Cruce de acusaciones entre PP y Compostela Aberta por una pancarta a favor del diálogo

Contador
Pancarta 'parlem, falemos' en Santiago
EUROPA PRESS
Actualizado 09/10/2017 16:32:36 CET

Hernández presenta una moción para instar al pleno a apoyar a las fuerzas de seguridad y compara el conflicto catalán con el 23F

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La colocación de una pancarta en los balcones del Pazo de Raxoi de Compostela con el lema 'Parlem, Falemos', a favor de una solución dialogada al conflicto de Cataluña, ha suscitado una polémica entre el PP local y Compostela Aberta, a quien Agustín Hernández acusa de utilizar las instituciones municipales con finalidad "partidista".

La convocatoria, bajo el nombre de 'Parlem, Hablemos', se ha difundido a través de las redes sociales y se ha reproducido frente a los ayuntamientos de muchas localidades del Estado con concentraciones de apoyo, y el propio Gobierno local colgó una pancarta en la fachada del inmueble.

La polémica se inició en las redes sociales cuando el portavoz municipal del PP, Agustín Hernández, acusó a Noriega de usar el edificio como su "cortijo" y exigía la retirada de la pancarta. Compostela Aberta defendió su colocación amparándose en un acuerdo plenario, aprobado con el voto de calidad del regidor y el apoyo de CA y BNG, en el que se condena la criminalización del conflicto catalán y se apuesta por una solución dialogada.

"Es absolutamente falso", ha señalado Hernández este lunes, quien ha recordado que el acuerdo plenario ha sido "anterior" a la constitución de la plataforma que impulsó la campaña a la que se refiere la pancarta. Por ello, ha advertido de que el ayuntamiento "no es la casa del señor Noriega", sino "la de todos los santiagueses", incidiendo en que la corporación comparte el edificio con instalaciones de la Xunta.

Hernández ha llevado sus críticas más allá y ha considerado que, aunque la política consiste "en negociación", en "escuchar" y dialogar, "lo que no se puede es no contar el resto de la historia". "Con un presunto delincuente no se puede hablar", ha insistido en alusión a los mandatarios de Cataluña, incidiendo en que "lo primero" que tienen que hacer los impulsores del proceso es "abandonar la ilegalidad" y someterse al "peso del Código penal"

OCURRE "LO MISMO" QUE EN EL 23F

El portavoz popular ha comparado la situación que viven el Estado y Cataluña como el 23F y el intento de golpe de estado militar, señalando que hubiese sido "injustificado" en su momento que se hablase con Tejero "cuando tenía secuestrado el Congreso". "Ahora ocurre exactamente lo mismo", ha insistido, advirtiendo de que existe un incumplimiento de las leyes y un Estado de derecho que "está actuando".

Desde el grupo local socialista, Paco Reyes también ha advertido que en el acuerdo plenario "no aparece nada con respecto al tema de la pancarta", y ha recordado que "lo que no cabe" es el diálogo "fuera de la norma".

Reyes ha advertido de que "una cosa es que la ciudadanía decida manifestarse en un sentido" y otra es la postura "oficial" de Noriega, usando el "símbolo más representativo" del Gobierno local "para ese planteamiento".

Asimismo, ha acusado a Compostela Aberta y a Noriega de aprobar una moción para validar que todo el mundo interprete "qué normas son justas o injustas" y cuales "se aplican o no se aplican".

"PATRIMONIALIZANDO A MANOLO ESCOBAR"

Ante las acusaciones del PP, Martiño Noriega ha comparecido públicamente para trasladar su "preocupación" por una situación en la que "un llamamiento al diálogo esté considerado una posición de parte".

"Algunos le tienen alergia a cualquier situación que signifique desbloqueo mediante el diálogo y la intermediación. Creo que quedan retratados", ha señalado en respuesta a Hernández, a quien ve "en coordenadas bélicas" y "patrimonializando a Manolo Escobar".

En este sentido, Noriega ve "necesario" el llamamiento al diálogo, "amparado" por un acuerdo plenario en el que se habla de "reivindicación de vías" de actuación en ese sentido, y ha asegurado que "no había interés ninguno" en patrimonializar la campaña.

"Ya está bien de ser irresponsable", ha señalado Noriega, quien ha pedido "un poco de respeto" a Hernández. Al respecto de sus críticas, Noriega ha advertido de los intentos de "criminalizar" una expresión política de "millones de personas", y ha considerado "un reduccionismo" que se intente sustanciar únicamente por la vía jurídico-legal.

"Vas a encarcelar a miles de personas?", se ha preguntado, al tiempo que ha pedido "buscar un espacio de distensión" en el que no se equiparen "urnas a bombas". Por otro lado, ha recordado que conoce sus competencias y ha aclarado que "no tendría que estar amparado" para autorizar la colocación de una pancarta en el ayuntamiento.

APOYO A LAS FUERZAS DE SEGURIDAD

El portavoz municipal del PP también ha avanzado la presentación de una moción para instar al pleno a trasladar su apoyo "incondicional y unánime" a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, ante el "acoso constante" que reciben efectivos de la Guardia Civil y la Policía Nacional en Cataluña "por parte de una minoría violenta".

Hernández ha señalado que esta situación le recuerda a "episodios dramáticos" del País Vasco en el que se "señalaban" a policías por las calles, que en este caso se producen "por las autoridades de la Generalitat".

"La violencia es violencia y cualquier ciudadano y responsable público debe denunciar este tipo de actitudes", ha insistido, recordando que estos efectivos actuaron cumpliendo su "responsabilidad" para "garantizar la libertad de todos", comparando las actuaciones con las desarrolladas en Santiago durante el conflicto del desalojo del colectivo okupa Escarnio e Maldizer.

Asimismo, se pedirá instar a las instituciones que utilicen "todas las herramientas" del Estado de derecho (incluido el artículo 155), con "proporcionalidad" pero "con firmeza", para frenar a aquellos que pretenden "conculcar el marco constitucional" desde la "ilegalidad".

Desde el PSOE, Paco Reyes ha avanzado que primero quieren "ver el texto" de la propuesta antes de pronunciarse, pero sí ha garantizado que el PSOE "claramente apoya" a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado por norma "general".

En este sentido, ha reiterado que el marco normativo "no se ha respetado" en el caso de la cuestión catalana, como así lo dijo "el Tribunal Constitucional".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies