A disposición judicial los dos últimos detenidos

Llegada a los juzgados de Marino, del clan de los Morones
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2016 11:07:49 CET

   CANGAS (PONTEVEDRA), 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Las dos últimas personas del 'clan de los Morones' detenidas por la supuesta extorsión a otros vendedores ambulantes de mercadillos, Marino G.J. (hermano de Sinaí Giménez y e hijo del patriarca) y su pareja, han llegado a primera hora de este miércoles al Juzgado de Instrucción número tres de Cangas (Pontevedra).

   Estas dos personas, que fueron detenidas este mismo martes en la parroquia tomiñesa de Amorín, han llegado a los juzgados de Cangas en un furgón de la Guardia Civil sobre las 10,20 horas, donde allegados y familiares se han vuelto a congregar entre gritos de 'injusticia', 'coged a los que violan niños', 'a por los zamoranos de O Porriño', y 'están haciendo una película con los morones'.

   Esta detención se enmarca en una segunda fase de la llamada 'Operación Vida', que se inició hace dos semanas con la detención de otras 11 personas, con varios registros, y la intervención de siete vehículos, varias armas, documentación y una caja fuerte.

   En aquel momento fueron arrestados el patriarca del clan, Olegario G.S.; su mujer, Flora; sus hijos Sinaí, Saúl, Juan Paulo y Consuelo; la pareja de Sinaí; el asistente personal de Sinaí; un nieto de la familia; el responsable de una gestoría de Vigo; y otra persona. El juez ordenó entonces el ingreso en prisión de Olegario, Sinaí, Saúl y Juan Paulo G.; y la libertad para los demás con obligación de comparecer quincenalmente en el juzgado.