Pleno.- Los tres grupos inician en septiembre los trabajos para regular por ley la unión de parejas de hecho en Galicia

Actualizado 26/06/2007 13:52:21 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los tres grupos parlamentarios prevén abordar en el inicio del próximo período de sesiones, en el mes de septiembre, los trabajos para promover una ley que regule la uniones de parejas de hecho en Galicia, una vez aprobadas en el pleno de hoy las modificaciones de la Ley de Derecho Civil relacionadas con esta cuestión.

En su intervención, los portavoces declararon que la reforma de la disposición adicional tercera de la norma aprobada por la Cámara el 6 de junio de 2006 evitará problemas futuros derivados de la redacción inicial en materia de uniones de hecho, pero coincidieron en la necesidad de dotar a la comunidad de una legislación específica en este ámbito.

Por ello, el parlamentario nacionalista Iago Tabarés manifestó la voluntad de crear la ponencia precisa en septiembre y el popular Jesús Palmou avanzó que, "de no constituirse de inmediato, el PP presentará una ley propia porque esta norma es una necesidad de Galicia".

Para Palmou, la comunidad "necesita el complemento de una ley de parejas de hecho" como la que ya tienen otras autonomías y advirtió de que la reforma de la Ley de Derecho Civil de Galicia en esta materia "no es más que un parche, necesario, pero un parche".

Así, el diputado del PPdeG advirtió de que, con la formulación actual, "quedan al margen de la legalidad cuestiones de enorme trascendencia que requieren la correspondiente regulación legal", una vez que las parejas de hecho aparecen reconocidas en la legislación y "abren interrogantes en otros ámbitos del Derecho para evitar que lo que es un avance se convierta en una entelequia".

En este sentido, advirtió de algunos puntos y lo ejemplificó con cómo regular si uno de los dos miembros quiere la extinción o si contrae matrimonio con una persona distinta a la pareja de hecho e informó de que su grupo llegó a proponer suspender la aplicación temporal de la vigencia de la disposición adicional tercera hasta que se regule por ley las parejas de hecho.

AVANCE, PERO PRIMER PASO

Al respecto, el nacionalista Iago Tabarés coincidió en que la norma de hoy representa un "gran avance", pero matizó que se trata de "un primer paso en la escalera" de lograr una "verdadera legislación" específica para que "existe voluntad" por parte de los tres grupos.

Con todo, confió en que los puntos aprobados en el pleno de hoy "no sean sometidos a arbitrarios y discriminatorios recursos de inconstitucionalidad", después de que el Gobierno central presentase uno contra la norma de Derecho Civil por la regulación en materia de adopciones.

Por su parte, la parlamentaria del PSdeG Beatriz Sestayo aprovechó su intervención para poner en valor las modificaciones introducidas por cuanto garantizan el "respeto a la libertad individual", en el sentido en el que ahora sólo habrá equiparación con los matrimonios en los casos en los que así lo manifiesten.

De igual modo, consideró que "refuerza el principio de voluntad jurídica", al establecer un registro para la formación de estas uniones que, según baraja la Xunta, podría estar operativo el próximo mes de julio.

MODIFICACIÓN

En esta línea, la formulación modificada hoy consideraba en principio unión de hecho cualquier relación análoga al matrimonio formada por dos personas que hubiesen convivido por lo menos un año, siempre que lo acreditasen por inscripción en el registro, manifestación expresa mediante acta de notoriedad o "por cualquier otro medio admisible en derecho".

Esta redacción implicaba que, independientemente de la voluntad común de los implicados, si podía demostrar los doce meses de convivencia, uno de ellos podría reclamar al otro en los ámbitos competencia del Derecho Civil gallego, es decir, en adopciones, aparcerías, arrendamientos rústicos, derechos económicos patrimoniales y derechos sucesorios.

En este sentido, las tres fuerzas parlamentarias fueron conscientes de las dificultades jurídicas derivadas de este planteamiento y decidieron "rectificar por consenso" el "error" que reconocieron haber cometido. No obstante, esta subsanación deberá estar lista antes de que se cumpla un año de la entrada en vigor de la norma, a mediados del pasado julio, para evitar que ningún caso llegue a los doce meses.

Por ello, la principal apuesta de la proposición de ley de reforma de la disposición adicional de la ley de Derecho Civil es la que recoge que, en el plazo de un mes a contar desde su publicación en el Diario Oficial de Galicia (DOG), se aprobará el decreto de creación del Registro de Parejas de Hecho de Galicia, que tendrá carácter constitutivo.

Este instrumento será de obligada inscripción para aquellos que quieran constituirse en pareja de hecho, con el objetivo de que sólo figuren así los que "voluntariamente deseen registrarse". En consecuencia, esta consideración civil sólo tendrá lugar bajo la "voluntad expresa y la inscripción en el registro", para que sólo quienes estén "libremente" dispuestos sean equiparados a los matrimonios.