La plantilla de Popular pide que el Parlamento gallego "tome partido" contra el ERE

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

La plantilla de Popular pide que el Parlamento gallego "tome partido" contra el ERE

Protesta de la plantilla del Popular frente al Parlamento de Galicia.
EUROPA PRESS
Publicado 21/10/2016 12:19:09CET

   El banco quiere abrir parcialmente unas 40 oficinas en el rural gallego, además de los 42 cierres definitivos

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Los trabajadores del Banco Popular y del Pastor en Galicia han llevado este viernes sus protestas frente al Parlamento de Galicia, donde se constituía la Cámara, para demandar que los grupos "tomen partido" contra el expediente de regulación de empleo (ERE) del grupo, que para la plantilla gallega plantea 435 despidos, un 25% del total.

   Después de varias movilizaciones en distintas localidades gallegas, y para visualizar su problemática, delegados sindicales de la entidad financiera --que han coincidido con los de Isolux-Corsán-- se han concentrado frente al Pazo do Hórreo, con pancartas contra los despidos y coreando consignas como 'ERE de extinción para la dirección', 'ERE de extinción para Ángel Ron' y 'este ERE lo vamos a parar'.

   En declaraciones a Europa Press, la responsable de la CIG en el Pastor, Rosa Conde, ha señalado que requerirán a los grupos y también al próximo Gobierno de la Xunta, cuando tome posesión, que intervengan para tratar de lograr "la continuidad del máximo número de trabajadores" y "la viabilidad del propio banco", una de las empresas, ha dicho, "más representativa" de la comunidad.

   Además, al próximo Ejecutivo del PP le exigirán "que se replantee su posicionamiento" ante los convenios de financiación que ha señalado que tiene firmados con el Popular, y también respecto a "futuros" acuerdos. "Teniendo en cuenta las medidas que adopta la entidad", ha apostillado.

EXIGEN UN 80% DEL SALARIO BRUTO

   El pasado martes tuvo lugar la última reunión con la dirección, en la que la dirección trasladó unas condiciones económicas que los representantes sindicales ven "insultantes", puesto que con un 50% del salario bruto, a los 55 años, "no es viable" que se vayan a producir salidas voluntarias --a modo de prejubilaciones--, lo que implicaría que hubiese "despidos forzosos".

   Al respecto, Conde ha resaltado que exigen "por lo menos" unas cuantías "en consonancia con lo que se dio hasta ahora en el sector", y ha cifrado el porcentaje en un 80% del salario bruto para que la salida se pueda dar "con una cierta dignidad".

   Con todo, ha recordado que parten de la premisa de que no entienden "que sea necesaria una reestructuración" de esta magnitud, teniendo en cuenta que la empresa prevé repartir dividendos el año que viene y lo que alega son motivos económicos.

   "Pretendemos reducir al máximo el número de salidas del banco y las que se tengan que producir que sean en unas condiciones económicas por lo menos en consonancia de lo que se dio hasta ahora en el sector", ha reiterado.

APERTURAS PARCIALES EN EL RURAL

   Por otra parte, y con la vista puesta en las próximas citas con el banco, el martes y el jueves de la semana que viene, esta portavoz ha cuestionado que la compañía transmitiese una lista con oficinas del rural que prevé cerrar pacialmente, unas 30 o 40 en Galicia.

   "Estamos suprimiendo servicios", ha alertado. Junto a ellas, el Popular ya anunció que su intención es recortar 42 sucursales en la comunidad gallega, 30 de ellas del Banco Pastor.

"CABREO GENERALIZADO" Y POSIBLE HUELGA

   Mientras, el portavoz de UGT Ernesto Fontanes, en declaraciones a Europa Press, ha refrendado que "hay un cabreo generalizado porque --este jueves-- el banco, en su posición de prepotencia y arrogancia, manifestó que con o sin acuerdo va a llevar el ERE tal y como lo presentó", cuestión que ha remarcado que los directivos "se tienen que sacar de la cabeza".

   Así, ha criticado que el grupo "pretende poner en la calle al 25% de los trabajadores con una retribución que reduce su salario hasta un 50% de sus ingresos brutos anuales" cuando "año y pico antes los directivos incrementaron sus salarios y --aumentaron-- en más de 72 millones de euros sus planes de pensiones".

   "La cúpula tiene que entender que --estas movilizaciones son-- el inicio, y si nos fuerzan pasaremos a otras posiciones", como una huelga del conjunto de los trabajadores del grupo, ha avanzado, antes de insistir en que no están "dispuestos a que --les-- pongan de rodillas". "Tienen que modificar su posición y dar seguridad de futuro para el conjunto de la plantilla", ha sellado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies