El juzgado ordena la paralización de los trámites para inhumar o incinerar al bebé fallecido en Ferrol

Actualizado 24/11/2010 14:14:33 CET

El Hospital Arquitecto Marcide explica que los partes se comenzaron a elaborar el lunes porque lo prioritario era asistir a la familia

FERROL, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 2 de Ferrol, en funciones de guardia, ha ordenado que se paralicen los trámites para la inhumación o incineración de la recién nacida fallecida este domingo a la que en el paritorio por error le suministraron la medicación dirigida a su madre "hasta que se decida si los forenses necesitan realizar alguna prueba".

Según han informado fuentes judiciales, se ha solicitado también al Hospital Arquitecto Marcide de Ferrol que remita al juzgado "a la mayor brevedad" el historial clínico completo del bebé fallecido.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Ferrol ha requerido además los nombres de todo el personal sanitario que atendió al bebé desde su nacimiento el sábado hasta el momento de su muerte el domingo.

La necropsia del bebé fue realizada en la mañana del lunes en el propio hospital y sin orden judicial. El certificado de defunción de la recién nacida fue remitido a los juzgados en la madrugada del domingo.

Fuentes del Hospital Arquitecto Marcide han explicado que lo prioritario e inmediato tras el fallecimiento del bebé fue asistir a la familia, y que al día siguiente, el lunes, se procedió a la apertura de la investigación y la realización de los partes correspondientes.

"QUE NO SE CRIMINALICE A NADIE"

La Junta de Personal del Área Sanitaria, encabezada por la CIG, se reunió el martes para evaluar lo sucedido. Los sindicatos han pedido que se respete las investigaciones abiertas y que "no se criminalice a nadie", según ha declarado este miércoles la presidenta de la Junta de Personal, Mercedes Díaz.

"Le mostramos todo nuestro apoyo a la familia, lo lamentamos muchísimo y mostramos nuestra solidaridad con los compañeros afectados, en este momento, en el que está mediatizada la problemática, cuanto menos digamos, mejor, porque no nos podemos aprovechar de una situación tan dolorosa como la que sucedió en esta área sanitaria", ha manifestado Mercedes Díaz.

"Estamos aquí para mostrarle nuestro apoyo a la familia, primeramente, y a los compañeros que se han visto implicados", concluyó.

El bebé falleció el domingo por una parada cardiorrespiratoria, a las 23 horas de haber nacido. En el paritorio, se le inyectó "por error" por vía intramuscular Metilergometrina, un medicamento vaso constructor, que estaba dirigido a la madre, para frenar el "abundante sangrado" que sufrió tras el parto.

El Hospital Arquitecto Marcide asumió el error de forma colectiva y lo calificó de "accidente", pero puntualizó que se cumplieron los protocolos establecidos con el personal establecido en el momento del parto --una ginecóloga, que dio la orden "clara" de a quién iba dirigido el medicamento, una enfermera, una matrona y un obstetra-- y que el fármaco estaba en su lugar correspondiente.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies