Médicos gallegos alertan de que "el monstruo abominable" del decreto en sanidad otorga "patente de corso" para recortes

Actualizado 11/05/2012 19:30:07 CET

Advierten que no se quedarán "de brazos cruzados" ante "barrabasadas" y harán campañas para informar a sus pacientes de sus consecuencias

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Representantes de los médicos del Servizo Galego de Saúde (Sergas) --tanto de hospitales como de atención primaria-- han cargado contra "el monstruo abominable" que supone en Galicia el Real Decreto 16/2012 de medidas urgentes en Sanidad aprobado por el Gobierno central, que otorga "patente de corso" para llevar a cabo "cualquier barrabasada" en materia de recortes de prestaciones.

En rueda de prensa celebrada este viernes en Santiago de Compostela, el presidente de CESM-Galicia, Cándido Andión, ha denunciado que los médicos del Sergas "han aguantado hasta ahora recortes y presiones de todo tipo por parte de los gestores", por lo que ha justificado que es momento de que los médicos denuncien que este decreto provocará que futuras generaciones tenga una menor esperanza de vida.

En este sentido, Andión ha censurado los "recortes in crescendo" en la sanidad pública gallega "bajo el pretexto de la crisis" dan lugar a masificación de consultas, no sustitución de bajas, limitaciones en la tasa de reposición --con la entrada de un médico por cada diez que se jubilen-- o sobrecarga asistencial, los cuales "indudablemente" inciden en la calidad del servicio.

De este modo, los portavoces de CESM-Galicia y Omega --máximo representante en la mesa sectorial de sanidad-- han criticado los recortes "por motivos de ahorro crematístico" y "a cualquier precio", que influirán "más aún" sobre la asistencia sanitaria y sobre los médicos y pacientes, que son "los paganos" de la crisis.

"SIN BRAZOS CRUZADOS"

En esta línea, Andión ha advertido que "todas las agresiones" a los pacientes y profesionales "tienen un límite de permisividad". "Y hemos dicho hasta aquí", ha sentenciado.

Al respecto, ha apuntado que los médicos no se van a quedar "de brazos cruzados", por lo que abogan por informar a los pacientes sobre la degradación que supone el decreto de medidas en sanidad.

Todo ello, para acusar al decreto de "falaz" a la hora de defender la asistencia universal, pública y gratuita, mediante "un muro de ocultación de pequeños ladrillos de mentiras" que convierte a la ley "en un monstruo abominable que acaba con todo lo que dice proteger".

UNOS 800 MÉDICOS QUE PASARÁ A SER "SIMPLES FUNCIONARIOS"

A modo de ejemplo, los representantes de los profesionales gallegos han alertado de que entre médicos, enfermeras y matronas "hay 800 profesionales" afectados que pueden integrarse en la Xunta y dejar su puesto como sanitarios para "ejercer de simples funcionarios, no como médicos".

En el capítulo de recursos humanos, los médicos gallegos han advertido que "no se ha ahorra ni un céntimo" pero que "va a complicar" la actividad asistencial, de forma que se modifican y suprimen algunas categorías --como los de Asistencia Pública Domiciliaria o cupo y zona-- "y se les condena al ostracismo de un futuro totalmente desconocido".

CUATRO POLÍTICOS POR CADA MÉDICO

En esta línea, los representantes de los facultativos han censurado que "es indignante" que en España existen 445.600 políticos frente a 165.967 médicos, lo que da un ratio de casi cuatro políticos por cada médico.

De hecho, ha remarcado que los políticos en el Estado son más que el número de profesionales entre bomberos, policías y médicos. Por ello, Andión se ha preguntado si "lo que sobran" son funcionarios o políticos.

En este sentido, los representantes de los médicos han remarcado que su denuncia no va contra un partido político en concreto, sino contra todos los que han tenido poder de gestión en los últimos años como es el caso actual del Ejecutivo del Partido Popular tanto en el Estado como en Galicia, aunque han recordado que el PSOE tiene la posibilidad de presentar recurso de inconstitucionalidad en el Congreso y no lo ha hecho.

CRÍTICAS A CADA CAPÍTULO

En detalle, el presidente del sindicato Omega, el doctor Crespo, ha desgranado capítulo por capítulo los aspectos negativos del decreto, y ha criticado que "en ningún momento entra a definir qué es lo que engloba el término de asistencia sanitaria", al "ignorar arcos muy específicos", lo que otorga "patente de corso" para "llevar a cabo cualquier barrabasada".

En concreto, alerta de que se atenderán a los pacientes sin tarjeta sanitaria pero se les pasará la factura, de forma similar al caso conocido esta semana en Valencia de una ciudadana china a la que se envió una factura de más de 20.000 euros para pagar una operación de un tumor.

En este sentido, los médicos han defendido que seguirán atendiendo a cualquier paciente independientemente de que tenga o no tarjeta sanitaria, aunque han alertado del riesgo de saturación en los servicios de urgencias gallegos.

Tras cargar contra el copago farmacéutico, el doctor Crespo ha reprochado que el decreto se escuda en criterios políticos y no científicos para retirar medicamentos sujetos a subvención como los destinados a "síntomas menores".

MENOR EXPECTATIVA DE VIDA

Por todo ello, los médicos gallegos creen que la expectativa de vida de futuras generaciones será menor, al tiempo que ha alertado de la "imposibilidad" de los pensionistas para hacer frente al gasto de su medicación, "porque será o su medicación o comer".

En esta defensa de la necesidad de no disminuir el número de médicos, se ha destacado que la sanidad española es más barata que la portuguesa y griega, y ha apuntado que el Estado dedica a ella "menos del 6 por ciento del Producto Interior Bruto".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies