El Gobierno español impone una fianza de 30.000 euros a un barco luso por faenar sin permiso en aguas españolas

 

El Gobierno español impone una fianza de 30.000 euros a un barco luso por faenar sin permiso en aguas españolas

Actualizado 28/12/2006 16:53:47 CET

MADRID/SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de España, a través de la Secretaría General de Pesca Marítma, ha impuesto una fianza de 30.000 euros al pesquero artesanal luso 'Carlos Cunha', apresado ayer por faenar sin permiso en aguas territoriales españolas y con redes de enmalle, informó hoy el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

El barco fue interceptado a 29 millas al Norte de la frontera con Portugal por una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Marín (Pontevedra) y desviado al puerto de esta localidad gallega para ser inspeccionado por responsables de Pesca Marítima del MAPA.

Tras estudiar la documentación del pesquero, comprobadas sus redes, capturas y analizados los datos obtenidos durante la inspección, las autoridades españolas constataron además que el buque había interrumpido las comunicaciones de su sistema de localización por satélite ('caja azul') en varios momentos, lo que ha impedido conocer alguno de sus movimientos en el transcurso de la marea.

El pesquero quedará retenido hasta la prestación de la fianza, sin perjuicio de las demás actuaciones que se deriven de dicho procedimiento, teniendo en cuenta, según el MAPA, la gravedad de los hechos imputados y para garantizar el buen fin del procedimiento abierto por la administración pesquera española.

AGUAS COSTA GALLEGA

Concretamente, el buque fue apresado dentro del mar territorial de España a tres millas al oeste de Isla Onza, en el borde exterior del Parque Nacional de las Islas Atlánticas.

El pesquero luso 'Carlos Cunha' está autorizado en virtud del acuerdo del Miño a faenar dentro del mar territorial español, pero sólo hasta seis millas al Norte de la frontera marítima entre ambos países.

El centro de seguimiento de pesca de la Secretaría General de Pesca Marítima mantenía al pesquero en observación, comprobándose que estuvo faenando en la zona comprendida entre Cíes y Ons. Por ello, dio la orden de apresamiento del buque para ser sometido a una inspección por parte de los inspectores de pesca del MAPA en el puerto de Marín.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies