforma de estatuto", ha explicado.

"Y por lo tanto, para el BNG la prioridad en este momento no sería un estatuto, teniendo en cuenta las limitaciones impuestas por el propio tribunal. La prioridad sería reformar la Constitución para avanzar hacia un marco mucho más respetuoso y para que Galicia pueda ensanchar su autogobierno", ha remachado.

LENGUA Y CONFLICTIVIDAD SOCIAL

En el escenario actual, Jorquera reconoce que la "crisis está monopolizando todo el debate público", pero advierte que "a la hora de hacer balance" de los tres años de Gobierno popular, hay que añadir que ha sido el ejecutivo "que inició la campaña al idioma más virulenta hasta el punto de renunciar a políticas que fueron fruto del consenso de todos, como la Ley de Normalización Lingüística, aprobada por unanimidad por el Parlamento gallego".

De aquí a que culmine la legislatura, para lo que evita hacer "especulaciones", Jorquera augura que el contexto de crisis y las medidas que se están adoptando provocarán que "haya más conflictividad social. "O se consigue desde la oposición y desde la sociedad forzar un cambio de rumbo a las políticas imperantes, o la conflictividad social es inevitable", ha indicado el dirigente nacionalista, quien ha opinado que "nadie considera que en sí misma la conflictividad social sea buena".

Sobre las llamadas a la responsabilidad que realiza el Gobierno a la oposición, Francisco Jorquera ha señalado que "los cambios políticos, sociales y económicos requieren de movimientos sociales fuertes que los hagan posibles". "En un contexto en el que la crisis está siendo aprovechada para que los poderes económicos apliquen programas de máximos para devaluar la democracia, para acabar con el autogobierno de los pueblos, el BNG no sólo ve lógico, sino muy positivo, que la sociedad se organice, se movilice, y haga oír su voz para revertir este proceso y forzar un cambio de rumbo", ha agregado.

ALTERNATIVA NACIONALISTA, "EXPERIMENTO"

"Sea la fecha que sea, el BNG está perfectamente preparado para enfrentar el proceso electoral como alternativa al Partido Popular", ha asegurado Francisco Jorquera quien juzga que, en el caso de que haya adelanto electoral, Feijóo "va a tener que explicarlo ya que está sustentando en una mayoría absoluta". Además, y a la vista de la "participación multitudinaria" de los gallegos en la pasada huelga general, el diputado nacionalista observa que la "perspectiva de las elecciones está totalmente abierta".

Sin embargo, admite que la creación de un nuevo proyecto nacionalista puede repercutir en las elecciones. "Que hubiese personas que optasen en este contexto por intentar construir otra alternativa dentro del campo del nacionalismo, aunque no lo pretendan, lo único que favorece es que el Partido Popular refuerce su aspiración de volver a tener una mayoría absoluta", ha expuesto Jorquera, quien ha afirmado que en este momento "no es tiempo de experimentos, porque eso favorece las pretensiones del PP, de perpetuarse en el Gobierno".

"Por lo tanto, desde luego, el BNG se siente con ganas, con fuerza y con argumentos suficientes para sentar esa alternativa, si hay otras personas que en este contexto optar por hacer experimentos, yo respeto lógicamente esa política, pero creo que se confunden", ha remachado.