Más de 400.000 trabajadoras gallegas, llamadas a protestar el 8 de marzo contra la "discriminación" con paros laborales

Registro de la convocatoria de huelga del 8 de marzo por la CIG
EUROPA PRESS
Publicado 29/01/2018 14:32:09CET

CIG sitúa a las mujeres como "las grandes víctimas de las reformas y recortes que los gobiernos han aplicado bajo la excusa de la crisis"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las más de 400.000 mujeres asalariadas de Galicia, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), están llamadas a movilizarse el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora. En palabras de la secretaria confederal das Mulleres de la CIG, Margarida Corral, el objetivo es que abandonen sus puestos de trabajo en paros laborales de dos horas como "señal de protesta contra la discriminación".

En un acto en Santiago, después de registrar la convocatoria para la huelga, Corral ha explicado a Europa Press que la iniciativa de huelga presentada corresponde a "un parón laboral dividido en tres turnos" de trabajo (con un menor impacto económico que la huelga): el primero entre las 00,00 y las 02,00 horas de la madrugada del 8 de marzo; el segundo entre las 12,00 y las 14,00 horas; y un último entre las 19,30 y las 21,30 horas.

El llamamiento a secundar el paro persigue un doble objetivo, según ha concretado: "simbolizar la denuncia frente a la discriminación" con el abandono de los puestos de trabajo; y poner fin a "la hipocresía que genera la convocatoria de huelga institucional", que acaba con la esencia histórica de la fecha.

En su lugar, la CIG anima a las mujeres a participar en las movilizaciones convocadas por parte del movimiento feminista y de las organizaciones sindicales que apoyan a la mujer. Además, pide a "todas las mujeres" que "acudan a las concentraciones de sus ciudades" para "demostrar que realmente va a haber un antes y un después" del día 8 de marzo.

HUELGA INTERNACIONAL EN MÁS DE 50 PAÍSES

Margarida Corral Sánchez ha informado de que "un total de 57 países" a lo largo de todo el mundo "han convocado la huelga internacional de mujeres" para "denunciar la discriminación en el ámbito laboral", pero también en el "social".

En este sentido, ha apuntado a las "agresiones físicas y machistas", a las que ha calificado como "feminicidios" que "acaban con la vida de miles de mujeres en todo el mundo" cada año. En España la cifra de mujeres asesinadas víctimas de violencia machista ascendió a un total de 55 en el año 2017, con 2 casos en Galicia.

LAS DISCRIMINACIONES PERSISTEN

Igualmente, ha incidido en que las mujeres son las "grandes víctimas del conjunto de reformas y recortes que los gobiernos han aplicado bajo la excusa de la crisis" y que "las discriminaciones respecto a los hombres se han agrandado".

Así, ha recordado que las mujeres gallegas perciben de media unos ingresos "equivalentes al 77,7% de los ingresos de un hombre" actualmente, mientras que en 2009 este porcentaje era del 76,9.

También ha añadido que la brecha salarial en Galicia es del 23%, ya que el salario medio anual de los hombres se sitúa en los 20.243 euros y el de las mujeres en 15.730.

CONVOCATORIA ESTATAL DE CC.OO. Y UGT

Por otra parte, este lunes en Madrid, los sindicatos CC.OO. y UGT han anunciado también la convocatoria de "paros laborales" de dos horas para el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer y fecha para que las organizaciones de mujeres vienen convocando una huelga feminista que afecte al empleo, el consumo y la educación.

Lo han explicado en rueda de prensa la vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas; el secretario General de este sindicato, Pepe Álvarez; la responsable de Igualdad en CCOO, Elena Blasco; y el secretario general del sindicato, Unai Sordo.

Según ha concretado Blasco, los paros serán de dos horas "en las horas centrales de la mañana y la tarde", fórmula que se ha adoptado para "garantizar el éxito de la convocatoria", darle "cobertura legal", facilitar la negociación de los trabajadores que quieran consensuarlo con las empresas para sumarse, y "dar impulso político a la reivindicación".