Pontevedra acoge hoy la celebración del juicio contra un recluso de A Lama acusado de matar a un preso nigeriano

Actualizado 22/01/2008 6:50:05 CET

PONTEVEDRA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra fijó para hoy martes a las diez de la mañana el juicio contra Santiago Pena Martínez, recluso del centro penitenciario de a Lama acusado de dar muerte a un preso nigeriano con una arma de fabricación casera y para el que se piden 29 años de cárcel.

Según el escrito de conclusiones del fiscal, el día 6 de noviembre el procesado que cumplía condena por 33 delitos, todos de otra naturaleza, en el centro penitenciario de A Lama (Pontevedra), tuvo discusión con otro interno, Johnson Omoyuri, súbdito nigeriano de 42 años de edad, en la que llegaron a enzarzarse en una pelea a puñetazos.

El fiscal argumenta que finalizado este incidente, dos horas después, cuando ambos se hallaban en la cola del comedor del Módulo 3, el procesado "movido por el rencor por lo sucedido con anterioridad" cuando su compañero se encontraba desprevenido esgrimió un cuchillo y asestó "hasta siete puñaladas a la víctima". Las lesiones se circunscribieron al área del cuello y del pecho, se cree que ya fue mortal la primera que asestó en el corazón.

Mientras era acuchillado, el fallecido utilizó como parapeto el cuerpo de otro interno que encontró a mano, José Luis Bernárdez Falcón, quien fue alcanzado con una puñalada en la pared abdominal.

José Luis Bernárdez, conocido por ser el presunto autor de los disparos en agosto de 2006 a un taxista de Vilagarcía (Pontevedra), recibió una puñalada y se desplomó, momento en el que Santiago aprovechó para asestar las puñaladas.

Cuando otro recluso de nacionalidad nigeriana, Hohn Sapom, se dio cuenta de la agresión intentó ayudarle, "tras lo cual fue perseguido por el acusado cuchillo en mano con el propósito de darle muerte", hasta que funcionarios de prisiones lograron que el procesado tirase el arma y se entregase.

El fiscal pide para el acusado 17 años de prisión por un delito de asesinato, otros seis años de prisión por otro delito de homicidio en grado de tentativa, cuatro años más de cárcel por un delito de lesiones graves, y dos años de prisión por un delito de tenencia de armas prohibidas

Además, solicita una indemnización de 24.000 euros a la esposa e hija del fallecido y asegura que procede declarar al Estado como tercero civil responsable, condenándole a abonar solidariamente con el procesado dichas cantidades.

Natural de Cangas, Santiago Pena lleva buena parte de su vida entre rejas, el acusado colaboró con Protección Civil e iba a trabajar de jardinero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies