El juez de Angrois retomará las declaraciones a un mes del quinto aniversario

Un tren pasa por Angrois en el cuarto aniversario
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 18/06/2018 13:01:29 CET

   El juzgado aún no tiene el informe que encargó hace un año a la Agencia Ferroviaria Europea, pese a que esta respondió en enero de 2018

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, Andrés Lago, que instruye la causa por el accidente del tren Alvia en Angrois (Santiago) el 24 de julio de 2013 retoma la semana que viene las declaraciones que tuvieron que ser anuladas por la huelga de los empleados públicos de la justicia gallega, que empezó en febrero y se prolongó durante tres meses.

   Lo hará a un mes de que se cumplan cinco años del siniestro en el que murieron 80 personas y 144 resultaron heridas. Además, este nuevo impulso a la instrucción judicial, que ha contado ya con dos jueces y que acumula miles de folios, se producirá a una semana de que las víctimas de la tragedia den inicio a las comparecencias en la comisión de investigación creada en el Congreso para examinar si hubo responsabilidades políticas.

   De este modo, para el próximo martes 26 de junio, el juez ha citado, en calidad de testigos, al director general de operaciones e ingeniería de Renfe Francisco Minayo de la Cruz (a las 9,00 horas) y al gerente de la dirección corporativa de seguridad en la circulación de la operadora, Javier Nicolás Esteban (a las 10,00 horas).

   Minayo de la Cruz está involucrado con el envío de un correo electrónico con el que un jefe de maquinistas de Ourense avisó sobre la peligrosidad de la curva. De hecho, el día 17 de julio pasarán por la comisión de la Cámara Baja el jefe de maquinistas, José Ramón Iglesias Mazaira (que ya estuvo en sede judicial); Nicolás Izquierdo, jefe de Tráfico de Renfe y José Enrique Villarino, también técnico de Renfe.

   Después de las del martes 26, los juzgados compostelanos acogerán el viernes 29 de junio las comparecencias, también suspendidas por el paro de funcionarios, de un técnico de la unión temporal de empresas (UTE) conformada por Thales y Dimetronic (actualmente Siemens) y otro de Bombardier.

   La UTE fue la que suministró todos los sistemas relacionados con el 'ERTMS', dentro del subsistema de control, mando y señalización de la vía. Por su parte, Bombardier se encargó del software para la lectura de balizas. La generación de interferencias llevó a la desconexión del 'ERTMS' embarcado.

   Thales y Dimetronic, como es preceptivo, elaboraron un informe de seguridad y un registro de riesgos ('hazard log') de la tecnología instalada. Estos documentos son los que analizó el evaluador independiente, Ineco, que mantiene a tres técnicos investigados en la causa y que en su declaración ante el juez pusieron de manifiesto que lo examinado no abarcaba la curva de A Grandeira (el nuevo enclavamiento de Santiago) porque Adif no lo encargó.

   Adif, a su vez, tiene a dos cargos imputados (uno de ellos también pendiente de declarar) y Renfe tiene a uno, al que se suma el maquinista, que tomó la curva con un exceso de velocidad tras atender a una llamada telefónica del interventor.

INFORME ERA

   Por otra parte, en el mismo auto con fecha del pasado 15 de junio, el juez informa de que sigue sin disponer del informe que encargó a la Agencia Ferroviaria Europea (ERA por sus siglas en inglés), para que determine si la evaluación de riesgos en la línea Ourense-Santiago se hizo de manera adecuada.

   "Dado el tiempo transcurrido sin que se recibiera contestación a la comisión rogatoria remitida en su día a Francia, dese traslado a las partes y al Ministerio Fiscal para que aleguen lo que a su derecho convenga", establece Lago.

   Sin embargo, los expertos de la UE respondieron en enero a las preguntas del juez de Angrois, según confirmaron a Europa Press fuentes de este organismo que vela por la seguridad y la interoperabilidad ferroviaria entre los Estados miembro de la Unión.

   El instructor requirió en junio de 2017 el informe a la ERA. En concreto, le pidió que determinase si la evaluación integral de riesgo era "normativa y/o técnicamente necesaria" en la línea del accidente.

   Ya en septiembre, y a través de un escrito presentado por la defensa del maquinista, trascendió que el envío se hizo, por error, a un lugar en el que no se encuentra la Agencia. Después de esto, en una providencia del 1 de febrero, el juez aseguró estar "todavía a la espera" del documento.

COMPARECENCIAS PENDIENTES

   Entre las comparecencias pendientes por la huelga, además de la del responsable de Adif en calidad de investigado, falta la de otro técnico de la UTE como testigo.

   Solo se celebraron las declaraciones de cuatro técnicos de Thales y Dimetronic. Dos de ellos ratificaron lo que en su día dijeron los miembros de Ineco imputados: que Adif no encargó una evaluación del riesgo en el tramo que abarca la curva de A Grandeira.

   En calidad de peritos, quedan por comparecer los expertos Ángel Luis Sanz Cubero y Pilar Calvo, que elaboraron informes sobre señalización y acerca del factor humano para el abogado del maquinista; y el ingeniero Antonio Puyol y la directora técnica de Adif desde julio de 2016 Esther Mateo, cuyos documentos aportó Adif para defender su actuación en la línea de Angrois en todo lo relativo al examen de los riesgos.