Méndez se reivindica como el candidato de la "unidad" frente al del "problema interno"

José Luis Méndez Romeu
EUROPA PRESS
Publicado 22/05/2016 11:14:57CET

   Augura "un buen resultado" a su partido, que no será "el manzanillo de las mareas", y no cree que Galicia vaya a "jugar con fuego" y apoyarlas

   Sostiene que "en ningún caso" optará a liderar su formación y opina que debe asumir el cargo alguien de "una generación distinta"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   José Luis Méndez Romeu (A Coruña, 1951), uno de los aspirantes a las primarias del PSdeG resume las opciones de los militantes socialistas en este proceso interno con "una disyuntiva muy clara". "Una candidatura orientada a la unidad del partido y, sobre todo, al gobierno de Galicia y otra candidatura más atenta al problema interno de la organización", ha planteado.

   Con todo, en una entrevista concedida a Europa Press, describe a su oponente, Xoaquín Fernández Leiceaga, como "una persona de gran capacidad y experiencia parlamentaria" que está haciendo su campaña "desde el respeto en cuanto a las formas de hacer política".

   Así pues, y a la vista de que estas primarias llegan "demasiado cerca" de las elecciones autonómicas, ha hecho una vez más un llamamiento a cerrar "una candidatura de unidad". "Existen diferencias de proyecto, pero se pueden integrar las distintas sensibilidades con un objetivo común", ha apelado, desde la convicción de que "no es bueno ofrecer una imagen de división".

   De hecho, el también portavoz parlamentario del PSdeG expresa su temor a que el resultado de las primarias sea una mayor desunión del partido. "Tenemos que superar las diferencias y centrarnos en lo que nos preocupa, el gobierno de Galicia, y no en quién manda en la organización", ha argumentado.

   Al hilo de ello, deja claro que "en ningún caso" tratará de hacerse con las riendas de la organización en el congreso previsto en la segunda mitad del año. "Yo sólo participaré como un afiliado más", ha asegurado, al tiempo que ha opinado que "una generación distinta debe hacerse cargo" del PSdeG con "proyectos a medio y largo plazo" que él se limitará a "apoyar".

RENOVACIÓN

   En paralelo a esa defensa de la renovación para el control orgánico de su formación, el coruñés reivindica su experiencia para asumir el reto de competir por la Xunta en representación del PSdeG.

   Además, desmiente que su candidatura sea la de "la vieja guardia". "Me han apoyado desde personas que han tenido una gran representación e importancia hasta personas que han llegado a los ayuntamientos hace ocho meses y son de generaciones nuevas", ha esgrimido, antes de considerar "infundadas e interesadas" las críticas sobre que representa falta de renovación.

   "Yo me encuentro cómodo en esa organización tan amplia que me está impulsando", ha profundizado, y ha hecho hincapié en que en su equipo "las diferencias en torno a cuestiones puntuales" se resuelven a través del debate pero "sin apartarse de unos objetivos comúnmente compartidos".

   A renglón seguido, ha contrastado este proceder con el "hecho" de que ha habido "una implicación activa de personas" en favor de la candidatura de su oponente que, "por su representación institucional, deberían tener un carácter neutral".

   Pese a estas críticas, Méndez Romeu ha enfatizado que persigue que la suya sea "una campaña constructiva" y que en su ánimo está que las primarias permitan "situar la organización en una nueva etapa que supere estos últimos tiempos de división atroz" y, por tanto, se recupere la "eficacia" en "la defensa de las necesidades de los ciudadanos frente a las políticas inadecuadas" de la Xunta.

   FUTURO DEL PSdeG

   Tras insistir en que no le "interesan" las disputas internas y en que su único objetivo es "sustituir a Feijóo", ha augurado que su partido tendrá "un buen resultado" en los comicios previstos el próximo otoño. Tanto es así que ha afirmado que el PSdeG, con él en los carteles, no será "el manzanillo de las mareas".

   En esa línea, ha recuperado sus críticas a las confluencias, porque, desde su perspectiva, su acción de gobierno en el ámbito municipal "no es positiva". "Es un clamor en cada uno de los sitios donde esto se produce", ha incidido el socialista, de modo que ha dado por hecho que "la sociedad gallega no querrá jugar con fuego" al optar por "un gobierno inoperante".

    Así las cosas, ha instado a su partido a trabajar para "tener la hegemonía suficiente para formar gobierno". "Ahí las demás fuerzas tendrán que decidir, si tienen representación, si aceptan o no las propuestas que plantea el PSdeG", ha abundado, para recordar que "si en España no hay hoy un gobierno socialista es porque lo impidió Podemos". "Prefirió el gobierno de Rajoy", ha censurado.

   En cuanto a su proyecto para la Xunta, ha declinado hablar de continuismo con respecto a la etapa del bipartito alegando que "cada gobierno responde a un momento distinto", puesto que "los indicadores de Galicia del año 2008, comparados con los de hoy, son estratosféricos".

FUTURO DE GALICIA

   "Desgraciadamente, la época de hoy es peor que los años de gobierno de Touriño", ha recalcado quien fuera su conselleiro de Presidencia, para quien actualmente la comunidad necesita "una política económica distinta" y priorizar "las políticas de recuperación del empleo".

   Y, a pesar de que ve obligado "hacer muchos cambios", ha advertido de que "no se pueden producir de un día para otro". "Va a ser un proceso, y tenemos que ser conscientes de que va a llevar tiempo desandar los pasos que erróneamente ha dado el gobierno de Feijóo", ha explicado.

   En relación con la experiencia del bipartito, lo que extrae Méndez como aprendizaje, además de su "orientación a las personas", es que los gobiernos de coalición arrastran una "complicación intrínseca" y que ésta "no debe transformarse en un escollo".

   "El mayor problema (del bipartito) es que no consiguió evitar la sensación de división interna, y eso al final fue castigado por los electores", ha interpretado, para señalar que ese tipo de "errores no se deben repetir" en un futuro ejecutivo de coalición.

CAMPAÑA ELECTORAL

   Otro asunto sobre el que se ha pronunciado Méndez Romeu es sobre la "dura", según sus palabras, campaña que el PPdeG puso en marcha en 2009 relativa a los gastos del bipartito y que recientemente volvió a mentar el presidente de la Xunta en el Parlamento.

   Acerca de si teme una reedición de aquello en caso de que él resulte elegido candidato socialista en las primarias, ha admitido que "es posible que el PP, huérfano de argumentos, recurra a difundir infundios, medias verdades y cosas parecidas", pero ha objetado que sería "un mal servicio al país".

   "No me parece el camino en una situación en que la desafección de los ciudadanos hacia la política es muy elevada", ha reflexionado, al tiempo que ha garantizado que el PSdeG no hará ese tipo de campaña si él es el candidato, aún cuando "sobran elementos" para cargar contra Feijóo.

   "Porque no me parece que el camino para recuperar la confianza sea transformar esto en una campaña de lanzamiento mutuo de basura", ha razonado, y también ha indicado que "no" es su "estilo" ni su "forma de entender de la política", ni lo que --a su juicio-- "los ciudadanos esperan" de sus representantes públicos.

   Dicho esto, ha sostenido que su campaña se centrará en "los malos resultados" del gobierno actual y en "la alternativa" que ofrece el PSdeG, pues "la mejor imagen del desgaste de Feijóo la dio él mismo al querer escapar hacia el gobierno de Madrid o a la empresa privada". "Es un presidente a la fuerza, que está aquí porque no le quedó otra salida. Es él quien ha mostrado el listón de su fracaso", ha sentenciado José Luis Méndez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies