Povisa prevé despedir a 56 trabajadores

 

Povisa prevé despedir a 56 trabajadores

Protesta por el ERE de Povisa
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 22/01/2015 17:59:28 CET

Trabajadores lamentan que el centro ya "no es un hospital" sino "un negocio puro y duro"

   VIGO, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La dirección del hospital vigués Povisa ha comunicado al comité de empresa su intención de aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción para 56 trabajadores, amparándose en causas económicas (prevé unas pérdidas de 5 millones de euros en 2015), técnicas y de reorganización del trabajo.

   Según ha informado el comité de empresa en una rueda de prensa (con ausencia de CC.OO.), la dirección les ha entregado un informe en el que se recogen los 56 despidos. De esos, 34 serían por causas económicas, entre los que están 14 empleados de limpieza (con lo que desaparecen los trabajadores de limpieza propios del hospital), 5 telefonistas (desaparece este servicio), 5 de control de visitas (desaparece este servicio) y 10 fisioterapeutas.

   Asimismo, Povisa prevé extinguir otros 22 contratos por razones organizativas: 12 celadores, tres administrativos de archivo y siete administrativos de recepción (cuatro de ellos de secretaría clínica, que desaparece como servicio).

   El comité ha cuestionado los motivos expuestos por la empresas para aplicar el ERE y ha criticado que la dirección no les ha facilitado documentación relativa a la situación financiera de la empresa, los detalles del nuevo concierto con el Sergas, y otra información.

   Además, han señalado que, con los recortes de personal planteados, "se ahorrarían 300.000 euros", una cifra lejana a los cinco millones que prevén de pérdidas, por lo que sospechan que "esto no se va a quedar así, y tratarán de imponer otras medidas adicionales de recorte".

PÉRDIDA DE INGRESOS

   Una de las razones que alega la empresa para justificar la previsión de pérdidas, es el descenso en el número de tarjetas sanitarias, desde que el Sergas ha dado la posibilidad a los pacientes de que elijan libremente si quieren continuar asignados a este centro concertado o integrarse en el sistema público.

   A ese respecto, la propia administración ha confirmado que unos 4.500 pacientes han optado por "irse" de Povisa, y el comité ha pedido a la empresa "que reflexione y piense por qué se van los pacientes". "Falta personal, no podemos trabajar en las mismas condiciones que el Sergas", ha lamentado una de las representantes de la plantilla, que ha recordado que, en los últimos años, Povisa ha despedido a unas 60 personas y se ha pasado de un cuadro de personal de 1.500 a menos de 1.400 empleados.

NEGOCIACIÓN DEL ERE

   Una vez presentada la documentación ante la autoridad laboral, se abre un período de negociación del expediente de regulación, con reuniones los próximos 28 y 30 de enero, y 4 y 6 de febrero.

   No obstante, el comité ya advertido de que hará "todo lo posible" para evitar este ERE, y han asegurado que, detrás de estas medidas, hay un "chantaje" de la empresa para obligar a los representantes de los trabajadores a negociar un convenio colectivo a su medida.

   Los sindicatos, que han recordado que Povisa "sigue sin cumplir" numerosas sentencias de conflictos laborales que fueron ganadas por los trabajadores, han criticado que la empresa justifique sus pérdidas por la reducción de pacientes, cuando directivos del Sergas "han reconocido que se firmó el concierto que Povisa quería".

   "Esto ya no es un hospital, es un negocio puro y duro", han lamentado, al tiempo que han criticado al PP y a la Xunta por no implicarse en el conflicto alegando que se trata de gestión de una empresa privada, a pesar de que "habría que hacer un seguimiento del dinero público".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies