El pedáneo de Bembrive quiere seguir en su cargo y "pelear hasta el final" contra su inhabilitación

Publicado 02/11/2017 12:11:46CET

Sus abogados "exploran todas las vías posibles" para recurrir la sentencia, que tilda de "injusticia"

VIGO, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde pedáneo de Bembrive (Vigo), el socialista Roberto Ballesteros, ha confirmado este jueves que seguirá "luchando" en los tribunales después de que la Audiencia Provincial de Pontevedra hubiese ratificado la condena de 7 años de inhabilitación por prevaricación, una resolución que ha tildado de "injusticia".

En declaraciones a Europa Press, Ballesteros ha explicado que, de momento, ni él ni sus abogados han recibido la notificación de dicha sentencia pero que, en todo caso, los letrados están "explorando todas las vías posibles", ya que no cabe "recurso ordinario" contra la resolución de la Audiencia.

"Hasta entonces voy a seguir trabajando por los vecinos, lo que me preocupa en este momento son sus problemas", ha asegurado el pedáneo, quien ha proclamado que la sentencia de la Audiencia es "un injusticia". "Yo no me voy a rendir, por principios siempre he sido un luchador contra las injusticias", ha aseverado.

Según ha añadido, si la resolución del tribunal fuera justa, no tendría "ningún reparo en dejar el cargo". "Yo, al contrario que muchos otros, no vivo de la política, y mi familia me lo agradecería", ha apostillado, al tiempo que ha vuelto a recalcar que va a "pelear hasta el final" en los tribunales.

CONDENA

El alcalde pedáneo de Bembrive fue condenado en mayo de 2017 por un delito de prevaricación al acordar en junio de 2013 la suspensión de las retribuciones de los vocales del PP, "a sabiendas de su injusticia y no obstante ser apercibido por el secretario-interventor de la ausencia de legalidad de su resolución".

Ballesteros presentó recurso de apelación, que ha sido rechazado por la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra. El tribunal ha ratificado la condena al alcalde pedáneo de Bembrive por dictar una "resolución ilegal", omitiendo todo procedimiento o trámite administrativo, "sin fundamento técnico-jurídico aceptable", y siendo "consciente del reparo del secretario-interventor".