El Parlamento se suma al luto por la muerte de Albor y distintas autoridades presentan sus condolencias en el tanatorio

Banderas A Media Asta En El Parlamento De Galicia.
Europa Press - Archivo
Publicado 12/07/2018 19:30:50CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Parlamento de Galicia se ha sumado a los tres días de luto oficial por el fallecimiento del expresidente de la Xunta Gerardo Fernández Albor, que también fue diputado de la Cámara gallega.

   Durante la tarde de este jueves, numerosas personalidades acudieron al tanatorio de Boisaca, en Santiago de Compostela, para despedir al que fue el primer presidente de la autonomía, entre los que se encontraron el propio presidente de la Cámara, Miguel Santalices, el alcalde de la ciudad, Martiño Noriega, los conselleiros del Gobierno gallego, el expresidente Emilio Pérez Touriño, el presidente de la Real Academia Galega, Víctor Freixanes, y la valedora do Pobo, Milagros Otero.

   Los primeros en acudir al mediodía fueron el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el vicepresidente del Gobierno autonómico, Alfonso Rueda, el secretario general del PP gallego, Miguel Tellado, y el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy. Todos ellos tuvieron ocasión de compartir unos momentos con los primeros familiares que se encontraban en el velatorio. La capilla ardiente quedó instalada a las 16,00 horas de este jueves y la misa funeral se celebra este viernes a las 11,15 horas.

   En el Pazo do Hórreo, las banderas ondean a media asta desde el mediodía de este jueves y el presidente de la Cámara ha trasladado, en su propio nombre y del Parlamento sus "condolencias" a la familia de Albor en el tanatorio.

   Nada más tener conocimiento del óbito, el presidente del Parlamento se puso a disposición de la familia del fallecido.

"UNO DE LOS PILARES DE LA AUTONOMÍA"

   Santalices considera a Fernández Albor "uno de los pilares de la autonomía gallega" y, a su juicio, la sociedad gallega está "en deuda" con él por su trabajo "siempre desinteresado, pero no siempre comprendido en su tiempo, en la edificación del autogobierno de Galicia".

   "El legado de Fernández Albor, gallego universal, que amó intensamente a Galicia sin dejar por eso de sentirse profundamente español y europeo, permanecerá imperecedero en la memoria colectiva. Descanse en paz un gallego bueno y generoso", ha afirmado Santalices.