Jorquera pide a Rojo que "rectifique" y considera que "no hubo ningún comportamiento antirreglamentario" del BNG

Francisco Jorquera, en su comparecencia
Europa Press
Actualizado 30/01/2013 15:44:30 CET

FERROL, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Parlamentario del BNG, Francisco Jorquera, ha exigido a la jefa del Legislativo autonómico, Pilar Rojo, que "rectifique" su decisión de limitar las visitas en el Pazo do Hórreo, y ha considerado que "no hubo ningún comportamiento antirreglamentario" en los diputados nacionalistas, algunos de los cuales estuvieron con sus invitados en la bancada de invitados a los que no estaban autorizadas las visitas.

En declaraciones a los medios en Ferrol, Jorquera ha acusado al PP de pretender convertir la institución en un "club privado con derecho de admisión reservado" y ha recordado que su grupo había "cursado invitaciones para la asistencia" a la sesión plenaria de este martes.

Así, ha explicado que no hubo "ninguna notificación oficial de la presidenta del Parlamento" de que las invitaciones "dejasen de estar en curso" o no se permitiese el acceso de los que disponían de invitaciones.

Así, Jorquera concluye que "no hubo ningún comportamiento antirreglamentario" por parte del BNG. En cambio, denuncia que las "actuaciones irregulares" fueron cometidas por los servicios de seguridad del Parlamento, "siguiendo instrucciones de la presidenta", porque "llegaron a poner obstáculos a que entrasen en las dependencias diputados del BNG" y con "un trato absolutamente incalificable".

Ante esto, los nacionalistas ya han registrado una queja ante la Mesa del Parlamento, para "exigir que se diriman responsabilidades por el intento de impedir el acceso a cargos electos al recinto parlamentario".

"TIENE QUE RECTIFICAR"

"Pilar Rojo tiene que rectificar", aseguró Jorquera, que acusó a la presidenta del Parlamento de provocar "más crispación" con una actitud "tan antidemocrático como tratar de convertir la cámara de representantes en un club privado".

Precisamente, ha señalado que en la tribuna del Parlamento sí estaban presentes invitados del PP. "El Parlamento no es propiedad del Partido Popular", aseveró Jorquera, que acusó al PP de un "intento de apropiarse del Parlamento y de intentar cerrarlo a los ciudadanos", en una actitud que calificó de "aberración desde el punto de vista democrático".