La nieve dificulta la circulación en la red viaria gallega y obliga a utilizar cadenas en Pedrafita (Lugo)

Actualizado 22/01/2007 13:24:22 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un episodio meteorológico adverso por nieve afecta hoy a Galicia y ya ha originado dificultades en la circulación de vehículos en varios puntos de la red viaria gallega, hasta el punto de que la autovía entre Carballo y A Coruña estuvo cortada al tráfico por espacio de algo más de una hora, y se necesitan cadenas en el Alto do Poio, en la LU-633 en Pedrafita (Lugo).

Según datos de la Dirección General de Tráfico -DGT-, hay circulación "muy lenta" y con paradas frecuentes y prolongadas en la OU-122 a su paso por Carballeda y la OU-CV-652 en Poboa de Trives, en Ourense.

Asimismo, la circulación es lenta con paradas esporádicas en la LU-530 de A Fonsagrada y la LU-530 de Baleira, en Lugo; en la A-52 a su paso por A Gudiña, Ourense y en la N-525 en Dozón, la PO-534 en Forcarei y la PO-533 en Rodeiro, en Pontevedra.

Por otra parte, la AG-55, que une A Coruña y Carballo, tuvo que ser cortada al tráfico en ambos sentidos debido a las precipitaciones de granizo y nieve caídas sobre las ocho de esta mañana.

En concreto, la nieve impidió circular por unos diez tramos de esta vía, aunque el punto más conflictivo se situó en la zona de Laracha (A Coruña), donde se produjo una colisión múltiple en la que no hubo heridos. La circulación se interrumpió entre las 8.30 y las 9.45 horas, espacio de tiempo en el que se habilitaron los correspondientes desvíos.

Asimismo, la DGT indicó que por desprendimientos también hay circulación condicionada en la VG-11. de Boiro (A Coruña) y en la A-52 en Toén (Ourense).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies