La Policía avisa de una nueva estafa en Ourense con ofertas de empleo para el servicio contra incendios forestales

Publicado 02/06/2017 15:34:43CET

   El estafador garantiza un contrato de trabajo previo pago de 120 euros que solicita por adelantado para el uniforme

   OURENSE, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Nacional advierte de un nuevo tipo de estafa en la ciudad de Ourense por la que se ofrece trabajo a desempleados en la campaña de verano contra los incendios forestales.

   Según informa la Comisaría de Ourense, la advertencia surge a raíz de una denuncia recibida día 29 de mayo de 2017, en la que la víctima era un parado, demandante de empleo.

   "Este tipo de engaño, amparado por el estado de necesidad de la gente, se produce porque en la actualidad está abierto el plazo para solicitar empleo durante el verano en la campaña antiincendios puesta en marcha por la Administración autonómica", según explica la Policía Nacional.

   La estafa consiste en que un individuo se hace pasar por encargado de una empresa de alquiler de helicópteros con sede en Madrid, la cual existe realmente, y ofrece trabajo como personal de forestal, ya que la empresa ha sido contratada en Ourense y necesitan gente.

   La Comisaría de Ourense ha comprobado que ni esa empresa ni la Administración autonómica tienen "nada que ver con estas ofertas de empleo". "Se trata de una simple añagaza, para estafar dinero a personas vulnerables", avisa la Policía.

   El supuesto estafador ofrece un sueldo de 1.050 euros y 150 euros de dietas cada quince días y pide a cambio un adelanto de 120 euros para proporcionar ropa adecuada.

IMPRESO

   En el momento en que la víctima le da el dinero al presunto estafador, éste le hace entrega de un impreso en el que figuran dos logotipos, el de la empresa de Madrid y el de la Xunta de Galicia, que debe cumplimentar con sus datos personales, "proporcionándole a cambio una fotocopia del DNI del ofertante del trabajo, para ofrecer mayor garantía a la víctima de la veracidad del contrato", según apuntan las mismas fuentes policiales.

   La forma de captar a las víctimas consiste, según el relato policial, en "abordarlas en cafeterías de la ciudad para ofrecerles trabajo y firmar en ese mismo momento el contrato a cambio de dinero".

   Además de la denuncia recibida, la Policía indica que se tiene conocimiento de que "puede haber muchas más víctimas presentes y posibles futuras" que, "ante la posibilidad de ser contratadas, no denuncian por miedo que esa actuación frustre la oferta de empleo que tanto necesitan", según concluye la Policía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies