El PP de Pontevedra tilda de "botellón descontrolado" la celebración de Peñas por la "desastrosa imagen" que da

Publicado 14/08/2018 18:18:12CET

Rafael Domínguez culpa al BNG y al alcalde del conflicto "enquistado" con el grupo de la Policía Local que boicoteó el acto del pregón

PONTEVEDRA 14, (EUROPA PRESS)

El portavoz municipal del PP en Pontevedra, Rafael Domínguez, ha calificado de "botellón descontrolado" la celebración de Peñas durante los dos últimos fines de semana, coincidiendo con la feria taurina de La Peregrina, y ha criticado que transmite una "desastrosa imagen" de la ciudad, con un efecto "terrorífico", por el estado en el que quedan las calles de la zona monumental.

Acompañado por la secretaria local del partido, Pepa Pardo, y el concejal César Abal, Domínguez ha mostrado fotografías de varias calles y plazas tomadas antes de que los servicios de limpieza procediesen a retirar los residuos acumulados, que sumaron 43 toneladas. Además, ha destacado que en esos cuatro días se registraron 68 asistencias de emergencias y 20 intoxicaciones etílicas, de las cuales doce han estado protagonizadas por menores de edad.

Para Rafael Domínguez, las consecuencias de esta situación afectan por un lado al vecindario de las zonas donde se registra la actividad, los hosteleros --que según el dirigente popular han declarado pérdidas de hasta el 90 por ciento--, los turistas y los menores. "Con o sin botellódromo, está prohibido que los menores de edad beban alcohol pero casi el 60 por ciento de las intoxicaciones etílicas en estos días fueron de menores y es intolerable", ha destacado.

INCAPACIDAD

"No estoy diciendo que se incite" al consumo de alcohol, ha precisado Domínguez, "pero se ve que hay menores bebiendo, se consiente y se permite", ha remarcado el portavoz popular, que ha evidenciado la "incapacidad" del gobierno local "para controlar tanta gente".

Si bien desde el PP de Pontevedra no han apuntado a ninguna solución concreta, la posibilidad de trasladar la celebración de peñas al Recinto Ferial permitiría que "si están todos controlados en un sitio, el acceso de los menores" para evitar que consuman alcohol "sería más dificultoso", ha añadido.

Tras enunciar comentarios negativos supuestamente publicados en las redes sociales por turistas y viandantes describiendo el aspecto de las calles, el presidente local del PP ha culpado al BNG de esta situación, ante la "indiferencia" con la que actúa el gobierno municipal, a cuya concejala de Fiestas, Carme da Silva, ha reprochado su balance "positivo" del inicio de los festejos.

Así, ha instado al grupo de gobierno a "recapacitar" y "abrir un periodo de reflexión profunda" para decidir "entre todos, qué tipo de fiestas queremos tener".

POLICÍA LOCAL

Por otra parte, Rafael Domínguez ha calificado de "cortina de humo para tapar la mala imagen de la ciudad" durante las peñas la acusación formulada por Carme da Silva al atribuir la protesta de agentes de la Policía Local durante el pregón de las fiestas a "un grupo dirigido por el PP".

"Si hay algún culpable, es el BNG y su alcalde, Miguel Fernández Lores", ha afirmado Domínguez, quien responsabiliza al gobierno local de tener un "conflicto enquistado desde hace años" e insta al grupo municipal nacionalista a "ser un partido tan democrático cuando sufre las protestas como cuando las ejerce".

No obstante, a pesar de considerar "legítimas" las reivindicaciones de los promotores de la concentración y de la pitada organizada antes y después del pregón, ha mostrado su disconformidad con "el lugar elegido" para escenificarlas. "A mí, particularmente, no me agradó", ha afirmado.

"Si soy alcalde, en una semana se soluciona el conflicto", ha añadido, en referencia a la necesidad de diálogo.