Pontevedra registra la mayor subida de Galicia en número de inmigrantes y alcanza los 21.392 extranjeros

Actualizado 27/01/2006 20:23:52 CET

PONTEVEDRA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Pontevedra registra 21.392 extranjeros, según la Subdelegación de Gobierno en esta provincia a 31 de diciembre de 2005, casi 5.000 más que el año anterior, lo que convierte a Pontevedra en la provincia gallega en la que más ha subido el número de inmigrantes en los últimos doce meses.

Estos datos fueron presentados hoy por el subdelegado del Gobierno en Pontevedra, Delfín Fernández Alvarez, tras la reunión que mantuvo hoy con responsables de la Inspección de Trabajo y con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para repasar los controles realizados en 2005 en este ámbito.

Fernández Alvarez achacó esta subida "a la entrada en vigor de la Ley de Extranjería, que ha permitido regularizar la situación de muchos extranjeros, aunque también ha provocado un aumento en el número de expulsiones de ilegales".

En 2005 fueron devueltos de su país un total de 276 inmigrantes, casi tres veces más que en 2004. Brasil, Rumanía, Marruecos, Rusia y Colombia, son por este orden el origen de la mayoría de los expulsados.

Según José María Casas de Ron, jefe de la Inspección de Trabajo de Pontevedra, "el balance de este año es muy positivo porque se confirma la mejora de las condiciones de integración de este colectivo". El pasado año los sectores con una mayor presencia de trabajadores extranjeros, volvieron a ser la hostelería y la construcción.

Precisamente en esta reunión se acordó que en el año 2006 se estrechará el cerco sobre los locales de alterne y además de aumentar las sanciones para los establecimientos que presenten inmigrantes en situación irregular, se procederá al cierre de los locales, bien por vía administrativa, o bien por vía penal, si hay indicio de delito.

En 2005 fueron 43 las empresas a las que se abrió un expediente sancionador por incumplir la legislación vigente en esta materia, 11 fueron establecimientos de este tipo, uno de ellos en la ciudad de Pontevedra. En total las sanciones ascendieron a casi 800.000 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies