José Blanco atribuye la deuda del puerto de A Coruña a la "nefasta gestión" del PP y sugiere que se haga una "auditoría"

José Blanco, en entrevista en la Cadena Ser
RADIO GALICIA CADENA SER
Publicado 02/09/2018 16:34:13CET

   "No hay mayor desvergüenza política que lo que hace Feijóo para tratar de que el Gobierno de Sánchez le pague las hipotecas que ha generado el Gobierno de Rajoy", denuncia el eurodiputado

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El eurodiputado del Partido Socialita, José Blanco, ha atribuido la deuda existente por la construcción del puerto exterior de A Coruña a la "nefasta gestión" del PP, y ha reclamado una "auditoría si es necesario" y "explicaciones" a Alberto Núñez Feijóo y a la Autoridad Portuaria.

   "Lo primero que hay que explicar es el déficit de gestión y lo tiene que explicar Feijóo; y, si es necesario hacer una auditoría, que se haga una auditoría", ha asegurado en una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press.

   Blanco ha emplazado, en esta misma línea, al presidente de la Xunta a que explique "dónde" están todas las empresas que "anunció" que se asentarían en Punta Langosteira: "PEMEX, los chinos... ¿dónde está todo eso? ¿dónde está cumplido el compromiso de la Xunta? En ningún lugar".

   Así ha respondido preguntado sobre la reclamación de la Xunta y del Ayuntamiento de A Coruña para que el Gobierno condone la deuda existente por la construcción del puerto exterior de Punta Langosteira, del mismo modo que se acordó con la derivada de la Copa América en el puerto de Valencia.

   Ante esto, Blanco ha zanjado que "lo primero que tendrían que hacer las fuerzas políticas de Galicia --con carácter general-- es explicar por qué se ha generado su deuda".

   Ha aludido así a un "sobrecoste en las obras y una mala gestión" que sostiene que "tendrá que explicar Feijóo", al igual que "por qué no se han cumplido los acuerdos de 2011 que permitirían que esas obras pudieran continuar".

   El socialista se ha referido, en concreto, a su etapa como ministro de Fomento, en la que ha asegurado que "hubo que sacarle las castañas del fuego a la Xunta --que tiene mayoría en el consejo de administración-- y a la Autoridad Portuaria avalando un crédito de 240 millones para que se pudieran acabar las obras".

   "A cambio", ha subrayado, se firmó un convenio en el que el puerto tenía la "obligación" de cumplir con unos compromisos, algo que debía vigilar Puertos del Estado. Sin embargo, "cuando gobernaba el PP, ni Puertos del Estado vigiló el cumplimiento, ni la Xunta y la Autoridad Portuaria cumplieron con ellos", ha agregado.

   El ex ministro ha hecho referencia a "un informe del Tribunal de Cuentas que no deja en nada buen lugar la gestión del puerto de A Coruña".* Por eso, insiste en que "lo primero" es "exigir a Xunta y Puerto explicaciones de su gestión y, después, se podrá hablar de todo lo demás".

   José Blanco no ha ocultado su "sorpresa" ante la postura adoptada por otras fuerzas políticas, "incluso algunas de la oposición", que están "validando con su actitud la gestión nefasta que se está haciendo por parte de la Autoridad Portuaria en el incumplimiento del acuerdo que permitió que las obras continuasen".

   "A Feijóo le va bien que se hable de que se le pida dinero a Madrid y él no tenga que dar explicaciones de lo que ha hecho. Lo que me sorprende es que las fuerzas políticas le entren al juego y al trapo. Me parece un ejercicio de cinismo e hipocresía que, sin explicar e incumpliendo el convenio, se planteen ya exigencias, comparándose con el puerto de Valencia" en donde, "por cierto", también existía "un problema de gestión" heredado del PP.

   "Luego nos explican que son buenos gestores y por donde van no dejan más que agujeros", concluyó.

"DESVERGÜENZA DE FEIJÓO"

   La posición adoptada por Feijóo en torno a la cuestión del puerto de A Coruña la vincula, directamente, con una actitud política que califica de "desvergüenza".

