En Marea insta al PSOE a que "cumpla su promesa" y ejecute la "retirada" de Ence de la ría de Pontevedra

Marcos Cal, diputado de En Marea
EN MAREA
Publicado 06/07/2018 15:49:11CET

   La concesión de la planta de Lourizán concluiría el 29 de julio pero fue prorrogada hasta 2073 hace por el gobierno en funciones de Rajoy

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

   En Marea ha instado al PSOE de Pedro Sánchez a "cumplir con la promesa" que mantuvo en la oposición y, ahora, desde el Gobierno de España, ponga fin a la actividad de la planta de Ence en la ría de Pontevedra aprovechando "la excelente oportunidad" que brinda el fin de la concesión de actividad, que concluye el próximo 28 de julio.

   Sin embargo, en enero de 2016, el popular Mariano Rajoy, al frente de un Ejecutivo estatal en funciones tras la celebración de las elecciones generales de diciembre de 2015, concedió una prórroga por 60 años más para que la pastera continúe en Lourizán hasta 2073.

   En una rueda de prensa celebrada este viernes, el diputado de En Marea Marcos Cal ha tachado de "inaceptable" la decisión adoptada hace dos años y medio por un gobierno en funciones que "desoyó los mandatos judiciales existentes, que indicaban a la administración la necesidad de incoar un expediente de caducidad" para la planta.

   A ello, Cal ha sumado "los numerosos incumplimientos" de Ence-Elnosa en cuestiones como seguridad ambiental, limitación de actividad al producir energía cuando la concesión "no la contempla" o la "modificación de las edificaciones superando el volumen y la altura permitidas", entre otras, lo que, a su juicio, constituyen razones para "acabar" con la actividad de la planta pastera.

   "Los pliegos de la concesión indican que se puede proceder a la paralización de la actividad existiendo incumplimientos, y existen motivos más que de sobra en ese sentido", ha remarcado, para luego poner el foco en que se trata de "una decisión política" al margen del curso de los procedimientos judiciales abiertos.

PROMESA DE SÁNCHEZ

   De este modo, ha recordado que el propio Pedro Sánchez incluyó la paralización de la actividad de Ence en sus promesas electorales y que son varios los alcaldes y responsables municipales del Partido Socialista, así como su grupo en el Parlamento gallego, quienes se oponen a la continuidad de la pastera, cuya salida de Lourizán supondría "recuperar una de las zonas más productivas de Galicia desde el punto de vista marisquero".

   En este sentido, ha apuntado a la "pérdida" desde el año 2000 de "500 licencias marisqueras" en la ría de Pontevedra como contraposición al argumento del mantenimiento de los puestos de trabajo de la fábrica como razón para la continuidad de Ence. A ello, ha sumado las "posibilidades turísticas" que abriría para la zona la salida de la planta.

   Además, Marcos Cal ha incidido en que Ence constituye "el caso más grave de puertas giratorias en Galicia", ya que, como ha recordado, en su consejo de administración figuran Isabel Tocino y Carlos del Álamo, que ocupaban las carteras de Medio Ambiente en los Gobiernos central y autonómico en los años en los que Ence "fue privatizada".