Manuel Martínez: "Cuando alguien quiere hacer de 12 millones de gestión pública una privada, alguien se beneficia"

Rg Nota+Imaxes A Entrevista 08.04.18// Vicepresidente Deputación De Lugo
CORPORACIÓN DE RADIO Y TELEVISIÓN DE GALICIA
Publicado 08/04/2018 17:19:23CET

   El vicepresidente de la Diputación de Lugo insinúa que "el que mecía la cuna la sigue meciendo"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El vicepresidente de la Diputación de Lugo y alcalde de Becerreá, el socialista Manuel Martínez, ha insinuado que "alguien se beneficia" cuando se trata de hacer de 12 millones de euros de gestión pública una gestión privada, en referencia a la polémica generada por la gestión de las residencias geriátricas provinciales.

   En entrevista a la Radio Galega recogida por Europa Press, ha criticado la decisión de la Junta de Gobierno del ente provincial por la que retira a Suplusa la encomienda de gestión de los geriátricos

   Tras esto, el viernes, el equipo de gobierno que lidera el también socialista Darío Campos llevaba a pleno la ratificación de los convenios con Ribadeo, Trabada, Pol, Pedrafita do Cebreiro, Ribas do Sil y A Fonsagrada para poder abrir las residencias de mayores.

   Pero el punto se retiró del orden del día, porque Martínez y el PP habían anunciado que votarían en contra hasta que los servicios jurídicos se pronunciasen sobre la retirada de gestión a Suplusa acordada en la Junta de Gobierno.

   En este contexto, Manuel Martínez ha defendido que su postura responde a su ideología "socialista" y a su defensa, en consecuencia, de una gestión pública que permita abaratar los costes. En cambio, denuncia que los convenios, que tacha de "torticeros", apuestan en la "letra pequeña" por una encomienda de gestión "muy perjudicial para la Diputación", que tendría también que asumir las posibles pérdidas que registraran los geriátricos.

   Una decisión que Martínez ha atribuido o bien a "comodidad" de sus compañeros del grupo socialista o a que "subsiste o están otras diferencias de otro tipo de cara al posicionamiento para las elecciones municipales y la propia Diputación".

   Ante la intención del ejecutivo provincial de aprobar los convenios en Junta de gobierno --tras su retirada del pleno del viernes--, el vicepresidente considera que la medida tampoco tiene encaje legal e insiste en que desde su punto de vista y "desde el de los juristas de Suplusa", la retirada de competencias en Junta de Gobierno a este organismo también es "ilegal".

   "Cuando alguien tiene intereses en hacer de 12 millones de euros de gestión pública una gestión privada, alguien se beneficia de eso", ha agregado Manuel Martínez, quien ha argumentado que si el precio que se le pone a cada usuario pasa de 1.200 a 1.500 euros "alguien se tiene que forrar".

"EL QUE MECÍA LA CUNA LA SIGUE MECIENDO AHORA"

   Cuestionado por la propuesta de este viernes de llevar los convenios a la Junta de Gobierno ha señalado que piensa que no tiene encaje legal. Pero ha ido más allá. Ha insinuado que se trata de "una maniobra más" de no sabe "quién", "si de entre los diez compañeros o de alguien que está por detrás y mece la cuna, con decisiones que solo pegan un tiro en el pie a los socialistas, enredar en el ambiente y crear expectativas de rechazo a los grupos políticos que están ahora".

   "Yo creo que el que mecía la cuna lo sigue haciendo ahora, ni más ni menos, por personas interpuestas, pero sus intereses, sus medios y sus intereses políticos están ahí", ha aseverado.

   Preguntado si se refería al ex presidente de la Diputación y anterior secretario general del PSdeG, Xosé Ramón Gómez Besteiro, ha eludido la cuestión y ha respondido con sorna: "Yo pecados de pensamiento no cometo, prefiero cometerlos de obra".

   En todo caso, ha reiterado que, en lo que respecta a la actuación sobre los convenios, votará en contra si considera que no es legal.

RUPTURA DE LA DISCIPLINA DE VOTO

   Ante su postura sobre la ruptura de la disciplina de voto con sus compañeros del Partido Socialista, ha ironizado que "en todo caso es el PP" el que vota con él, añadiendo que defiende una "postura coherente. "Si eso me cuesta sanciones y otro tipo de problemas no me preocupa, respeto a mis compañeros de partido, pero no voy a votar en contra de mi ideario, contra mi forma de pensar y contra los ciudadanos de Lugo".

   En todo caso, ha defendido que las discrepancias que se han registrado en la Diputación responden a actitudes "democráticas" y que contribuyen a una actuación "más transparente" en la institución pública, por lo que no cree que el gobierno provincial esté en juego. Incluso considera que Darío Campos, el actual presidente, "está en buena posición".

"POSIBLES" CANDIDATURAS ALTERNATIVAS AL PSOE

   Ante los rumores de que existan candidaturas alternativas al PSOE en las próximas elecciones locales, encabezadas por personas vinculadas al socialismo, ha asegurado que "en política todo es factible".

   "Hay personas del Partido Socialista que en este momento no pueden encabezar listas del PSOE y que quieren presentar legítimamente a la alcaldía, a mi me han llegado rumores e incluso hablé con alguna de estas personas", ha asegurado, aventurando que "pueden incluso tener un buen resultado".

   Y ante su situación personal, ha avanzado que optará a la alcaldía de Becerreá, ya sea en las listas del PSOE o, en caso de no poder, en una candidatura alternativa o con otras vías que no ha concretado.

   "Si por circunstancias de mi coherencia, si al final termino fuera del partido, yo quiero volver a ser alcalde de Becerreá e incluso diputado provincial, entonces exploraremos esas vías que se abren, no solo es una candidatura independiente, hay muchas más vías para participar en las elecciones".

   Pese a esto, ha recalcado que su intención es finalizar su vida política en el PSOE y ser el candidato socialista a la alcaldía de Becerreá. "Yo voy a ser candidato en las próximas elecciones y quiero que el pueblo de Becerreá decida, si puede ser en el PSOE, chapó", aunque matizando que si se le expulsa o se le abre expediente por estas actuaciones "coherentes" con el ideario socialista buscaría otras opciones.

   Pero el vicepresidente de la Diputación no ha querido cuantificar cuántos socialistas podrían estar dispuestos a participar en candidaturas alternativas, aunque ha deslizado la idea de que existe bastante "descontento" en Galicia con la gestión del Partido Socialista desde Madrid y la figura de Pedro Sánchez.

CRÍTICAS A PEDRO SÁNCHEZ Y DEFENSA DE GONZALO CABALLERO

   Se ha mostrado muy crítico con la gestión del PSOE en Madrid, y aunque matizado que a Pedro Sánchez "le sudará lo que piense Manuel Martínez", ha manifestado que no se siente identificado con el proyecto socialista de Sánchez, al que afea "su rechazo a todos aquellos que hicieron grande al PSOE", como Felipe González o Rubalcaba. "Ese Partido Socialista no es el que conocí yo y eso se está trasladando también a la provincia".

   Un "descontento" en la provincia en el que no ha abundado, aunque ha dejado caer que "el que tiene la chequera tiene los recursos", poniendo en "duda" "que si Darío Campos no apoyara a Álvaro Santos y tuviera la chequera de la Diputación, probablemente Santos no habría sido secretario provincial del Partido", pero "eso entra dentro de lo lícito y cada uno vota en consecuencia de intereses subjetivos o colectivos".

   En cambio, defiende al actual secretario general en Galicia, Gonzalo Caballero, que sostiene que "lo está haciendo bien", y al que ve "equilibrado" para ponerse al frente de un "partido que estaba roto y dividido". "Lo veo correcto, prudente, tratando de conocer lo que ocurre en el PSOE, cuenta con mi apoyo aquí y estando fuera de aquí", remarcó.

RPT DE LA DIPUTACIÓN

   Por otra parte, preguntado por su postura ante la RPT de la Diputación de Lugo, ha insistido en que su postura tiene que ser para "beneficiar a todos los trabajadores y no a un grupo de trabajadores", abogando por "sanear" el ente provincial, para que "a igual trabajo igual sueldo, no puede cobrar un señor solo de complementos 3.000 o 4.000 euros y otros unos 500".

Contador