El lácteo se cita el miércoles para intentar cerrar el acuerdo

Actualizado 22/09/2015 15:19:07 CET

Tejerina asegura que "beneficiará a todos los ganaderos a pesar de que las organizaciones que les representan no firmen el pacto"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA/MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El sector lácteo --productores, industria y distribución-- está citado este miércoles en el Ministerio de Agricultura en Madrid para sellar un acuerdo en beneficio de toda la cadena de valor, que las organizaciones agrarias UPA y COAG siguen reticentes a firmar --ya rechazaron el preacuerdo del 10 de septiembre--, pues continúan sin ver garantías de precios sostenibles.

   Según ha asegurado a Europa Press, el líder de Unións Agrarias, Roberto García, UPA --de la que forma parte UU.AA.-- "no firmará al 99% de posibilidades" el acuerdo del miércoles, ni tampoco lo hará COAG, pues "el Ministerio sigue sin ceder" para definir precios sostenibles y que haya "cobertura jurídica y sanciones".

  "Si no lo hicieron hasta ahora, dudo que en las horas que faltan para el acuerdo se vaya a resolver", se ha quejado Roberto García, después de que el Ministerio haya rechazado las alegaciones realizadas por las organizaciones agrarias en este sentido. Así, solo estas organizaciones siguen viendo "un documento de buenas intenciones que no resuelve el problema".

   En este sentido, la secretaria xeral del Sindicato Labrego, Isabel Vilalba, --que está integrada a nivel estatal en COAG-- ha dejado claro que se mantienen en su postura inicial de que, "sin elementos básicos" para una "mayor concreción" de precios sostenibles basados en índices de referenciación y "sin sanciones", no están dispuestos a firmar "un cheque en blanco".

   Los ganaderos quieren garantías, avisa Vilalba en declaraciones a Europa Press, y "hasta ahora el Ministerio seguía siendo totalmente ambiguo sobre estas materias, por lo que hablar de una cuestión de confianza ya no cabe".

   De este modo, en la reunión convocada por la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, firmarán el acuerdo representantes de la industria, distribución, así como cooperativas y Asaja, mientras que las reticencias de COAG y UPA inclinan a estas formaciones a no sellarlo, a la espera de lo que suceda el miércoles.

LAS MEJORAS DEBERÁN CONSTATARSE EN LOS NUEVOS CONTRATOS

   De tal forma, "en unos días se va a poder comprobar quién decía la verdad y quién no" con los nuevos contratos, pues se verá "si se resuelve el problema al ganadero o sigue estan en la mano del industrial de turno", subraya Roberto García.

   "En el mes de octubre veremos que los ganaderos siguen teniendo contratos basura y sigue habiendo precios muy por debajo de la media nacional, por debajo de los costes de producción", ha augurado.

FUTURO ESCENARIO

   A preguntas sobre el futuro escenario de un acuerdo al que no se sumen ni UPA ni COAG, Isabel Vilalba cree que Agricultura no puede ejercer "un chantaje" en el que "o firmas un cheque en blanco" o no te quedas "sin nada". Por ello, apunta que, en el caso de que se desarrolle un decreto, éste deberá afectar a toda la cadena, porque si no "va contra la ley".

   A este respecto, Roberto García indica "se seguirá trabajando en la Inlac (interprofesional láctea) para cambiar las cosas, y se pondrá un día sí y otro también de manifiesto que lo se exigía poner en el acuerdo está lleno de incumplimientos".

POSTURA DE TEJERINA

   Por su parte, el acuerdo sobre el sector lácteo que se firma mañana miércoles, 23 de septiembre, no incluirá un precio mínimo, según ha confirmado en declaraciones este miércoles la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que no obstante garantizó que "beneficiará todos los ganaderos a pesar de que las organizaciones que les representan no firmen el pacto".

   "Todo el mundo está convocado mañana a la firma de un acuerdo que es positivo para todos los ganaderos", dado que incluye el compromiso de los distribuidores y la industria "a garantizar la sostenibilidad del sector", aseguró la ministra tras participar en un encuentro de 'Nueva Economía Forum'.

   "Todos los ganaderos tienen que tener la tranquilidad de que el acuerdo será positivo para ellos lo suscriban o no sus representantes", añadió.

   En cuanto al precio mínimo, Tejerina alertó de que su inclusión en el pacto expondría a los ganaderos a tener que afrontar multas de las autoridades de competencia por fijación de precios. Con todo, lo que reclaman las organizaciones agrarias no es un precio mínimo, sino uno sostenible, en el que se garanticen costes de producción en toda la cadena de valor en base a un índice de referencia.

   "Lo último que desearía es que los ganaderos tuvieran hacer frente a una sanción por pactar precios, algo que es contrario a la normativa competencia comunitaria y española", indicó la ministra.

   La titular de Agricultura remarcó que el acuerdo que mañana se rubrica en su Ministerio es una medida más y que "complementa" a las "muchas que ha adoptado el Gobierno para el sector lácteo en esta Legislatura y, especialmente, tras el fin de las cuotas lácteas".

COMPROMISO DE DISTRIBUCIÓN E INDUSTRIA

   Para la ministra, el acuerdo es beneficioso para todos los ganaderos, firmen o no el pacto, dado que cuenta con el "compromiso" de los sectores de la distribución y la industria láctea "a favor de la sostenibilidad" del sector.

   "La distribución y la industria se están moviendo y van a adoptar medidas que van a ser positivas para los ganaderos, con lo cual todos los ganaderos tienen que tener la tranquilidad de que lo suscriban o no sus representantes, el acuerdo será positivo para ellos", insistió Tejerina.

   La ministra recordó que entre las medidas puestas en marcha por su Departamento, a las que se sumará el pacto de mañana, sobresale la inyección de 80 millones de euros de liquidez a los ganaderos "para que no tengan que cerrar ninguna explotación por esta coyuntura de precios en lo que todos conseguimos que se recuperen".

   "Con esta importante inyección de liquidez a todos los ganaderos, lo último que desearía es que tuvieran hacer frente a una sanción por pactar precios que es contrario a la normativa", apuntó en referencia al hecho de que el acuerdo no fije precio mínimo.