Parte de la flota de bajura permanece amarrada en A Coruña y Pontevedra a causa del mal tiempo

Actualizado 29/12/2009 12:40:34 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Buena parte de la flota gallega permanece hoy amarrada, particularmente en las provincias de A Coruña y Pontevedra, debido al temporal de viento que mantiene activada la alerta naranja, mientras que en la provincia de Lugo, los barcos pudieron salir a faenar con práctica normalidad.

Según confirmaron distintas cofradías a Europa Press, en el litoral de A Coruña, la flota permaneció amarrada en Aguiño, Camariñas, Corme, Lira, Muros y Pontedeume, al igual que en otras zonas más protegidas como el puerto de Lira --en Carnota--, Muros, Noia, Cabo de Cruz (Boiro) y Ribeira.

En cambio, el marisqueo fue la actividad que se vio menos afectada, debido a que se lleva a cabo en el interior de las rías. Por ello, en las tres últimas localidades citadas sí hubo trabajo en este ámbito.

Donde sí pudo realizar su labor la práctica totalidad de las embarcaciones, todavía dentro de la provincia coruñesa, fue en Cariño, Cedeira, A Coruña, Malpica, Miño, Rianxo y Sada.

PONTEVEDRA

En cuanto a la provincia de Pontevedra, los pescadores no pudieron faenar en Aldán, Bueu, A Guarda y Marín. En la zona de O Grove, Raxó y Redondela, las embarcaciones con redes enviaron los partes para avisar de que quedaban en tierra, mientras que los que se dedican al marisqueo pudieron trabajar.

En cambio, en Arcade, Baiona, Cambados, Carril y A Illa de Arousa, las embarcaciones salieron "sin problema", tal y como apuntaron a Europa Press fuentes de estas cofradías.

Por último, en la provincia de Lugo, la menos afectada por el temporal, la flota salió a faenar, según certificaron las cofradías de O Vicedo, Celeiro y Foz.