Touriño cree probado que ante un Prestige "tomaría el timón, no iría de caza", aunque nunca haya "blindaje total"

Actualizado 14/11/2007 13:28:10 CET

Feijóo garantiza "lealtad" si se da una catástrofe similar y Aymerich dice que tras 5 años el "mejor homenaje" es pedir las competencias

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, consideró hoy que en el tiempo que lleva en el poder ha demostrado que ante una amenaza como la que en 2002 supuso el 'Prestige' "no iría de caza", sino que "tomaría el timón al frente del país" para coordinar con el Estado una respuesta que maximizase los medios y recursos contra la contaminación, aunque nunca exista un "blindaje total".

En la sesión de control al Gobierno en el Parlamento, en la que tanto el PP como el BNG reclamaron un balance de la situación un lustro después de la peor catástrofe medioambiental sufrida por la comunidad, Touriño declaró que los medios actuales no tienen "nada que ver" con los de hace cinco años y destacó que, a diferencia de aquel 13 de noviembre, hoy hay "dos Gobiernos dispuestos a tomar decisiones coordinadas y a no mentir".

Por ello, después de que el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, le garantizase "lealtad" en caso de producirse un episodio similar --"la que no tuvimos nosotros hace cinco años", apostilló--, el mandatario dijo "tomar nota" y "esperar que la oferta" se materialice. Sin embargo, recordó en los 27 meses del bipartito "han pasado cosas y no se cumplió ni una sola de esas palabras".

"Espero que cambie de criterio y que sea para bien", trasladó a Feijóo, a quien reprobó la actitud de los populares en crisis como la de los incendios, la del vertido producido en el río Umia por el incendio de la factoría de Brenntag o la de la única experiencia de la coalición autonómica ante un suceso en el mar: la combustión de la carga del buque holandés 'Ostedijk' el pasado mes de febrero.

BLINDAJE.

Así, confió en "ver una actitud diferente" en el PPdeG y se mostró convencido de que aunque la costa "nunca está blindada" ante contingencias de esa naturaleza, "el señor Núñez Feijóo sabe que este Gobierno está comprometido con la seguridad y que por eso Galicia es ahora una de las comunidades más seguras de Europa".

En este sentido, reivindicó la "batalla" promovida ante la "probabilidad de un accidente que esperemos que nunca tenga lugar" y transmitió a las filas de la oposición: "Ahí me gustaría verlos trabajando a ustedes". "Este país cambió y no alcanzo a ver por qué no se enteraron", aseveró, tras lo que consideró que "sólo desde la mala conciencia se puede venir a esta Cámara a hacer discursos chungos".

INSULTOS.

Sin embargo, el líder del PPdeG lamentó que Touriño "siga insultando" y aseguró que en los actos convocados por el quinto aniversario del siniestro --"a nosotros no nos gusta celebrar desgracias, preferimos hacer balances responsables, apuntó-- quedó "acreditado que Galicia no tiene presidente".

"Debería ir a Muxía --conocida como la 'zona cero' del 'Prestige'-- a felicitar, no a insultar a la mitad de la población, que votó al PP", añadió, tras lo que preguntó al mandatario "en qué puerto metería el barco" cuando el propio práctico que estuvo en él los días antes de hundirse reconoció que "nunca había visto ninguno en peores condiciones".

En este sentido, Feijóo aprovechó para defender la gestión que el PP hizo de la crisis como la de "un Gobierno en soledad que tuvo que ir contra una banda mafiosa de armadores" y reivindicó la diligencia en el reparto de ayudas, con más de 20.000 beneficiados en 15 días. Una actitud a la que contrapuso las mociones de censura presentadas por PSdeG y BNG contra el Gabinete de Manuel Fraga y por la que cuestionó a Touriño si hoy la "plantearía igual sabiendo lo que sabe".

ZONAS REFUGIO.

A mayores, se refirió a la situación actual y, tras advertir de que Galicia "no cumple" las directivas europeas en materia de zonas refugio, pidió al bipartito que presente un mapa en esta materia como Administración a la que compete en última instancia decidir la entrada de barcos en dificultades. "¿Qué le vamos a decir a Bruselas para que nos dé fondos si mañana ocurre un desastre similar?", preguntó.

No obstante, el líder del PPdeG concluyó su intervención con garantías de que su partido "nunca va a utilizar" un episodio de estas características para "romper el gobierno de un país". "Siempre estaremos a su disposición con un trabajo leal, con el que no tuvimos nosotros", aseveró.

COMPETENCIAS.

Por su parte, el portavoz parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, consideró que el "mejor homenaje a la Galicia nueva" que salió del 'Prestige' pasa por reclamar las "necesarias" competencias en salvamento marítimo para permitir a la comunidad "proteger su mar".

De este modo, cinco años después consideró que "las cosas no mudaron tanto como se desearía" y denunció la desatención de Moncloa para necesidades como la cobertura por radar integral, el estado del pecio o por la evolución sanitaria de los voluntarios expuestos al fuel de la marea negra.

"Aunque la costa está algo mejor protegida, queda mucho por hacer", declaró el diputado nacionalista, que criticó especialmente que las transferencias estén "paralizadas" y que los medios sigan dependiendo del Estado, pese a que suponen un coste para los marineros que hace que éstos "tarden en dar la señal de alarma".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies