PP y BNG materializarán este jueves en Cee (A Coruña) la primera moción de censura de la legislatura municipal

Actualizado 29/02/2012 16:13:31 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los grupos municipales de PP y BNG en Cee (A Coruña) materializarán este jueves la primera moción de censura de la legislatura municipal, cuyo objetivo es desalojar de la alcaldía al independiente Ramón Vigo, que gobierna en minoría con cinco concejales.

Así, los tres ediles de la formación nacionalista se unirán a los cuatro del PP para entregar el bastón de mando de la localidad a la portavoz popular, Zaira Rodríguez, pese a que esta operación fue desautorizada por la dirección autonómica del BNG. De hecho, los tres serán expulsados de la formación en caso de que la moción se haga efectiva.

Este proceder del Bloque, a juicio de Vigo, es "un paripé". En declaraciones a Europa Press, el todavía regidor ha recordado que la última reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg) desactiva el papel de los tránsfugas en las censuras. De este modo, si los tres concejales fuesen expulsados antes del pleno, automáticamente pasarían al grupo de los no adscritos y sus votos "ya no bastarían" para que la moción se aprobase.

"Pero hace como Pilatos, lavarse las manos", ha censurado, al tiempo que ha advertido que "la gente no es tonta y sabe perfectamente que, pese a todo lo que se dijo, el BNG está manifestando así su apoyo a la moción". Por su parte, los tres ediles ratificaron su decisión de seguir adelante alegando que la decisión parte de su "conciencia política".

En cuanto a la dirección del PPdeG, no ve inconvenientes en esta moción de censura, toda vez que, en palabras de su secretario general, Alfonso Rueda, busca "corregir una situación de desgobierno" en la localidad, dada la "mala gestión" del alcalde imputado en la Operación Orquesta que esgrimió la propia Zaira Rodríguez.

PLENO DE LA MOCIÓN

Así las cosas, el debate de la moción de censura se celebrará este jueves a las 12.00 horas en el Pabellón Polideportivo de Cee, un municipio que, según el alcalde, está "descontento, pero tranquilo". "Nada hace pensar que pueda haber altercados", ha remarcado, para incidir también en que los vecinos están "estupefactos e incrédulos, incluso los votantes" de los partidos firmantes de la moción de censura.

En este escenario, ha decidido "asumir como viene" este "pacto antinatura" y ha reiterado que seguirá en la oposición, trabajando por un pueblo al que no puede "estar más agradecido" por su "apoyo" tras "el acoso político y policial" que sufrió en el marco de la operación que investiga casos de supuesta corrupción en la Costa da Morte. "Sólo espero que su gobierno no sea excesivamente desastroso", ha concluido Ramón Vigo.