Martiño Noriega celebra el preacuerdo Podemos-IU

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, apoya la labor de la AECC
EUROPA PRESS
Actualizado 10/05/2016 16:04:35 CET

   Martiño Noriega sostiene que "nunca" ha tenido "dudas de que eso tiene que ser el horizonte y de que tienen que ser procesos complementarios"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, ha considerado una "buena noticia" el preacuerdo alcanzado entre Podemos e Izquierda Unida para concurrir a la repetición de elecciones del 26 de junio --el cual todavía tienen que ratificar las bases-- y ha reivindicado que Galicia ha sido "pionera" en la confluencia.

   "Llevo mucho tiempo, años, reivindicando que, además de la unidad popular y de las confluencias que se estaban dando en Galicia, en Valencia y en Cataluña, era necesario a nivel de Estado un acuerdo de las sensibilidades de la izquierda federal", ha manifestado, a preguntas de los medios, Martiño Noriega.

   El regidor compostelano ha apuntado que, con este preacuerdo, "se ha dado un paso adelante para la acumulación de fuerzas". "Y si eso se completa en una apuesta por las confluencias dentro de la diversidad del Estado, yo creo que se está en disposición de disputar la hegemonía al PP en las próximas elecciones. Es una buena noticia", ha subrayado.

   Preguntado por si considera que Anova corre algún riesgo de quedarse diluida en el pacto; Noriega ha sostenido que "no tendría por qué, porque el pacto de En Marea hace unos meses ya recogía la presencia de EU, Podemos y también de Anova, y plataformas ciudadanas".

   El primer ensayo de la confluencia tuvo lugar en 2012 cuando Anova y Esquerda Unida (las principales patas), junto con los Ecosocialistas y Equo, se unieron en Alternativa Galega de Esquerda (AGE), coalición electoral que irrumpió en el Parlamento autonómico con nueve diputados como tercera fuerza política y superando al BNG en el hemiciclo gallego (que en enero de ese año había vivido la asamblea de Amio, tras la que se produjeron las principales escisiones de la formación nacionalista, entre ellas, la de los irmandiños de Xosé Manuel Beiras).

   La siguiente cita electoral en la que se repitió la experiencia fueron las europeas, en las que Xosé Manuel Beiras se posicionó a favor de una confluencia con Izquierda Unida (IU) y que en Galicia tomó forma de Alternativa Galega de Esquerda en Europa (AGEe), lo que llevó a la labriega gallega Lidia Senra a Bruselas. La apuesta que hizo Beiras por la formación de Yolanda Díaz, coordinadora nacional de EU-IU, le costó, internamente, la marcha de quienes lo acompañaron históricamente como núcleo próximo (y que fuera de Anova se constituyó como Cerna).

   Ya en las elecciones municipales, la formación liderada por Beiras y la de Yolanda Díaz se implicaron en las plataformas para la configuración de candidaturas ciudadanas, mientras que Podemos --que no concurrió como tal al proceso-- apoyó con diferente implicación la confluencia que tuvo su plasmación en los gobiernos actuales de Ferrol, A Coruña y Santiago de Compostela (con Ferrol en Común, Marea Atlántica y Compostela Aberta, respectivamente), además de otras localidades por toda Galicia.

ELECCIONES 2015 Y AUTONÓMICAS

   Finalmente, los ensayos desde 2012 desembocaron en 2015 en las elecciones generales con la candidatura En Marea, que se presentó en forma de coalición de Anova, Podemos Galicia y Esquerda Unida, aunque contó con el apoyo de Encontro por unha Marea Galega y varias mareas ciudadanas, que forman parte actualmente de la mesa de coordinación.

   El acuerdo logrado a última hora vino precedido de la firma de lo que se ha conocido como manifiesto de Mazarelos y en la que las tres formaciones políticas sellaron el compromiso de impulsar un proceso de confluencia para todos los niveles institucionales, y que fructificó con la coalición En Marea, que irrumpió con seis diputados y dos senadores en las Cortes.

   De hecho, nada más cosechar el éxito electoral, la propia Díaz declaró que "En Marea era la única alternativa posible para derrotar al PP". "Entendimos el mensaje y desde hoy nos ponemos en marcha, desde ya mismo, para derrotar en las próximas elecciones autonómicas" al PP, proclamó la propia noche electoral Yolanda Díaz para lanzar ya el proceso para las gallegas de este 2016.

REPETICIÓN DE GENERALES Y TENSIONES

   No obstante, los acontecimientos de las últimas semanas han provocado tensiones entre los socios y tuvieron el fin de semana pasado su último capítulo con las declaraciones del líder de Anova, Xosé Manuel Beiras, en las que sugirió que la coordinadora nacional de Esquerda Unida, Yolanda Díaz, quería "sacarlo" de "en medio" y entendió que debía explicar "por qué". A ello respondió el lunes la diputada de En Marea, quien expresó su "respeto absoluto y admiración" hacia el veterano nacionalista, "historia viva" de Galicia.

   Tras lo ocurrido, los alcaldes de las mareas evitaron este lunes públicamente agrandar la herida con una apelación a la "responsabilidad". Las declaraciones públicas y conversaciones privadas rebajaron las tensiones.

   Esta situación se da en los días previos a la asamblea general de En Marea, que tiene lugar este domingo 15 en Santiago de Compostela, y que viene precedida de otra de Mareas en Común, el espacio político impulsado por espacios como Marea Atlántica o Ourense en Común para una candidatura en las autonómicas, y que es el proyecto que la dirección de Esquerda Unida con Yolanda Díaz a la cabeza y los diputados elegidos por En Marea que son inscritos de Podemos han apoyado ahora para las autonómicas, frente a la reformulación de la candidatura en la que han participado y aspiran a volver integrar en la repetición de las generales.

   Frente a la posición de los dos diputados inscritos de Podemos Galicia (entre ellos Ángela Rodríguez, que pugnó por el liderazgo de la formación en las primarias internas, que perdió), los documentos aprobados por la formación morada reconocen únicamente a En Marea como el espacio de confluencia para las autonómicas y, de no darse, se iría en solitario a la cita con las urnas.

   Por su parte, Anova apuesta por En Marea y por la conversión de la coalición en partido instrumental para las elecciones generales, postura de la que, no obstante, discrepan Esquerda Unida y Podemos Galicia (en el caso de la repetición de las generales). En todo caso, esta cuestión quiere ser sometida a votación por parte de la formación que lidera Xosé Manuel Beiras el próximo domingo 15.

SOBRE LA CONFLUENCIA DE EN MAREA Y MAREAS EN COMÚN

   Preguntado este martes por si cree posible la confluencia de Mareas en Común y En Marea, como así aboga Compostela Aberta (espacio que apoya el grupo de gobierno de Santiago y al que pertenece), Noriega ha dicho que "nunca" ha tenido "dudas de que eso tiene que ser el horizonte y de que tienen que ser procesos complementarios".

   "Yo entiendo que Mareas en Común representa más un perfil ciudadanista y de las plataformas municipales, que complementa lo que fue la coalición partidaria; y que, por lo tanto, no tengo ninguna duda de que imperará el sentido común y de que, de todo el proceso, podrá salir un proceso único para poder disputarle la hegemonía al Partido Popular", ha sentenciado.

   Noriega ha reivindicado que Galicia "es pionera" en acumulación "de fuerzas" y ha defendido que "lo que ayer (por este lunes) ocurrió a nivel del Estado lleva tiempo ocurriendo aquí hace años".

   Sobre la cuestión del partido instrumental, el alcalde compostelano ha rechazado "entrar en cuestiones procedimentales". "Ya lo he dicho en otras ocasiones que, más allá de que se busque la mejor herramienta, lo importante es mantener la unidad popular y estamos en un momento histórico", ha priorizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies