Más de 750 personas disfrutaron del MelonaFest #3

Público durante el MelonaFest #3
REMITIDA
Actualizado 12/04/2018 18:19:03 CET

   Los organizadores ven "consolidado" el proyecto y ya piensan en la cuarta edición

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Más de 750 personas disfrutaron entre el 4 y el 8 de abril de las actividades encuadradas dentro del MelonaFest #3, lo que supone un incremento con respecto al año pasado de más de 200 personas.

   "Las cifras demuestran la consolidación del proyecto", destaca uno de los miembros del colectivo La Melona, Coque Dosil, quien considera que la ciudad "está sedienta de propuestas que se salgan de lo común".

   Los cuatro días de conciertos y actividades culminaron el sábado con la sesión de noche en la Sala Malatesta. Allí tocó el plato fuerte del festival, Esplendor Geométrico.

   Los madrileños hicieron un repaso a sus casi 40 años de carrera en un concierto que estuvo a punto de colgar el 'no hay billetes'. Junto a ellos, y por el mismo escenario, desfilaron Emilio José e Os Indígenas, la lisboeta Nídia, el sevillano Bronquio y los locales Pálida y KadettGSI.

   Esa misma jornada, el público asistió de manera gratuita a los conciertos en la carpa instalada junto al bar Embora, sin que la lluvia hiciera acto de presencia. Fueron cinco bandas: Blanco Palamera, Mounqup, Dois, Vietnam y Cuchillo de Fuego.

EL RESTO DE JORNADAS

   El festival arrancó el miércoles de la mano de Timpahn y su electrónica industrial. El barcelonés no pudo desplegar toda su batería de sonidos debido a una lesión en el hombro, pero deleitó al público con una buena dosis de ritmos bailables de la mano de sintetizadores y samplers.

   El festival continuó el jueves con la proyección de 'Geometría del Esplendor', que recorre la historia de la banda madrileña Esplendor Geométrico, para continuar posteriormente con tres conciertos en la Fundación SGAE: Mazmorra, Rayotaser y Baiuca.

   Los bilbainos Mazmorra, con Ana Arsuaga a la cabeza, ofrecieron un concierto que se movía entre la electrónica, los ritmos latinos y el soul. Cuando su concierto estaba alcanzando el clímax, un problema con los instrumentos les hizo imposible continuar con el show.

   Cogieron el relevo los gallegos Rayotaser, quienes con sus synthpop consiguieron caldear un ambiente enrarecido tras el inesperado fallo de Mazmorra, dejándolo perfecto para Baiuca.

   El gallego Alex Casanova y su nuevo proyecto fueron, sin lugar a dudas, las estrellas de la jornada. Su mezcla de electrónica y música tradicional gallega consiguieron enganchar al público y ponerlo a bailar en éxtasis. Sin duda, una propuesta original en la que samplers y sintetizadores se mezclan en directo con flautas y 'cunchas'.

   Ya el viernes fue el turno de Galope Mestizo y Manu Louis, quienes llenaron la tarde de ritmos bailables y propuestas novedosas en Unitaria tras la charla 'Eu fíxeno antes', en la que diferentes personalidades de la cultura debatieron sobre los límites del plagio, la inspiración y las implicaciones de las nuevas tecnologías en el proceso de creación.

   La noche se cerró en el Corzo Club con una sesión dedicada única y exclusivamente al trap, encabezada por Boyanka Kostova, grupo perteneciente al propio sello de La Melona. Los compostelanos presentaron su nuevo trabajo 'Vella Canción Galega'. Estuvieron acompañados en el escenario por los portugueses Ângela Polícia y los también gallegos SAD DAMN HOSSE LEAN.

   Los organizadores se muestran satisfechos por la acogida de esta tercera edición. "Hemos cumplido con los objetivos marcados", asegura Coque Dosil. "Ya estamos pensando en la cuarta edición", finaliza.

Contador