Lobatón critica el "juego de especulaciones" en el caso de Diana Quer

Paco Lobatón antes de la presentación de 'Te buscaré mientras viva'
EUROPA PRESS
Publicado 23/06/2018 10:35:16CET

   Advierte que hay más de 6.000 casos de desapariciones sin resolver en España y reprueba el trato de las "frías y distantes" instituciones

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Informar sobre desaparecidos es fundamental, a juicio del periodista Paco Lobatón, pero, "frente a la audacia informativa, tiene que primar la eficacia de la información". Por ello, se muestra crítico con el tratamiento que los medios de comunicación hicieron del caso de Diana Quer, que ha identificado con un "juego de especulaciones".

   Así lo ha trasladado a Europa Press el que fuera presentador de dos programas sobre casos de desaparecidos 'Quién Sabe Dónde' (1992-1998) y 'Desaparecidos' (2018), está haciendo una gira para presentar su libro, 'Te buscaré mientras viva', donde se recogen 14 testimonios de familiares de desaparecidos y que ya va por su segunda edición.

   Tras la presentación de Santiago, el periodista, que este sábado lleva su obra a Boiro, ha transmitido una visión crítica en relación al tratamiento informativo que se desarrolló en el caso de Diana Quer; si bien considera clave informar, puesto que "la actividad pública en torno a las desapariciones es un reclamo importantísimo".

   Sobre el crimen de O Barbanza, sin embargo, entiende que se creó una "dinámica mercantil", donde los objetivos comerciales de los medios de aumentar la audiencia primaron sobre el intimidad y el honor de Diana Quer y su familia. "Es indecente hacer de este caso una exposición a gran escala", ha señalado.

    El libro trata este caso en su prólogo, titulado 'El legado de Diana Quer'. El periodista ha explicado que cuando el libro estaba prácticamente cerrado, apareció el cádaver de Diana Quer y fue detenido 'El Chicle'.

   "La editorial me contactó para que añadiera una reflexión sobre la desaparición, en todos los sentidos, en el plano familiar, social, de la investigación policial y del tratamiento informativo", ha explicado.

   Además, Lobatón ha declarado que dicha parte del libro "era muy compleja porque se había prestado a un juego especulativo" por parte de los medios de comunicación.

   Debido, precisamente, a este "juego especulativo", ha confesado que la recopilación de la información sobre el caso de Diana Quer para el epílogo de su libro resultó clave. Era preciso que "hubiera un relato ordenado y al mismo tiempo un planteamiento de reflexión", así que de esta compilación se encargó un periodista de 'El Correo Gallego', Suso Souto, quien le ha presentado en esta cita.

EFECTOS SOBRE "EL HONOR" DE O BARBANZA

   Al margen del impacto para la intimidad de la familia Quer, el periodista ha constatado que la "competición entre cadenas" que se generó en torno al caso tuvo otros "efectos" negativos. Como ejemplo, ha aludido "al honor de la comarca de O Barbanza", definida en el imaginario "como una comarca cautiva del narco".

   "En el libro, llegamos a hacer una respuesta consistente, recordando que la población gallega de la comarca de O Barbanza, si se ha caracterizado por algo, es por el coraje. El coraje de las madres que han luchado contra los clanes de la droga y que han puesto por encima de todo el valor de la convivencia y los buenos valores", ha reivindicado.

   En esta línea, el autor también ha hablado sobre el caso de Gabriel Cruz, sobre el que ha explicado que "el despliegue desenfrenado de medios" hizo, en su momento, "imposible" el trabajo de la Guardia Civil

   e incluso, si el menor hubiese seguido con vida, podría haber puesto "en riesgo su integridad".

"RECLAMO IMPORTANTÍSIMO"

   En contraposición, ha mostrado "la convicción de que no hay que dejar de informar, paradójicamente, porque si los casos de desapariciones están presentes en la opinión pública, esa presencia actúa también como factor de presión sobre la psicología de las personas que puede terminar confesando (el crimen) o de una persona que está en posesión de un dato" que ayudaría a la investigación.

   "Creo que la actividad pública en torno a las desapariciones es un reclamo importantísimo, una condición para que la esperanza pueda retroalimentarse constantemente", ha subrayado.

   Asimismo, Paco Lobatón cree que "hay que crear referencias y referentes". "Es muy importante reivindicar que en la radio televisión pública un espacio para las personas desaparecidas, porque puede ser y debería terminar siendo un referente en el modo de tratar". Él mismo presentó este año un espacio que cubría este campo con su programa 'Desaparecidos' en TVE, pero que no ha sido renovado.

"INSTITUCIONES FRÍAS Y DISTANTES"

   Tras una larga trayectoria vinculada a casos de desaparición, Lobatón se queja de que "las instituciones, en general, son frías y distantes". "Todavía no hay una progresión importante en ese sentido, tenemos que hacer que la administración en todos sus estratos, empezando por la municipal, sea más sensible", ha expuesto.

   Ante el poco avance que constata por parte la Administración en este campo, Lobatón ha trasladado a Europa Press que "durante mucho tiempo, era un tema que seguramente a la administración le incomodaba".

   Fue en 2009 cuando se creó una base de datos conjunta de las fuerzas y cuerpos de seguridad. El periodista ha señalado que actualmente entre 2010 y 2018 ha habido más de 140.000 denuncias y hay 6.053 casos sin resolver. El libro es "un pequeño muestrario" de 14 de estos casos.

OLVIDO

   Al afrontar su libro, Lobatón entendía que era importante dejar la huella de las historias de los familiares, porque "lo escrito permanece y, de esa manera, se hace un poco de justicia y se lucha contra el olvido". Las familias le explicaron que "el olvido es la verdadera desaparición". Por ello, las familias de la novela estaban "deseosas de que pudiera existir un testimonio duradero".

    "Mi idea del libro era emular a una periodista, la única que ha sido premiada por un Nobel de Literatura, Svetlana Alexiévich". "Con voces de Chernóbil, hizo el ejercicio de desaparecer como periodista y como autora", ha explicado Lobatón. Así, el periodista "quiso hacer eso también con las familias de los desaparecidos, darles voz".

   Además, ha explicado que "la experiencia de volver a hablar con ellos ha sido formidable, en el sentido de descubrir, no solo detalles de lo que pasó alrededor de la desaparición, sino de descubrir la fortaleza que mueve a estas personas y que les hace constantemente regenerar la capacidad de lucha".

   Las historias contadas por 14 familias de personas desaparecidas, suma otros casos como los recientes de Carolina del Valle o Paco Molina. Así, la recaudación de la novela irá a los fondos de la fundación que creó, para seguir ayudando a estas familias.

   Lobatón promovió la creación de la Fundación europea de las personas desaparecidas 'QSD Global', que organizó un foro sobre el tratamiento informativo de las desapariciones en 2016. Sobre este foro, el autor ha destacado que se concluyeron dos "mandamientos": "El tratamiento de una desaparición nunca debe añadir sufrimiento al dolor que las familias experimentan por la ausencia de un ser querido y tampoco es admisible interferir en la investigación policial".

Contador