PP, PSOE y BNG intentan salvar este miércoles el desacuerdo en las fechas de los debates electorales

CRTVG. Fotos "Reunión Xefes De Campaña Na CRTVG"
EUROPA PRESS/CRTVG
Actualizado 19/09/2012 7:46:25 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los partidos con representación en el arco parlamentario volverán a reunirse este miércoles para intentar ponerse de acuerdo en torno a la celebración de debates electorales entre las tres fuerzas, después de que un desencuentro en las fechas de los cara a cara impidiese cerrar el pacto a última hora de este martes.

Después tres horas de negociación, los coordinadores de campaña de PPdeG, PSdeG y BNG abandonaron este martes las instalaciones de la Compañía de Radio Televisión de Galicia sin poder garantizar que habrá debates en periodo electoral.

No obstante, en declaraciones a los medios, el director xeral del ente, Alfonso Sánchez Izquierdo, valoró que "se avanzó en muchas cuestiones" y apuntó que "se intentará cerrar los acuerdos definitivos" en la siguiente reunión. Insistiendo en que "se avanzó muchísimo en la línea de que pueda haber debates" en Galicia, declinó señalar "dónde están las especiales dificultades" en "un proceso de negociación complejo" como éste.

Sin embargo, el representante del PP en el encuentro, Alfonso Rueda, explicó a los medios que el desencuentro se produjo por la intención de Pablo García (PSOE) de modificar la fecha "pactada" para el cara a cara entre Alberto Núñez Feijóo y Pachi Vázquez después de "recibir una llamada". A partir de ahí, según fuentes populares consultadas por Europa Press, el representante socialista defendió hacer este debate el día 5 de octubre, con lo que coincidiría con el partido que enfrentará al Celta de Vigo y el Sevilla.

"SE ROMPIÓ EL ACUERDO"

De hecho, el dirigente popular insistió en que esa "llamada de teléfono" provocó que "se rompiesen" los acuerdos tomados hasta ese momento en relación con "la duración de los debates, el orden y la fecha" de su celebración.

"Cuando pensamos que lo fundamental estaba decidido, y sólo faltaban cuestiones técnicas, el representante del PSOE recibió una llamada, se levantó de la reunión, y se rompió el acuerdo", reveló, crítico con el cambio de postura de los socialistas para fijar el debate entre Feijóo y Pachi Vázquez el viernes día 5, cuando inicialmente estaba previsto que se viesen las caras PSOE y BNG ese día.

Esta fecha no ha sido aceptada por los populares, que prevén que el partido de fútbol reste audiencia al debate. "Creemos que tiene el suficiente interés para los gallegos como para que se celebre a una hora que garantice más audiencia", remarcó Rueda, reprobando que "parece" que los socialistas pretenden que haya "menos" telespectadores.

El primer acuerdo fijaba que el debate entre Pachi Vázquez y Francisco Jorquera sería el viernes 5, mientras que el 'cara a cara' entre el nacionalista y Feijóo tendría lugar el lunes 8 y la confrontación dialéctica entre el aspirante a la reelección y el socialista se celebraría el miércoles 10. Todos ellos, según ha explicado Rueda, tendrían "la misma duración", de una hora.

"El PP y el BNG seguimos de acuerdo", incidió el popular, censurando de nuevo que el PSOE pretenda situar el debate entre las dos fuerzas más votadas "el día en que habría menos audiencia". "No entendemos nada", declaró, dando por hecho que la llamada que recibió Pablo García "sería de Pachi Vázquez".

"NORMALIDAD ABSOLUTA"

Para el coordinador de campaña del PSdeG, en cambio, la reunión se produjo en el marco de "la normalidad absoluta". De hecho, negó que existiese "ningún problema" y atribuyó la decisión de celebrar este miércoles una nueva reunión en "la hora" y en la necesidad de "consultar determinados aspectos" en el seno de su partido.

"Este miércoles concluiremos con normalidad", destacó, subrayando que el encuentro de este martes sirvió para "esbozar y hablar de muchas cosas". "No hay nada fuera de lo normal", aseguró, sin querer profundizar en los motivos por los que no existe ya un principio de acuerdo.

Preguntado sobre la existencia de escollos en la reunión, García sostuvo que "no hay nada insalvable", pero defendió que el asunto se retome este miércoles para "cerrar las cosas que haya que cerrar". "Dentro de la normalidad", resolvió el también senador socialista.

VISIÓN DEL BNG

Visiblemente contrariada a la salida de la reunión, Montse Prado (BNG) lamentó que "parece que hay formaciones que priman otras cuestiones" por encima del "derecho de la ciudadanía a ver a sus representantes políticos" exponer sus propuestas y contrastarlas.

"Retomaremos los contactos y esperamos que se pueda llegar a un acuerdo", explicó a los periodistas, para hacer hincapié en que "el objetivo" de su formación es "preservar el derecho a que haya debates". Por ello, avanzó que el Bloque lleva en su programa una modificación de la Ley electoral gallega para que "se regulen" y nadie pueda "vetar" su celebración.

Y es que, a su juicio, es "anormal" que haya una "discusión" sobre si hay o no confrontaciones dialécticas entre los candidatos. Además, juzgó que "algo está fallando" en términos "democráticos" en Galicia si únicamente ha habido "dos" citas de este tipo en la autonomía.

En cuanto al "veto", la nacionalista se limitó a señalar que "si alguien dice que no hay debate, no hay debates", toda vez que "no está regulada" su celebración, sino que está "a expensas" de que las distintas fuerzas políticas "lleguen a acuerdos".

Sin ocultar que su "preferencia" sería un único debate a tres bandas, porque el arco parlamentario en Galicia es "lo suficientemente reducido para que este formato sea el idóneo", aseguró que la formación frentista "no tiene ningún problema en ir a otros formatos", como los tres cara a cara. "El BNG no es el causante de que no haya acuerdo en este momento", sentenció.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies