El PGOM de Santiago se aprueba con los votos a favor de PSdeG y BNG y el PPdeG se opone al documento urbanístico

Actualizado 31/07/2006 19:22:12 CET

Populares y nacionalistas votan en contra de las reformas de la Praza de Galicia y Salgueiriños, que no se incluirán en el texto

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) de Santiago de Compostela fue aprobado hoy en un pleno extraordinario celebrado en el ayuntamiento con el voto a favor del PSdeG y BNG frente a la oposición del PPdeG, que, sin embargo, anunció que apoyará la ejecución del plan una vez aprobado definitivamente.

La Corporación municipal, integrada por la coalición PSdeG y BNG, mostró su apoyo al plan por considerarlo un proyecto que "diseña el desarrollo sostenible de la ciudad" y "explota el potencial de Santiago", tal como destacó el portavoz nacionalista, Néstor Rego. Por su parte, el PSdeG subrayó que la aprobación del PGOM supondrá para la capital gallega "un impulso territorial para perfeccionar el espacio urbanístico".

Por contra, los populares mostraron el desacuerdo con el proyecto por considerar "precipitada" su aprobación y entender que su partido no fue "correctamente informado" de las modificaciones y actuaciones llevadas a cabo en el texto. Sin embargo, manifestaron su intención de apoyar "la ejecución y desarrollo" del plan una vez aprobado definitivamente, por representar "el plan de todos los ciudadanos".

En este sentido, el Gobierno municipal subrayó que el plan fue dado a conocer al público con tiempo "suficiente" para presentar alegaciones, y aseguró que es "sobradamente conocido" por la población. Asimismo, destacó la importancia de las alegaciones, de las que más de la mitad se estimaron en el texto definitivo.

Durante más de dos horas de debate los portavoces de los grupos políticos del pleno discutieron acerca de diversos puntos del documento urbanístico entre los que destacaron la construcción de las casi 36.000 viviendas previstas, de las que 6.100 serán de protección oficial, la ordenación del territorio rural o la construcción de una zona deportiva cercana al Monte do Gozo.

Además, una de las acciones más importantes que se recogen en el texto se centra en la construcción de una nueva estación de tren que multiplicará por 20 su dimensión actual para albergar la nueva línea del AVE, considerada por los tres grupos municipales como una "actuación de primera magnitud que transformará la vida de la ciudad".

ALEGACIONES APROBADAS

Las principales alegaciones presentadas por el BNG y PPdeG, que rechazaban las reformas en la Praza de Galicia y Salgueiriños, fueron aprobadas por ambos grupos con la abstención de los socialistas, por considerarlas obras que "complicarían la vida de la ciudad".

En el caso de las obras propuestas por el PSdeG en la Praza de Galicia, que situarían en este céntrico espacio compostelano un servicio de autobús interurbano, fue rechazada por populares y nacionalistas, que apostaron por "mejorar el tráfico y la situación de la zona" y no "complicarla" con más circulación en un punto "clave".

Por otra parte, el plan que proponía la construcción de una plaza en Salgueiriños, que los nacionalistas calificaron como "nuevo centro de la ciudad" al concentrar "numerosos edificios administrativos", fue rechazado por PPdeG y BNG puesto que "no se puede sacrificar la calidad de una zona por solventar un problema concreto", aseveró Rego.

Los tres grupos que intervinieron en el debate destacaron la importancia de la aprobación del plan urbanístico de Santiago y la dinamización que supondrá para la capital gallega. Además, valoraron el trabajo de los técnicos y expertos en la materia que desarrollaron el proyecto.