El parricida de Moraña reconoce el crimen de sus dos hijas y dice que se arrepiente

Foto: Parricida De Moraña Juicio
EUROPA PRESS
Actualizado 04/07/2017 15:41:20 CET

PONTEVEDRA, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vecino de Moraña (Pontevedra) David Oubel, acusado de asesinar a sus dos hijas menores de edad en julio de 2015, ha reconocido el crimen de las pequeñas en la primera sesión del juicio que desde este martes se sigue contra él en la Audiencia Provincial de Pontevedra y ha proclamado que se arrepiente, aunque dice desconocer los motivos que le llevaron a asesinarlas.

"Las situaciones que viven las personas a veces son límite", afirmó David Oubel después de reconocer los hechos tal y como los relata el fiscal en su escrito de acusación, en el que señala que el acusado, "con evidente ánimo de acabar con la vida y con la finalidad de evitar cualquier posibilidad de defensa o huida" de sus dos hijas de 4 y 9 años de edad, les hizo ingerir fármacos antes de asesinarlas con una sierra eléctrica y un cuchillo.

"En situaciones límite se toman decisiones de las que hoy en día me arrepiento y pido perdón por ellas", ha manifestado ante el jurado popular el acusado, quien ha puntualizado que desconoce "el motivo que originó esa situación". "Provocó algo de lo que hoy en día estoy muy arrepentido y no tengo manera de solucionarlo", ha apostillado.

ADMITE NO TENER SUS CAPACIDADES LIMITADAS

En respuesta a las preguntas del fiscal, el hombre también ha admitido que cuando ocurrieron los hechos no tenía sus capacidades limitadas, lo que se opone a la estrategia de defensa de su abogado, que alegaba la eximente completa de trastorno mental transitorio.

Así las cosas, Oubel ha convenido que los psiquiatras le evaluaron correctamente, y ha aceptado su opinión cuando dictaminaron que no tenía un trastorno suficiente como para estar sin capacidad para comprender la ilicitud de lo que estaba haciendo en el momento en que se desencadenaron los hechos juzgados.

Por su parte, la acusación particular, que ejerce la familia materna, le ha preguntado a David Oubel si reconoce "libremente y sin coacción los hechos", a lo cual el acusado ha respondido con un "sí". La acusación particular añade ensañamiento al relato de los hechos expuesto por el ministerio fiscal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies