Freixanes destaca al Casares conversador: "Podía atrapar un auditorio y tenerlo apresado durante horas"

Freixanes, presidente de la RAG, compañado del pleno
RAG
Actualizado 14/05/2017 13:41:56 CET

   El presidente de la RAG comparte su "gran preocupación" por acercar la lengua a los jóvenes y reclama iniciar "un trabajo serio de dinamización"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

   "Un conversador fantástico, un contador de historias y anécdotas increíbles. Podía atrapar a un auditorio y tenerlo apresado durante horas sin parar". El recientemente elegido presidente de la Real Academia Galega (RAG), Víctor Freixanes, dibuja así la personalidad de Carlos Casares, cuasi marionetista de audiencias, cuyo talento como narrador se extendía a todas las facetas de su experiencia vital.

   "Siempre decía: cuando tengo que explicar una cosa, cuento una historia", recuerda con cariño el profesor, editor y escritor, en una entrevista concedida a Europa Press.

   Tras hacerse con el timón de la principal institución dedicada al estudio y promoción de la lengua gallega el pasado 28 de marzo, el profesor Freixanes asumió a su vez el reto de encabezar los actos del año Casares, protagonista de las Letras Galegas, recorriendo el país junto al resto de académicos para llevar la palabra del polifacético autor a través de conferencias, homenajes e iniciativas culturales.

   Todo ello convergerá en el municipio ourensano de Xinzo de Limia este 17 de mayo, con un acto público e institucional y un plenario en el que intervendrán académicos como Henrique Monteagudo, Fina Casalderrey o el expresidente de la Academia Xesús Alonso Montero.

   En una entrevista a Europa Press, Freixanes ha destacado la "capacidad de convocatoria cada vez mayor" de esta efeméride y su paso de una iniciativa "casi clandestina" tras su arranque en el 63 a una auténtica "celebración de impacto social", con el trabajo "organizativo" que ello implica para intentar dar respuesta a las acciones "privadas y públicas" en las que se requiere la presencia de la Academia.

   "Con Casares pasa lo mismo que con Manuel María el año pasado. Son autores con mucho público y públicos muy variados. Desde los más jóvenes, una de sus mayores preocupaciones a la hora de ofrecer material y herramientas y traduciendo a autores como Hemingway y obras como 'El Principito', hasta públicos adultos y de todo tipo".

"UNO DE LOS GRANDES" CONTEMPORÁNEOS

   La sombra del homenajeado alcanza, además, tanto a la narrativa, con "una producción novelística importante", como a la literatura infantil y juvenil, el ensayo y su "dimensión" en la prensa escrita, que lo consagra como "uno de los grandes autores contemporáneos".

   Al mismo tiempo, destacaba por su proximidad y cercanía. "Tenía una relación personal con mucha gente, que lo recuerda y lo recuerda con cariño", ha insistido, poniendo el acento en su "gran preocupación" por los lectores, sobre todo "cuando escribía en prensa" y "para aquellos que empezaban a leer".

   La obra de Casares era "muy exigente estructural y estilísticamente" y "sus novelas no son fáciles", sobre todo 'Deus sentado nun sillón azul' y 'Os escuros soños de Clío', donde predominan los "juegos históricos" y "literarios", el humor y en donde el autor "no hace concesiones".

   "Tenía su propio estilo, su universo literario, que funcionaba muy bien. Luego había obras como 'Ilustrísima' o 'Vento Ferido' que pasaron por las manos de generaciones enteras de estudiantes que hoy son adultas, algo parecido a lo que pasó con 'Memorias dun neno labrego'. Eso también referencia a la gente".

   ¿Existe una figura contemporánea que recoja el testigo de este legado? Freixanes lo tiene claro. "La literatura gallega, afortunadamente, está renovándose constantemente. Tenemos que tener perspectiva y hoy hay narradores, y muy especialmente narradoras, y un catálogo de editoriales lleno de autores de primer nivel".

PREOCUPACIÓN POR EL IDIOMA

   Más allá de su papel como narrador, Casares emprendió un trabajo intenso a favor de la lengua gallega, con la atracción de lectores jóvenes, su participación en el proceso de elaboración de la Ley de Normalización Lingüística, la propia creación de la CRTVG y el impulso de instituciones como el Consello da Cultura Galega.

   Teniendo en cuenta esta premisa, Freixanes urge acertar con la receta para "implicar" a las nuevas generaciones en la "causa de la lengua gallega", apostando por emprender "un trabajo serio de dinamización" que requiere de la responsabilidad de "todos".

   "Es un tema muy complejo. Lo que se está produciendo en la sociedad gallega es que perdemos cuantitativamente hablantes y ganamos cualitativamente. Pero no es suficiente para el cambio".

   Otro de los retos de la RAG será recuperar la conexión con la ciudadanía, objetivo en el que se avanzó durante la presidencia de Xosé Luis Méndez Ferrín y una tarea en la que será necesario "escuchar a la sociedad".

   "No digo que no se escuche, pero sí -es necesario- habilitar canales más directos para hablar con el conjunto de la sociedad. Los propietarios de la lengua son los gallegos, no es de unos pocos, y el futuro de la lengua está en que esa sociedad esté dispuesta a ejercer hablando el idioma, viviendo el idioma y exigiendo a instituciones, autores y productores culturales que lo hagan de modo moderno y competitivo", ha destacado.

   A pesar de ello, considera que la Academia debe "articular fórmulas para dar a conocer lo que está haciendo" y "visibilizar su trabajo", que "a veces es tan silencioso, tan callado, que la sociedad no lo percibe", y así "abrir las puertas" de la institución para que los ciudadanos entiendan "lo que significa tener un idioma propio".

   "Este diccionario -disponible en la web de la RAG- es uno de los más activos de las lenguas españolas, con consultas de entre 62.000 a 65.000 visitas diarias. La gente cree que cae del cielo y es el resultado de equipos que mantienen el idioma constantemente vivo, en el sentido de limpio, moderno", ha señalado.

"LOS DEBATES SIEMPRE SON ÚTILES"

   La Academia volvió a vivir momentos tensos en los últimos comicios internos, derivados de heridas que todavía se mantienen en algunos académicos a raíz la disputa producida hace cuatro años que llevó a la dimisión de Méndez Ferrín. Esta situación ha provocado al fracaso de las negociaciones para lograr una candidatura de consenso e integradora entre las distintas sensibilidades de la institucióin.

   Freixanes cree, no obstante, que las aguas están calmadas en la actualidad, aunque defiende que "los debates siempre son útiles" para "tomar nota". "En la discrepancia también hay razón que hay que escuchar", ha considerado.

   En este sentido, ha valorado la implicación de los académicos 'críticos' con la institución, "trabajando en seminarios y en áreas de lengua desde el primer día y de los más activos y más trabajadores".

   También se ha referido a sus recientes encuentros con representantes como el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, o el presidente de la Cámara, Miguel Ángel Santalices, que se han limitado a encuentros "institucionales" y "para hablar de la filosofía de la lengua", y no del presupuesto de la RAG.

   "No íbamos a eso", ha insistido. Así, ha realizado un llamamiento a "unir esfuerzos" para intentar "superar las diferencias", que "no deben ser un retraso de la acción a favor de la lengua", y buscar "Un espacio de encuentro por encima de las etiquetas y formulaciones políticas".

   A pesar de ello, ha reconocido que lo que se practica a través de "la retórica" hay que "defenderlo, usarlo y animarlo", y "dotarlo de recursos políticos y económicos". "Y en eso estamos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies