En Marea advierte de que parques eólicos pueden esquivar las directrices de paisaje

Actualizado 14/02/2018 14:11:25 CET

   Pregunta a la Xunta si espera "hechos consumados" y advierte de que las empresas alegaron para que ese documento no tenga aplicación retroactiva

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

   En Marea ha denunciado que las directrices de paisaje "están paralizadas" desde diciembre de 2016, cuando comenzaron el proceso de consulta pública, algo que ha vinculado con que la instalación de futuros parques eólicos puedan esquivar los criterios que este documento impondrá para la protección del patrimonio.

   En rueda de prensa, el viceportavoz de la formación rupturista en el Parlamento gallego, Antón Sánchez, y el diputado Pancho Casal han acusado a la Xunta de "falta de planificación, de modelo, de participación ciudadana y de retorno económico" en materia de energías renovables.

   Por su parte, Sánchez ha criticado el "acelerón que se pretendió dar para seguir engordando las cuentas de las eléctricas y de los bancos" a través de la ley de implantación de iniciativas empresariales, a la que se ha referido como "ley de depredación" y que ha recordado que reduce los trámites a las compañías.

   Subrayando la apuesta de su grupo por las renovables y en concreto por el sector eólico, con gran "potencial" en Galicia, el viceportavoz de En Marea ha censurado cuestiones que el Gobierno gallego, a su juicio, "no está haciendo", como tener en cuenta el impacto, la eventual "destrucción" del patrimonio y la distancia de los molinos a los núcleos de población.

"ESTAFA GENERALIZADA"

   Así, ha puesto como ejemplo dos parques previstos en Cabana de Bergantiños y en Laxe, en la provincia de A Coruña, para denunciar la "estafa generalizada". En el primero de los casos, ha cifrado en unos 2.000 euros anuales lo que repercutirá su instalación en el pueblo: "No significa nada", ha dicho. En el segundo, ha apuntado que los vecinos no recibirán "ni un solo euro", por ser tres torres, y pese al rechazo de la corporación.

   Por su parte, Pancho Casal, previamente, aludió al canon eólico y a los 40 millones de euros, según sus números, que todos los gallegos tendrán que pagar "para devolverle a las eléctricas" lo que abonaron por este concepto en el año 2013.

   Por todo ello, En Marea presentará iniciativas orientadas a "revisar" el plan sectorial eólico de Galicia, teniendo en cuenta que las directrices de paisaje, según indica, contemplan su modificación una vez estén aprobadas.

   Con su "paralización", se ha preguntado Antón Sánchez si el Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo pretende llegar a los "hechos consumados", con parques ya instalados y que no hayan seguido criterios más estrictos de protección del paisaje.

   Y es que en esta misma línea también ha indicado que algunas empresas interpusieron alegaciones a ese documento, precisamente, para que una vez entre en vigor no tenga una aplicación con carácter retroactivo.