   "No cabe mayor desvergüenza política que lo que está haciendo Feijóo de forma constante para tratar de que el gobierno de Pedro Sánchez le pague las hipotecas que ha generado el gobierno de Rajoy", "da igual", ha añadido, que sea con el puerto exterior de A Coruña, con la dependencia o con la política fiscal en la que "por la mañana vota en contra de incrementar el déficit y, por la tarde, pide más dinero".

ANGROIS: SIN IDEAS "PRECONCEBIDAS"

   En su calidad de ex ministro de Fomento, José Blanco comparecerá en la comisión de investigación abierta en el Congreso sobre el accidente ferroviario de Angrois, un órgano que, junto con la investigación judicial, estima que "tendrá que dar pasos para que se conozca la verdad".

   No obstante, Blanco recuerda que él no ha entrado "en ningún tipo de confrontación", ni siquiera para "descalificar afirmaciones que se han hecho que no son verdad", y se limita a señalar que cuando tenga que comparecer, lo "único" que pretenderá será "contribuir" y "decir la verdad".

   Aún así, pide "que se desechen ideas preconcebidas o conclusiones a las que parece que algunos han llegado antes incluso de que la comisión empezara a funcionar". Si habrá o no responsabilidades políticas por la catástrofe, apunta que la propia comisión "lo tendrá que determinar".

"PELEA DE GALLOS" ENTRE CASADO Y RIVERA

   Para el ex ministro, los ciudadanos están valorando "muy positivamente" el "impulso regenerador" del Gobierno de Pedro Sánchez y cómo "afronta los desafíos" que se le presentan al país. Una valoración que le permite mostrarse convencido de que el PSOE subirá "de forma imparable y ascendente" en los próximos comicios europeos y locales.

   Un ascenso al que sostiene que ayuda el "debate" por el liderazgo en la derecha, "esta pelea de gallos entre Pablo Casado y Albert Rivera que están haciendo de la confrontación --sobre todo en los temas de Estado, en el tema de Cataluña-- "su único quehacer político".

   Incluso, ironiza que resulta "increíble" que "la única propuesta" de Ciudadanos "después de ganar las elecciones en Cataluña, haya sido retirar los lazos amarillos".

   En cuanto al PSdeG, a punto de cumplirse el primer año de Gonzalo Caballero en la secretaría xeral, cree que "poco a poco" está "recuperando pulso e iniciativa política".

   Blanco espera así que "el bagaje de este año" permita al partido "encarar ahora los retos" de las próximas elecciones "para tratar de recuperar" posiciones en diferentes ayuntamientos de Galicia, además de consolidar las Diputaciones.

   "Estoy convencido de que se ha logrado algo muy importante: hemos ganado en cohesión, que es la primera condición para poder ganar socialmente". Lo siguiente, será "ganar en proyecto político para que los ciudadanos" perciban al PSOE "como la única y verdadera alternativa de cambio en Galicia".

TOTAL DISPONIBILIDAD" PARA SEGUIR EN BRUSELAS

   Aunque todavía no se ha abierto el proceso de elección de candidatos para las elecciones europeas, Blanco ha mostrado su "total disponibilidad" para continuar en la que define como su "última estación en la vida política", algo que "siempre" dijo y sigue "manteniendo", si bien puntualizando que será el partido el que evalúe su trabajo "y luego, decida".

   "Yo he tratado de hacer una gestión en la defensa de los intereses de Galicia y España, muy centrada en los temas de industria, energía e impulso a las renovables", defiende.

   En este campo, se ha referido en concreto al "gran problema" que supone la "posible desaparición" de Vestas --compañía eólica que tiene una de sus fábricas en Viveiro--, ante lo que "exigió" un "mayor compromiso" a Xunta y al Gobierno central.

   "Si vamos a impulsar las renovables, hay que apoyar a las empresas; no tiene sentido que Europa y España vayan a hacer un gran despliegue" en este campo "y nuestras empresas vayan a asentarse a otros lugares", lo que supondría "que tengamos que importar los aerogeneradores que podemos fabricar aquí, en España", concluyó.

Contador