El PP desautoriza una moción de censura en Calvos de Randín (Ourense) y recuerda que sus ediles abandonaron el partido

Actualizado 19/05/2008 17:53:39 CET

Los cuatro concejales elegidos por el PP dicen que decidieron darse de baja porque "es más importante el pueblo que el partido"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PPdeG en el Parlamento de Galicia, Manuel Ruiz Rivas, aseguró hoy que una posible moción de censura en el Ayuntamiento de Calvos de Randín (Ourense) no tiene ni la "autorización" ni el "visto bueno" del partido.

A preguntas de los periodistas tras la reunión del Grupo Parlamentario Popular, Ruiz Rivas se refirió así al hecho de que cuatro concejales del PP en este municipio solicitasen la baja en el partido y se pasasen al grupo mixto para poder presentar una moción de censura contra el alcalde, el socialista Aquilino Valencia, respaldados por el edil disidente José Manuel Andrade, que abandonó el grupo de gobierno hace dos meses por diferencias con el regidor.

A pesar de que los socialistas acusaron al presidente del PP en Ourense, José Luis Baltar, de "diseñar esta operación de piratería", Ruiz Rivas garantizó que ni el también presidente de la Diputación ourensana ni el Partido Popular dieron el "visto bueno" a este asunto. "Si se firma esa moción de censura no será con personas que pertenecen al PP, sino con personas que se fueron del partido", matizó para desmarcarse de estos movimientos políticos.

Por su parte, José Luis Baltar también se pronunció en los mismos términos y aseguró que el partido en Ourense no tiene "absolutamente nada que ver" con la operación política en Calvos de Randín, a la cual desautorizó.

JUSTIFICACIONES.

Por su parte, Sandra Rodríguez, portavoz de los cuatro concejales con los que contaba el PP en Calvos de Randín y que se han pasado al grupo mixto, aseguró a Europa Press que transmitieron la situación a la dirección popular, pero que ésta "no autorizó" la operación, por lo que decidieron darse de baja porque "es más importante el pueblo que el partido".

Los concejales ex populares justifican en un comunicado que lo que les une al edil que también abandonó el PSdeG es la "prepotencia, insultos y descalificaciones" en los que, según ellos, ha incurrido el alcalde, al que acusan de "beneficiarse personalmente" de estar en la alcaldía.

Esta suma de cinco concejales aún no ha presentado la moción de censura, pero advierten de que "podría materializarse en los próximos días" y aseguran que la situación del municipio es "de total normalidad y tranquilidad" y agregan que "incluso numerosas personas han manifestado al grupo su total apoyo y conformidad con la decisión". Por contra, acusan al PSdeG de "presiones y coacciones" para que no se materialice la moción de censura.

AGENTE ELECTORAL.

Por otra parte, Ruiz Rivas exigió que al PSOE aclare en la comisión de investigación sobre el caso de la supuesta agente electoral si ésta realizó llamadas a emigrantes gallegos en Argentina durante la precampaña de las pasadas autonómicas desde las dependencias socialistas en la Cámara gallega, tal y como aseguró la propia María Isabel Blanco. "Medios hay para saberlo", manifestó Ruiz Rivas, quien anunció que solicitarán el registro de llamadas telefónicas efectuadas durante esa época.