La plana mayor del PPdeG avala "el modelo Feijóo" por "cumplir" con la regeneración democrática y "hacer oír a Galicia"

Comité De Dirección Del Ppdeg
PPDEG/EP
Actualizado 14/04/2012 14:52:10 CET

La cúpula popular ve frenar los efectos de la "deriva económica" su principal reto y rechaza dar "recomendaciones" sobre la fecha electoral

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El "modelo" del popular Alberto Núñez Feijóo tiene el aval de la plana mayor de su partido tres años después de que lograse hacerse con las riendas de la Xunta tras derrotar en las urnas a PSdeG y BNG. Pese a las "dificultades económicas", los suyos creen que ha hecho una buena labor, dan por cumplida su promesa de "regeneración democrática" y ven uno de sus mayores logros el hacer "oír a Galicia" más allá de sus fronteras.

El próximo 18 de abril Feijóo celebrará el tercer aniversario desde que tomó posesión de su cargo tras ganar unos comicios precedidos de una campaña electoral en la que enarboló con intensidad las banderas de la austeridad y de la regeneración democrática. Para la oposición, el presidente ha "fracasado", mientras que para los dirigentes populares consultados por Europa Press ambos estandartes siguen en alto.

A juicio del secretario general del PPdeG, Alfonso Rueda, el actual Gobierno no sólo ha "cumplido con creces" su compromiso de austeridad, sino que se ha convertido "en ejemplo a seguir". También ha destacado los "muy importantes" pasos dados en relación a la regeneración democrática y alega que el PPdeG está "por delante de otros partidos políticos".

Así, mientras la oposición reclama de forma reiterada la dimisión del alcalde de Santiago, Gerardo Conde Roa, tras admitir una deuda con Hacienda de 291.000 euros, los dirigentes populares rechazan "lecciones" de la oposición. "Si los socialistas José Blanco o José López Orozco estuvieran en el PP, en este momento, como mínimo, tendrían abierto un expediente informativo", esgrime Rueda.

"Es indiscutible que ha cumplido con la regeneración", interpreta, por su parte, el lucense José Manuel Barreiro. Vicepresidente del partido en Galicia, presidente del PP de Lugo y portavoz de su partido en el Senado, el que fue rival de Feijóo en la carrera de sucesión de Manuel Fraga ve difícil "encontrar modelos de mayor transparencia", al igual que el alcalde de A Coruña y presidente del PP en la provincia, Carlos Negreira.

Barreiro cree que el "modelo Feijóo es una aportación a la forma de hacer política" en este país, una lectura similar a la que hacen otros dirigentes y cargos del partido. Es el caso de su portavoz en el Parlamento gallego, Pedro Puy Fraga, quien habla de "transparencia" y ejemplifica con la publicación del patrimonio de miembros del Gobierno y diputados autonómicos.

Además, Puy ha indicado, sobre el caso de Conde Roa, que resulta "llamativo" que, "según el color político de un alcalde imputado", al PP se le exijan "dimisiones fulminantes" y en otros partidos "ni siquiera se plantee en qué situación está". Con todo, ha remarcado que está "bien" que al PPdeG se le exija "más" porque "la sociedad sabe que cumple".

LOGROS Y RETOS PENDIENTES

Para Puy, el principal logro de Feijóo es el de haber sido capaz de "blindar" los servicios sociales con unas políticas de rigor y control del déficit público. Un paso más allá va el alcalde de Ferrol y presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), José Manuel Rey Varela, para quien su jefe de filas inició en 2009 "un cambio en la forma de entender la política en toda España".

"Emprendió un cambio generacional y en las recetas para garantizar los servicios públicos en una situación de crisis sin precedentes", cree Rey Varela, mientras que el coordinador de los diputados gallegos del PP en el Congreso, Celso Delgado, celebra que haya conseguido "que Galicia sea escuchada y tenga peso en la política nacional".

El presidente del PP de Ourense, Manuel Baltar, sostiene que Feijóo ha logrado "incorporar al lenguaje político español conceptos como la austeridad y la solvencia". "Y que Galicia impulse medidas pioneras", ha añadido Barreiro, antes de ejemplificar con las políticas de austeridad, el catálogo priorizado de fármacos o la ley de techo de gasto.

En el apartado del 'haber' del actual Gobierno, casi ninguno de los dirigentes populares consultados por Europa Press se olvida de repetir una frase, muy usada por el propio presidente: "hacer más con menos". Mientras, en el 'debe', la mayoría coincide en que su reto es "parar la deriva económica y sus consecuencias", como resume Baltar. Un paso más allá va Negreira, quien alude "al inicio de la remodelación municipal" para hacer que los ayuntamientos "sean más eficaces" y ejemplifica con el paso dado por Oza dos Ríos y Cesuras.

Rey Varela ha destacado que su reto es "completar las reformas necesarias" para "resistir" la crisis y apunta que su inicio ya permite que Galicia esté en una situación "mejor" que el resto del país. A este respecto, el presidente del PP de Pontevedra, Rafael Louzán, ha apuntado que hay que "seguir trabajando" para que los miles de gallegos en paro puedan "dignificar" su situación.

ENTRE EL NOTABLE Y EL SOBRESALIENTE

Con un amplio calendario legislativo pendiente, en el que no se incluye como prioridad la reforma estatutaria, los dirigentes del PP gallego son generosos con su líder y, preguntados por la nota que otorgarían al grado de cumplimiento de su programa electoral, todos la sitúan entre el notable y el sobresaliente.

Barreiro, Louzán y Delgado son, por ejemplo, partidarios del "sobresaliente", mientras que Pedro Puy señala que la nota de un profesor "duro" sería un ocho y la de uno generoso "un nueve alto", al tiempo que contextualiza su puntuación y compara los pasos dados en Galicia con lo ocurrido en otras comunidades, así como en el conjunto del Estado.

Puy justifica en base a la situación con la que se encontró el líder popular el aplazamiento de compromisos como la rebaja del tramo autonómico del IRPF, sin descartar que lo pueda cumplir "en un futuro". También alega que la Xunta "hace todo lo posible" para conseguir "lo que conviene" a Galicia, aunque no siempre los resultados dependen en exclusiva de la comunidad y ejemplifica con la fusión de las cajas, el naval o el conflicto de las participaciones preferentes.

La nota más baja llega de la mano de Manuel Baltar, que otorga un 7,5 al cumplimiento del programa electoral, pero puntualiza que Feijóo puede conseguir "el 2,5 restante" en el año que resta de legislatura. Además, el líder del PP ourensano asegura que su relación con el presidente gallego es "inmejorable", postura compartida con el resto de dirigentes del PPdeG.

Sobre la fecha de las elecciones autonómicas, todos coinciden en que es el presidente quien debe decidirlo. Alfonso Rueda, "sorprendido" por que sea la oposición la "más interesada" en el debate sobre un eventual adelanto electoral señala: "No hay recomendaciones que hacer a Feijóo. Es su competencia y fijará una fecha pensando en los intereses de Galicia".

COMPROMISO CON PROVINCIAS Y MUNICIPIOS

Mientras que Rueda destaca la participación de Feijóo en la acción de partido, pese a "priorizar" su agenda de presidente, "multiplicando" sus horas de trabajo, los demás dirigentes consultados defienden su implicación en las Cámaras parlamentarias, así como el compromiso de la Xunta con provincias y municipios.

Louzán y Baltar, como presidentes del PP en dos provincias en las que varios alcaldes populares pidieron más atención de la Xunta y manifestaron su malestar al interpretar que Feijóo busca forzar fusiones entre municipios, ven "lógico" que los regidores quieran "más", al tiempo que insisten en apostar por la cooperación antes que por las fusiones legales.

A su vez, Rey Varela defiende el compromiso de la Xunta con la inversión en los municipios y el desarrollo del Pacto Local. También celebra su diálogo permanente con la Fegamp en el que se asienta para afirmar de forma tajante que Feijóo "no es partidario de las fusiones por decreto, sino de todo lo que signifique unión y colaboración".