Bomberos que intervinieron por el anciano muerto en O Porriño(Pontevedra) confirman que le picó una avispa velutina

Actualizado 19/07/2018 14:38:53 CET


VIGO, 19 (EUROPA PRESS)

Efectivos de Bomberos que intervinieron en el caso del octogenario que falleció por una picadura, a última hora de este miércoles en la parroquia de Santa María, de municipio pontevedrés de O Porriño, han confirmado que la picadura fue de una avispa asiática, conocida como velutina.

Según han informado fuentes de este cuerpo a Europa Press, el nido era de tamaño pequeño y estaba en un pequeño galpón, concretamente a ras de suelo y metido dentro de un bloque de esta edificación. Así, tuvieron que intervenir para neutralizar el nido con insecticida y sellarlo.

Fuentes municipales, aunque inicialmente no barajaron que la picadura fuese de una avispa asiática, coincidieron posteriormente en que "parece que sí" se trata de tal especie. En todo caso, se inclinan por situar la causa de la muerte en la reacción alérgica que la víctima sufría a las picaduras de estos insectos.

En este sentido, indican que el varón ya había sufrido antes reacciones alérgicas ante otras picaduras. Asimismo, fuentes de la Guardia Civil también han indicado que la muerte le sobrevino al hombre "aparentemente" por una picadura, mientras podaba una viña.

De todas formas, estas fuentes puntualizan que las autoridades sanitarias y forenses se encargan de los análisis en detalle para determinar la causa exacta de la muerte.

DISPOSITIVO

En un primer momento, la alerta se produjo pasadas las 21,00 horas del miércoles, cuando un particular avisó de que una persona podría haber recibido un golpe en la cabeza, un extremo que posteriormente quedó descartado.

Hasta el lugar del suceso fueron trasladadas una ambulancia asistencial y otra medicalizada. Los equipos asistenciales se encontraron al hombre tirado en el suelo e inconsciente, por lo que le practicaron la maniobra de reanimación cardiopulmonar, pero finalmente no pudieron hacer nada por su vida.

Equipos del 061 avisaron a su vez al 112 de que en el lugar había un nido de avispas y advirtieron del riesgo que suponía, por lo que también fueron movilizados los bomberos de O Porriño.

El pasado fin de semana, en el municipio lucense de Viveiro, un hombre de 43 años de edad murió también a causa de una picadura, en ese caso de ejemplares autóctonos de avispa.