PP y PSOE cierran un principio de acuerdo para aprobar el presupuesto de Vigo

Actualizado 10/03/2014 18:26:45 CET

El BNG advierte de que este acuerdo será una "condena" para la ciudad de Vigo

   VIGO, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -  

   El gobierno local de Vigo (PSOE) y el grupo municipal del PP están cada vez más cerca de firmar un acuerdo sobre los presupuestos de 2014 y este lunes han dado por concluidas las negociaciones, a la espera de que se "matice" un documento con 12 puntos, en el que se recogen los acuerdos a los que han llegado ambas partes, según ha avanzado en rueda de prensa el concejal socialista, David Regades.

   En ese documento, que todavía no es definitivo y que va acompañado de "informes técnicos positivos", se recoge, entre otros, el compromiso del Ayuntamiento de encargar un estudio para cobrar el agua por consumo y no por tramos, el acuerdo para enajenar los pisos de República Argentina con los que se pagarán los terrenos de la Ciudad de la Justicia, la bajada y fraccionamiento de impuestos, o la eliminación de organismos autónomos (excepto la Gerencia de Urbanismo).

   También se refleja el compromiso de llevar el saneamiento y abastecimiento, así como acometidas de servicios básicos "a todas las parroquias y ciudadanos", lo que incluye también las parroquias donde se construye el nuevo hospital. No obstante, el gobierno local insiste en que "no se va a llevar a ninguna parcela ni de la Xunta ni privada".

   David Regades ha insistido en que la posición del gobierno local sobre el nuevo hospital es "inamovible" y que sigue reclamando que se rescate la concesión para que se construya una infraestructura sanitaria pública, de referencia y con 1.400 camas. "No dedicaremos ni un euro público al hospital privado de la Xunta", ha reiterado, y ha negado también que se vaya a ceder ninguna parcela municipal para las acometidas del hospital.

   Sin embargo, el anuncio del gobierno de que se facilitarán los servicios de luz, agua, gas, etc. a "vecinos, empresas y organismos" de esas parroquias parece satisfacer al PP, que lo entiende como un eufemismo para "disimular" el cambio de posición de los socialistas.

OTROS ACUERDOS

   Además de esas cuestiones, el documento de 12 puntos también recoge el apoyo a la construcción de la depuradora, la promesa de estudiar las propuestas de la Xunta sobre transporte metropolitano, la salida a concurso de la explotación de la piscina de la ETEA, la búsqueda de un acuerdo con la Xunta para la transferencia (o, en su caso, limpieza y mantenimiento) del parque de la ETEA, y la inclusión de partidas para recuperar el programa 'Vigo por dentro', entre otros.

   El PP, por su parte, trabaja para presentar su propio documento, sobre las bases de este preacuerdo, y espera tener un texto definitivo antes de finales de esta semana. Según ha explicado su portavoz, José Manuel Figueroa, la idea de su grupo es concretar un documento que aporte solidez jurídica al acuerdo para garantizar su cumplimiento. "Las ingenuidades, hasta un límite. No queremos un documento que se apruebe, y luego se quede vacío, sino que queremos garantías de que se cumpla", ha añadido.

"VALENTÍA" DEL PP

   El portavoz popular ha reiterado que su grupo quiere aprobar unos "presupuestos para la ciudad, no para los partidos", y ha elogiado la labor de oposición "con vocación de gobierno" que han realizado los concejales del PP. "El PP está defendiendo a los vigueses, no a Caballero. Tenemos ideas y tenemos la valentía de aprobarlas", ha apuntado, ante el más que probable pacto con los socialistas para sacar adelante las cuentas.

   El propio Figueroa ha reconocido que esta proximidad con el PSOE ha permitido que se "desbloqueen" cuestiones que, hasta hace poco, eran "impensables", como la Ciudad de la Justicia o las acometidas del hospital. De hecho, un pleno en el que PP y PSOE levanten la mano juntos para aprobar los presupuestos de Vigo sería un hecho inédito en la historia de la ciudad.

   José Manuel Figueroa ha subrayado que su partido "tiene un programa" y ha avanzado que seguirá presentando proyectos, porque tiene respaldo de su partido "desde Santiago y desde Madrid".

"CONDENA" PARA VIGO

   Por su parte, la portavoz del BNG, Iolanda Veloso, ha lamentado que el acuerdo entre PP y PSOE supone una "condena" para la ciudad, ya que implica que el Ayuntamiento "asume competencias" que no son suyas, como en el caso de las acometidas del hospital.

   A ese respecto, ha recordado que el alcalde rechazó esas pretensiones del PP sobre las acometidas, calificándolas como "chantajes" y que ahora, sin embargo, se ha llegado a un acuerdo. "Esas acometidas ya no son un chantaje, sino 'servicios para las parroquias'", ha ironizado la edila nacionalista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies