En Marea “intentará” que “todos” los grupos “estén” representados en la Mesa

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

En Marea “intentará” que “todos” los grupos “estén” representados en la Mesa

Los diputados de En Marea entregan sus credenciales
EN MAREA
Publicado 13/10/2016 15:04:19CET

   Los grupos mantienen conversaciones para el reparto de los puestos institucionales, que no cerrarán hasta la semana próxima

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz de En Marea y diputado electo, Luís Villares, se ha reafirmado este jueves en que el reparto de la Mesa del Parlamento debe ajustarse a los criterios de "pluralidad" y "proporcionalidad" según los resultados de las urnas del 25 de septiembre, pero también ha defendido una composición de este órgano "los suficientemente amplia" para que "todos los grupos" estén "representados".

   "A partir de la semana que viene vamos a intentar ese vector fundamental", ha esgrimido, en declaraciones a los medios, tras acudir al registro con el resto de miembros que compondrán el Grupo Parlamentario de En Marea a presentar las credenciales para la X Legislatura.

   Y es que el Pazo do Hórreo ha albergado en los últimos días los primeros contactos entre los grupos para el reparto de los puestos institucionales de la Mesa, órgano rector de la Cámara, que deberá quedar constituido en la sesión del 21 de octubre, si bien por el momento tienen carácter "embrionario" y la composición no quedará cerrada hasta la semana que viene.

   En relación a esta cuestión, Villares ya había avanzado que, como segunda fuerza gallega en votos, En Marea "hará valer" esa posición, ya que entiende que debe ser atendido el principio de la "proporcionalidad" y contar con un puesto fijo para toda la legislatura, aunque ha rechazado anticipar "nombres" para ocupar dicho cargo "a la espera de que haya unos canales de negociación abiertos" y se "pacte" un reparto de responsabilidades según la "pluralidad y proporcionalidad".

   Sin embargo, En Marea consideraría positivo que el BNG también pudiese estar en la Mesa. En este sentido, Villares ha vuelto a insistir este jueves en la idea de que sería necesaria una composición "lo suficientemente amplia" para que "todos los grupos" puedan estar representados.

   "Lo que dijimos es que vamos a intentar que la composición sea lo suficientemente amplia para que, respetando la proporcionalidad, todos los grupos puedan estar representados. En el proceso de diálogo que abriremos a partir de la semana que viene, vamos a intentar ese vector fundamental", ha asegurado.

   En cuanto a los lugares a ocupar en el hemiciclo, una cuestión que los representantes de las distintas fuerzas ya trataron el lunes con el presidente del Parlamento, Miguel Santalices, Villares ha defendido que no habrá "ninguna disputa". "Somos la segunda fuerza y eso da lugar a una determinada composición del hemiciclo", ha subrayado.

LA SEMANA QUE VIENE SE CERRARÁ EL REPARTO

   Fuentes de las diversas fuerzas que conforman el arco parlamentario gallego han confirmado a Europa Press los primeros contactos en relación al reparto de la Mesa. De hecho, este mismo jueves se produjo un encuentro entre el portavoz de En Marea y diputado electo, Luís Villares, y el socialista Xoaquín Fernández Leiceaga. Villares también ha tenido la oportunidad de saludar al popular Pedro Puy.

   En todo caso, estos contactos adquieren por el momento un carácter informal y no se profundizará en el diálogo hasta la semana próxima, a la espera de que los socialistas ratifiquen a su portavoz (puesto para el que previsiblemente la gestora propondrá a Leiceaga) y también de que el PPdeG 'oficialice' si Pedro Puy sigue en el cargo que ocupa desde que relevó a Manuel Ruiz Rivas en 2011.

   El reglamento estipula que, tras la constitución del Parlamento, la primera decisión que adoptará el pleno es la elección de los miembros de la Mesa. El presidente, puesto que se elige por mayoría absoluta, lo señalará el PP.

   Posteriormente se eligen el resto de los nombres del órgano rector de la Cámara en otras votaciones. En este caso, lograrán los puestos de vicepresidente primero y secretario los más votados para cada uno de estos asientos en las respectivas elecciones entre diputados, lo que significa que automáticamente irán para el PPdeG por su mayoría absoluta.

   A la espera de que se concreten las directrices en el Grupo Popular, lo previsible es que el PPdeG asuma los tres puestos que le garantizan la mayoría absoluta en la Mesa --y que ocupaban hasta ahora Miguel Santalices (presidente del Parlamento), Marta Rodríguez Arias (vicepresidenta primera) y José Manuel Balseiro (secretario)-- y se no interfiera en los dos restantes.

NECESIDAD DE ACUERDO

   La vicepresidencia segunda y la vicesecretaría recaerán en los segundos más votados, por lo que en este caso sí será necesario el diálogo entre las fuerzas, ya que si cada grupo votase a su propio candidato, el BNG (con seis diputados) quedaría fuera y habría empate en el número de votos PSdeG y En Marea.

   El reglamento determina que, para solucionar esta cuestión, se harán votaciones sucesivas hasta que se solvente el problema, lo que obligaría a otro grupo a decantarse por una de estas dos fuerzas, salvo que En Marea y PSdeG acuerden repartirse un puesto cada uno ya de antemano y apoyarse mutuamente.

VOLUNTAD DE DIÁLOGO

   Por otra parte, a las puertas del arranque del nuevo mandato, Luís Villares ha subrayado la voluntad de diálogo de En Marea y su intención de buscar "acuerdos" con el resto de grupos políticos, aunque ha admitido que "la mayoría absoluta del PP tal y como se llevó a cabo en anteriores legislaturas va a hacer difícil cierto trabajo parlamentario".

   Dicho esto, "haya o no mayorías absolutas o acuerdos, que se buscarán", ha reivindicado que el "empeño" de En Marea es "trabajar en la calle, con la gente" y ejercer "de la voz de la ciudadanía en el Parlamento.

"MÁS FUERZA" DE LA CONFLUENCIA

   En cuanto a la información publicada por 'La Voz de Galicia', relativa a que el ahora parlamentario electo de En Marea Juan Merlo fue muy crítico hace un año con la confluencia para las generales del 20 de diciembre y tildó el proyecto de "patera asquerosa" en un chat interno de Podemos, Villares ha replicado que "los comentarios de hace un año son de hace un año".

   "Lo que demostró el proceso de confluencia durante este año es que era capaz de sumar en positivo a muchos sectores sociales que fueron capaces de crear en marea como proyecto político. Los 14 diputados somos la mejor muestra de que ese proyecto tiene futuro, más fuerza", ha zanjado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies