Libre aunque sigue investigado el joven al que vinculan con la muerte del hombre hallado inconsciente en Baiona

Publicado 11/07/2018 16:06:16CET

   VIGO, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El vecino de Baiona (Pontevedra), de 23 años de edad, que fue detenido en relación con la muerte de un varón que a mediados de la pasada semana apareció en un aparcamiento de Baiona (Pontevedra) inconsciente y con un golpe en la cabeza ha quedado en libertad, aunque sigue investigado por el juzgado.

   Según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), el Juzgado de Instrucción número seis de Vigo, en funciones de guardia, decidió dejarlo en libertad, aunque deberá comparecer de forma periódica y tiene prohibido salir de España.

   Tras pasar a disposición judicial este miércoles, el juez ha decidido mantenerlo investigado, aunque está pendiente de determinar el delito concreto que se le imputa a lo largo de la instrucción.

   Agentes de la Guardia Civil detuvieron la tarde del martes a este joven, al que vinculan con la muerte del varón hallado a mediados de la pasada semana en un aparcamiento de Baiona (Pontevedra) inconsciente y con un golpe en la cabeza.

   Según han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado, aunque inicialmente se mantuvo la hipótesis de que el hombre se habría dado el golpe en la cabeza tras una caída fortuita, sin otros implicados, los investigadores mantuvieron abierta la investigación para tratar de determinar las circunstancias de lo ocurrido.

   Así, en la tarde de este martes procedieron a detener a este joven por un delito de homicidio por imprudencia, al encontrar indicios de que el motivo de la caída "pudo venir de un empujón que pudiera haberle dado" al fallecido en el transcurso de una discusión.

   De hecho, estas fuentes han explicado que ahora se investiga si la situación "es tan laxa como en principio parece" o si hay antecedentes de algún problema anterior entre los dos.

   A mayores, las fuentes de la Guardia Civil consultadas han manifestado que ambos estarían ebrios en el momento de los hechos, extremo que sostienen en testimonios de terceras personas que los vieron en la noche del suceso, aunque de momento no han trascendido las posibles pruebas clínicas practicadas al fallecido. De hecho, inicialmente los investigadores relacionaron la embriaguez con la caída, en principio considerada fortuita, del hombre.