Una muestra de la colección de arte contemporáneo de Abanca exhibe en Santiago obras "de primerísimo nivel" del siglo XX

La responsable de la colección de Abanca y el de RSC, Miguel Ángel Escotet
EUROPA PRESS
Publicado 07/07/2014 19:42:15CET

El responsable de RSC avanza que la entidad trabaja en un plan pero que sus edificios se usarán "si la gente quiere" al ser esa la intención

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La muestra 'Tradición, cambio e innovación', que abre este martes al público, exhibirá durante todo el verano --en horario de 17,00 a 21,00 horas-- obras "de primerísimo nivel" de grandes maestros del siglo XX en el centro de Abanca en la compostelana plaza de Cervantes.

La responsable de la colección, Rosario Sarmiento, ha presentado este lunes la exposición a los medios de comunicación junto al director general de RSC y Comunicación de la entidad, Miguel Ángel Escotet Álvarez.

Sarmiento ha subrayado el "primerísimo nivel" de algunas obras, en total 111 que, según ha explicado, se han organizado en tres plantas del edificio del banco en Cervantes para "conjugar" los fondos correspondientes a artistas gallegos (en torno al 60%) y los de españoles e internacionales (un 40%).

El recorrido pretende explicar que el arte es "un lenguaje sin fronteras" y establecer "un diálogo entre lo de aquí y lo de allí", de modo que se traslade al visitante que "el arte no tiene fronteras", ha destacado.

Entre las obras elegidas hay varias de Picasso y Dalí y de artistas gallegos como Castelao, Maruja Mallo, Laxeiro, Luis Seoane y Manuel Colmeiro.

Seis de ellas se enseñan a la ciudadanía por primera vez: 'Composición cubista con botella', de Maria Blanchard; 'Nature norte à la pipe', de Jean Metzinger; 'Weisslich', de Vassily Kandinsky; 'Composition sur fond bleu', de Fernand Leger; 'Le trouble du thaumaturge', de Giorgio de Chirico y 'Antártica desde el mar de Weddel', de Pamen Pereira.

"VOCACIÓN DE SERVICIO"

Por su parte, el responsable de RSC y Comunicación de Abanca, Miguel Ángel Escotet Álvarez, ha resaltado que "la vocación" del banco es "de servicio a la sociedad", por lo que ha descartado la venta de obras y se ha mostrado tajante al asegurar que esto no se hará "nunca".

"La gente puede pensar esas ideas porque está acostumbrada a que otras personas hayan podido pensar eso", ha señalado a preguntas de los periodistas, antes de ratificar que la idea de los actuales responsables de la entidad es "todo lo contrario" y pasa por mantener y difundir un patrimonio que ha calificado de "fantástico".

Sobre si está garantizado que dicho mantenimiento se haga en Galicia, Escotet Álvarez ha respondido que Abanca tiene un "espacio propio" que es donde se guarda la colección y constituye su "base de conservación", por lo que ha insistido en que no tendría "ningún sentido" la marcha de las obras de la comunidad.

Además, ha avanzado que la entidad trabaja "en un plan de desarrollo de todo el área", del que ha evitado aportar fechas para su finalización. Sin embargo, sí ha garantizado que el centro de Cervantes "tendrá un uso social" con "múltiples formas" en las que "parte importantísima" tendrá como pilar las exposiciones, aunque también se ha referido al uso divulgativo con escuelas y otros grupos especializados.

En cuanto al conjunto de edificaciones del banco, ha llamado la atención sobre que el interés es "abrirlos cuanto más se pueda a la sociedad", antes de precisar --en concreto sobre el auditorio de O Preguntoiro, también en la capital gallega-- que "se utilizará si la gente quiere utilizarlo", ya que "no puede ser un elefante blanco en una caja de cristal" sino que debe revertir, a su juicio, "en beneficio de la ciudad y de Galicia".

También Afundación --como ha denominado el nuevo propietario, el Grupo Banesco, a la fundación heredera de la obra social de las antiguas cajas de ahorro-- "tiene que abrirse", ha apuntado el responsable de RSC, antes de indicar que esto debe "hacerlo sumando iniciativas, nunca restando".

MÁS DE 1.300 OBRAS

'Tradición, cambio e innovación', la primera gran muestra que organiza la entidad en su nueva etapa, reúne una selección de 111 creaciones entre pintura, dibujo, escultura y fotografía que forman parte de su colección de arte contemporáneo, la pinacoteca corporativa más importante de Galicia en este ámbito.

Se han seleccionado entre los fondos de la colección de arte del banco, que superan las 1.300 obras y todas ellas están catalogadas oficialmente y forman parte del expediente que se está tramitando para declararla Bien de Interés Cultural (BIC).

Sarmiento ha explicado que se han escogido aquellos nombres que por su representatividad simbolizan etapas y movimientos "sin los cuales no es posible entender el complejo y determinante papel que el siglo pasado ha tenido en la historia del arte".

PICASSO, HILO CONDUCTOR

Picasso sirve como hilo conductor, ha relatado, como figura "incuestionable" que define el arte del siglo XX. El recorrido, concebido de forma cronológica, comienza en una de sus primeras obras, realizada en 1895 durante su etapa de estudiante en A Coruña, y avanza a través de movimientos como los renovadores gallegos, el cubismo, el postcubismo, el surrealismo y la pintura metafísica.

Otro gran bloque se centra en el exilio, donde tienen un papel relevante hasta su regreso a España y a Galicia artistas como Castelao, Maruja Mallo, Laxeiro, Seoane, Colmeiro y Leopoldo Nóvoa. Sin abandonar el territorio gallego figura el trabajo creativo de Urbano Lugrís, Díaz Pardo y Grandío.

El final de la postguerra marca el inicio de la renovación en España. De esta etapa destaca la presencia de autores como Antoni Tapies, Eduardo Chillida, Jorge Oteiza, Joan Miró y el propio Picasso, con una de sus últimas series.

La última fase se refiere a la actividad artística de las últimas décadas del siglo, desde los años 70 hasta el inicio del siglo XXI, tanto en Galicia como fuera. Desde la nueva figuración pictórica, con Darío Villalba y Helena Almeida como representantes, a Miquel Barceló y la nueva generación 'Atlántica', con artistas como Menchu Lamas, Antón Patiño, Lamazares, Jorge Barbi, Manuel Vilariño y Vari Caramés.

En este colectivo ocupan un lugar sobresaliente las cuatro 'Recolectoras' de Francisco Leiro, concebidas por el escultor de Cambados como homenaje a todas aquellas personas que trabajaron para recuperar la costa gallega tras el hundimiento del 'Prestige'.

El viaje por la historia del arte del siglo XX a través de la colección de arte de Abanca termina con Antonio Murado y Pamen Pereira, dos gallegos que trabajan fuera pero que representan a las nuevas generaciones.

GUÍA DIGITAL

Para esta muestra se ha diseñado una aplicación para dispositivos móviles que ofrecerá la posibilidad de obtener información adicional sobre 52 de las 111 obras expuestas.

Podrá descargarse gratuitamente y permitirá acceder a la ficha artística de la obra, profundizar en la biografía del autor y consultar otros cuadros del mismo que también estén presentes en la exposición.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies