La marcha negra gallega regresa "un poco más optimista" por la comisión de trabajo y las medidas para los camioneros

Previa YoutubeCargando el vídeo....
Actualizado 22/10/2010 18:11:03 CET

El Ministerio de Industria pide a las empresas un stock de carbón importado para garantizar trabajo a los transportistas

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La marcha negra gallega integrada por transportistas del carbón y vecinos de As Pontes y Cerceda que trasladaron este viernes sus protestas a Madrid, frente al Ministerio de Industria, retorna a Galicia "un poco más optimista" tras escuchar las explicaciones del departamento y recibir garantías de que no se cerrará ninguna de las térmicas y que no se producirán despidos.

Más de 200 camiones y unos 15 autobuses en los que viajaban trabajadores de las centrales de As Pontes y Meirama, de las empresas auxiliares y vecinos de dichos municipios se han desplazado hasta Madrid para realizar una manifestación este viernes frente a la sede ministerial del Paseo de la Castellana, encabezada por los alcaldes Valentín González Formoso y José García Linares, ambos socialistas.

Los alcaldes y tres representantes de los transportistas y los trabajadores han sido recibidos por miembros de la Secretaría de Estado de Energía y asesores del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, con los que han estado reunidos durante más de una hora.

Al abandonar la sede ministerial, el alcalde de As Pontes, que ha ejercido de portavoz ante los manifestantes, se ha declarado "un poco más optimista y un poco más tranquilo que antes de entrar". "Es un avance, pero no una victoria, hay que evaluarlo con el paso del tiempo", ha agregado posteriormente en declaraciones a Europa Press.

Según González Formoso, hasta ahora, el Ministerio había manifestado "insensibilidad" hacia las preocupaciones por el impacto que el decreto podría tener en las centrales de As Pontes y Meirama, y había negado el riesgo y la necesidad de tomar medidas. "Hoy sí se reconoce", ha dicho.

MEDIDAS ACORDADAS

El alcalde de As Pontes ha transmitido el compromiso del Ministerio de crear una comisión para evaluar el impacto y, en función de éste, tomar medidas. La comisión, cuya creación ha sido fijada para el próximo miércoles, estará formada por representantes de As Pontes y Cerceda, de los afectados, de las empresas Endesa y Gas Natural-Fenosa, y de los Ministerios de Industria y Fomento, y se reunirá una vez al mes, ha explicado.

González Formoso ha asegurado que no se van a desmantelar las centrales y ha añadido que, a medida que las minas de carbón nacional vayan reduciendo su producción, de acuerdo con la línea marcada a nivel europeo, "las que tienen el futuro asegurado son aquellas que tienen los deberes hechos, aquellas que están transformadas y aquellas que son más eficientes", en alusión a As Pontes y Meirama. Ambas centrales llevaron a cabo recientemente la transformación para utilizar carbón importado, que es más barato y menos contaminante, en vez de carbón nacional.

Por otro lado, el Ministerio ha trasladado el compromiso adquirido tanto por parte de Endesa, que controla la central de As Pontes, como de Gas Natural-Fenosa, a cargo de Meirama, para que no haya "impacto" a causa del decreto "en los centros de trabajo principales ni auxiliares", y así lo ha comunicado González Formoso.

STOCK DE CARBÓN

Asimismo, el Ministerio ha solicitado a Endesa y la empresa se ha comprometido a considerar la creación de un stock de hasta 500.000 toneladas de carbón importado mientras no se concreten el impacto y las eventuales soluciones "para que los transportistas tengan movimiento de carbón en los próximos meses".

Los compromisos que el Ministerio ha trasladado y explicado a los impulsores de la marcha negra gallega ya habían sido comunicados ayer por el ministro al secretario general del PSdeG, Manuel Vázquez. No obstante, González Formoso se ha manifestado satisfecho de haberlos "escuchado de forma directa".

González Formoso ha instado a los integrantes de la mesa a "trabajar" y ha advertido que los impulsores de la marcha estarán "vigilantes" para que el Ministerio cumpla dichas cuestiones.