Los partidos gallegos se posicionan ante el pronunciamiento del TC sobre la 'Ley Wert'

Niño, clase, alumno, pintar, escuela, colegio, dibujo, dibujar
DGA - Archivo
Actualizado 19/03/2018 14:14:54 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los partidos gallegos se han posicionado este lunes antes del pronunciamiento del Tribunal Constitucional, previsto para este martes, sobre la conocida como 'Ley Wert', la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

Así, toda la oposición en el Parlamento de Galicia, En Marea, PSdeG y BNG, se ha mostrado crítica con los colegios que separan por sexo, mientras que el PP ha abogado por una política educativa "consensuada".

La primera en ser preguntada por el aval que, según avanza la 'Cadena Ser', el Constitucional dará al dinero público para los centros que separan a niños y niñas, ha sido la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón.

"TRIBUNAL ENTREGADO AL PP"

Pontón ha apelado a "esperar a conocer el detalle" de lo que dictaminen los magistrados, pero ha adelantado que en su opinión es un "tribunal político entregado al PP".

Así, en caso de ratificarse, ha estimado que será la "enésima constatación de su devaluación". Una "mala noticia", en su opinión, "para la defensa de la igualdad y desde el punto de vista político", puesto que "contribuye a su devaluación como árbitro", al dar "siempre la razón al PP" y verse su neutralidad "en entredicho".

"NO QUIERE DECIR QUE HAYA QUE HACERLO"

Por su parte, el portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, también ha considerado que hay que esperar a que se pronuncie el tribunal, pero ha subrayado que "que sea constitucional no quiere decir que haya que hacerlo".

En este sentido, ha resaltado que los socialistas optan por que se compartan las aulas, en el marco de una educación "no sexista, igualitaria y moderna", en la que no cabe "aplicar la segregación" y para "prever males mayores después".

Así, ha llamado la atención sobre que el Gobierno gallego "no debería primar a los colegios que segregan" mediante el destino de fondos públicos para subvencionarlos.

RESPUESTA SOCIAL

A continuación, el magistrado en excedencia y portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, ha asegurado que la política educativa "no acaba" en la sentencia del Tribunal Constitucional, sino que depende de la respuesta social que haya en la calle ante esa ley educativa.

Villares, que ha adelantado su consideración "muy negativa" de la sentencia si se confirma que avala los conciertos con colegios que separan a niños y niñas, ha advertido de que estas políticas no contribuyen a "fomentar una educación igualitaria y en valores", por lo que mostrarán su rechazo.

"Si la gente es consciente, la calle puede mover voluntades y leyes. Según el constitucional será legal, pero al final quedará derogada", ha manifestado, augurando que "el cambio social llevará después al cambio político".

"CONSENSO"

"La mejor política educativa es la consensuada". Este mensaje es el que ha lanzado el portavoz del PP en el Parlamento, Pedro Puy, ante la situación educativa y el fallo del Tribunal Constitucional sobre la 'Ley Wert'.

Puy ha sugerido que tanto la cuestión de la separación por sexos como la materia de religión podrían modificarse si hubiese una ley pactada por las principales fuerzas políticas, una idea en la que ha insistido a lo largo de su respuesta al ser preguntado por ello.

En este sentido, ha lamentado que el PSOE se levantase de la mesa que negocia una nueva ley educativa estatal y ha incidido, en distintas ocasiones, que el Tribunal Constitucional únicamente se pronunciará sobre si una ley se encuadra en este marco, no si es mejor o peor. "El TC no evalúa si está bien o no (la ley), solo dice si se encuadra dentro de la Constitución", ha aseverado Pedro Puy, quien ha sentenciado que su política educativa "es la consensuada".