Pide que el "carrusel de mentiras" sobre el caso de la agente electoral llegue a su fin

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 May.- (EUROPA PRESS)

   El secretario xeral del PPdeG, Alfonso Rueda, abogó hoy porque el "carrusel de mentiras" del Gobierno gallego sobre el caso de la supuesta agente electoral del PSdeG pase a ser un "carrusel de dimisiones".

   Así replicó a la "mentira probada" de la Xunta, en referencia a la información publicada hoy por el diario 'El País', que asegura que María Isabel Blanco no acudió durante la precampaña de las pasadas municipales a Argentina para visitar a su hermana, como adujo el Ejecutivo autonómico.

   Por contra, según esta información, mientras que la supuesta agente electoral viajó a Buenos Aires entre el 2 de abril y el 22 de mayo de 2007, su hermana se encontraba en Galicia desde el 17 de enero y no regresó a la capital argentina hasta el 16 de abril.

   "Si la Xunta quería que María Isabel fuese a ver a su hermana no haría falta pagarle un billete de avión; bastaría con un bonobús", bromeó Rueda en un comunicado, y consideró este dato "crucial" porque "desmonta la excusa de la Xunta pensada para ocultar esta trama".

   También retó al Gobierno gallego a aclarar si la supuesta agente electoral realizó llamadas a emigrantes gallegos en Argentina durante la precampaña de las pasadas autonómicas desde las dependencias socialistas en la Cámara autonómica, como aseguró la propia María Isabel. "No cometan el mismo error y digan la verdad", espetó Rueda a los dirigentes de la Xunta.

   Un día antes de la comparencia de la supuesta agente electoral en la comisión de investigación abierta en el Parlamento sobre este asunto el PPdeG ve "reforzado" el testimonio de María Isabel con estas "nuevas ramificaciones" del caso. "Estamos más cerca de poder hablar sin rodeos de corrupción en el seno del Gobierno gallego, de malversación de fondos públicos y quien sabe de cuantos delitos más", proclamó el dirigente popular.  

   Por eso, aseguró que el conselleiro de Traballo "está deslegitimado para la vida pública" puesto que, según la versión de los populares, financió el contrato de la agente electoral. También el secretario xeral de Emigración, Manuel Luis Rodríguez, "debería ser cesado", a juicio de los populares, y la diputada socialista Marisol Soneira "debe entregar su acta" de parlamentaria por "actuar de intermediaria".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies