Porro acusa a la Xunta de no tener claro el proyecto de la ciudad del Mar y dice que "no es sólo cuestión de ladrillo"

Actualizado 02/02/2006 15:09:18 CET

El PSdeG le pide que no cree problemas y no obstaculice el proyecto

VIGO, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Vigo, Corina Porro, acusó hoy a la Xunta de "no tener claro ni maduro" el proyecto de la ciudad del Mar, un complejo científico que aglutinaría en los terrenos de la antigua Escuela de Transmisiones y Electrónica de la Armada (ETEA), a todos los centros de investigación marina de Vigo.

Porro explicó que cuando la Xunta y el Gobierno central "tengan claro lo que quieren", los metros cuadrados que necesitan y la edificalidad, "no tenemos problema en colaborar", aunque advirtió que esa cooperación se materializará a partir de varias premisas.

En primer lugar, la regidora viguesa, que mantuvo contactos con los responsables de los centros de investigación oceanográfica, recordó que la mayor parte de estas instituciones cuentan con edificios "remodelados, recién inaugurados o a punto de inaugurarse". Por ello, señaló que se oponen al traslado ya que "es de sentido común no tirar por la borda inversiones millonarias".

Las dos excepciones serían el Instituto Oceanagráfico, que necesita ser ampliado y para el que el Ayuntamiento puso a disposición unos terrenos, y el Instituto de Investigaciones Marinas, que es el único que necesitaría un nuevo edificio en otra ubicación.

Por otra parte, según la alcaldesa, los responsables de estos centros señalaron la necesidad de aumentar la inversión en I+D+I que posibilite una mayor "coordinación" entre ellos como forma de "fortalecer su potencial" y proyectar hacia el exterior "su capacidad de trabajo".

Porro reiteró que el Gobierno municipal está dispuesto a colaborar con la Xunta y el Gobierno central cuando se presente un proyecto concreto y, siempre, teniendo en cuenta estos condicionantes, porque el ayuntamiento "no va a participar en fuegos de artificios ni campañas electorales".

Además, insistió en que los terrenos de la ETEA se destinarán a lo que estaba previsto, es decir, un proyecto "dinamizador" para el barrio de Teis, y aseguró que el delegado de Zona Franca, está "totalmente de acuerdo" con ella, aunque no descartó que se pueda construir un edificio para coordinar a todos los centros de investigación marina.

TRASLADO DE BUQUES

La alcaldesa de Vigo instó a las administraciones central y autonómica a que mientras que no exista un proyecto claro de lo que será la ciudad del mar hagan las gestiones oportunas para que Vigo se convierta en el puerto base de todos los buques oceanagráficos de España, incluidos los de nueva construcción y que tienen base en puntos como A Coruña, Santander, Baleares o Cartagena.

Además, dijo que en este momento, con los planes de ampliación y reforma de los terrenos portuarios se dan las condiciones "idóneas" para planificar la acogida de estos buques y explicó que, ha de ser el propio puerto, el que "dimensione" las necesidades que tendría que cubrir para poder hacerlo -calados, grúas, etc-.

PROBLEMAS Y OBSTÁCULOS

Por su parte el diputado del PSdeG, Antón Louro, y la diputada y portavoz socialista, María Xosé Porteiro, hicieron hoy un llamamiento al Gobierno municipal y al resto de grupos políticos para que "se unan al consenso inteligente y necesario" con el fin de convertir a Vigo en un enclave referente de la investigación.

Porteiro señaló que la alcaldesa se manifestó "reticente" a una iniciativa que "debería alegrarnos a todos" y pidió a los políticos que den un "paso adelante para no obstaculizar un proyecto de tanta envergadura".

En ese sentido, el diputado Antón Louro reiteró la importancia de que la alcaldesa, Corina Porro, "no sea un problema y no cree problemas" y que aporte su disposición y apoyo al problema.

En cuanto a la concreción del proyecto, Porteiro explicó que todavía no está cerrado y que el CESIC está analizando las necesidades de los centros de investigación marina, así como las posibilidades de su traslado. En todo caso, destacó que este estudio "llevará un tiempo", por lo que considera necesario que se vaya buscando el consenso entre comunidad científica, políticos y ciudadanos.