Pablo Casado ensalza la figura de Feijóo en su discurso: "Qué orgullo de presidente tenéis en Galicia"

Casado, en el Congreso Nacional del PP
EDUARDO PARRA / EUROPA PRESS
Publicado 21/07/2018 12:52:00CET

   Reivindica la legitimidad de los compromisarios para elegir y apela a los principios clásicos del PP

   MADRID / SANTIAGO, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El candidato a la Presidencia del PP, Pablo Casado, ha reivindicado este sábado la "legitimidad" de los compromisarios para elegir al sucesor de Mariano Rajoy al frente del partido y ha realizado una reivindicación de los principios clásicos del PP, como la vida, la familia, la unidad de España o la lucha contra el terrorismo.

   En su discurso ante los más de 3.000 compromisarios reunidos en el hotel Marriot Auditorium de Madrid, Casado ha ensalzado la figura del jefe del Gobierno gallego y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, a quien ha elogiado por haber renunciado a sus intereses "personales" para estar en Galicia.

   "Qué orgullo de presidente tenéis en Galicia. Os garantizo que no lo tendré lejos e insistiré para que siga siendo la referencia nacional imprescindible que todos queremos", ha dicho sobre el presidente de la Xunta, quien ha evitado durante el proceso mostrar su apoyo expreso a un candidato.

   Pese que Feijóo no confirmará públicamente a qué candidato apoya, cargos del PPdeG próximos a él sí han reconocido públicamente su apuesta por Pablo Casado, como los presidentes del PP de A Coruña, Diego Calvo, y de Pontevedra, Alfonso Rueda, frente al respaldo a Soraya Sáenz de Santamaría de su homólogo por Ourense, José Manuel Baltar. De hecho, Rueda y Calvo junto con la diputada ourensana Ana Belén Vázquez estarán en el Comité Ejecutivo del PP si Casado se impone a Sáenz de Santamaría.

   En su intervención, el candidato ha defendido la necesidad de brindarles la oportunidad de elegir a su próximo líder igual que los militantes pudieron votar en la primera vuelta. "Los militantes votaron sabiendo que era una selección previa para un Congreso. A lo mejor no hubieran votado lo mismo en otro caso", ha puntualizado ante la insistencia de Santamaría de haber unido candidaturas para evitar la elección en las urnas.

   Eso sí, en un discurso interrumpido varias veces por los aplausos y con gritos de 'presidente', Casado ha asegurado que trabajará la lograr una integración "real" tras el Congreso si resulta elegido y ha reivindicado el legado con el que llega hasta este punto, con un trabajo como vicesecretario de Comunicación durante años difíciles, yendo "a los platós a los que nadie quería ir y dando las ruedas de prensa que nadie quería dar".

   En este punto, Casado ha proclamado ante el auditorio los principios que a su juicio debe enarbolar el PP para recuperar la confianza de los ciudadanos, tales como la vida, la familia, la unidad de España o la lucha contra el terrorismo. "Me presento para enarbolar los principios que nos han dado sentido, para reivindicar los valores que son nuestra columna vertebral, volver a las ideas que nos han convertido en una fuerza política imparable", ha enfatizado logrando levantar en varias ocasiones una ola de aplausos del público.

CONQUISTA DE TABARNIA

   En primer lugar, ha subrayado que el PP es "el partido de la libertad" y de las personas, a las que "no colectiviza" sino que trata de manera individualizada. Y en este bloque ha incluido la bajada de impuestos, la innovación, el emprendimiento e incluso la libertad en otros países como Venezuela, Nicaragua o Cuba.

   Pero además ha puesto el foco en su defensa "sin complejos" de la vida y la familia. "Eso no es derechas ni de izquierdas, es la base social de cualquier país", ha reivindicado insistiendo en que "no hay nada más progresista" que defender la vida, la natalidad, la conciliación a la vez que ha anunciado su oposición a una ley de la eutanasia por "injusta e innecesaria" y criticar la ley del aborto del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

   En cuanto a España, ha definido un país "plural, diverso, unido, fuerte, cohesionado y vertebrado" y ha asegurado su defensa del país "con la misma firmeza" que tuvo el expresidente Mariano Rajoy a la hora de afrontar el desafío secesionista de Cataluña, donde ha apelado a la recuperación de la llamada Tabarnia y "liderar la España de las banderas y los balcones".

   También ha abordado la corrupción recordando las medidas adoptadas tanto en el Congreso para "sancionar y prevenir" estas prácticas como las decisiones internas. Pero también ha avisado de que hará "que se respete al PP". "Ya basta de juicios paralelos y dobles condenas", ha advertido.

FEIJÓO, "ORGULLO" DE PRESIDENTE

   Casado se ha presentado ante los compromisarios "como uno más" --ha mostrado su carnet de afiliado-- y ha tenido palabras para el resto de candidatos que optaron a la Presidencia, destacando su agradecimiento a la hasta ahora secretaria general, María Dolores de Cospedal, por haber "dado la cara en las peores circunstancias por el partido".

   En este contexto, se ha dirigido también a todas las comunidades autónomas y se ha detenido especialmente en la Galicia de Alberto Núñez Feijóo, a quien ha elogiado por haber renunciado a sus intereses "personales" para estar en Galicia. "Qué orgullo de presidente tenéis en Galicia. Os garantizo que no lo tendré lejos e insistiré para que siga siendo la referencia nacional imprescindible que todos queremos", ha dicho sobre el presidente de la Xunta, quien ha evitado durante el proceso mostrar su apoyo expreso a un candidato.