El PP rechaza cambiar el reglamento de la Cámara

Actualizado 23/05/2017 14:50:49 CET

   Prado y Solla se enfrentan y la diputada de En Marea acusa al PP de sostener el sistema "corrupto" de la "presunta democracia" española

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

   Los diputados del PPdeG han rechazado con sus votos la toma en consideración de una proposición de ley impulsada por En Marea (que sí apoyaron todos los grupos restantes) encaminada a cambiar el reglamento del Parlamento para verificar el cumplimiento de iniciativas no legislativas aprobadas en el Pazo do Hórreo.

   Los populares, a través de la diputada Paula Prado, han esgrimido que la oposición "ya tiene mecanismos de control" al Ejecutivo garantizados por un reglamento "abierto": a través de preguntas orales, interpelaciones y la solicitud de comparecencias, entre otras herramientas.

   "Su capacidad de control duplica la del PP cuando era oposición, aunque teníamos más votos y más escaños", ha proclamado Prado, quien también ha aludido al artículo 19 de la ley autonómica de transparencia, que recoge que la Xunta elaborará y publicará anualmente un informe sobre el grado de cumplimiento de los acuerdos parlamentarios aprobados.

   Sin embargo, la propuesta impulsada por la fuerza rupturista introducía la modificación del reglamento parlamentario para imponer la obligatoriedad de que el Gobierno trasladase en cada periodo de sesiones "la situación y grado de cumplimiento" de las proposiciones no de ley y mociones aprobadas en la Cámara autonómica.

   Asimismo, planteaba que, por petición "como mínimo de un grupo parlamentario", el Ejecutivo tendría la obligación de comparecer en la Comisión de Peticiones para dar la información planteada sobre el grado de cumplimiento de las iniciativas no legislativas.

"LA CIUDADANÍA TIENE DERECHO"

   La encargada de defender la iniciativa impulsada En Marea ha sido la diputada Eva Solla, quien ha acusado a la Xunta de "incumplir" con el mandato de Estatuto y ha puesto en duda que la aprobación de iniciativas en el Pazo do Hórreo "sirva para algo".

   "La ciudadanía tiene derecho a que se cumplan sus demandas y a que se conozcan los datos de las iniciativas que sean aprobadas en el Parlamento", ha reivindicado la parlamentaria, antes de subrayar que esta "cuestión básica" debería "interesarle" a un Gobierno que "dice que defiende la transparencia".

   "Si no, tendremos que preguntarnos de qué sirve el trabajo de los diputados", ha reflexionado, en la misma línea de la diputada Olalla Rodil, quien ha ratificado el apoyo del BNG a esta propuesta y se ha mostrado partidaria de una reforma mayor que "amplíe" la capacidad de control y de presentar iniciativas por parte de la oposición.

   Como ejemplos de "falta de cumplimiento" de iniciativas "unánimes", ha esgrimido a la aprobada en 2016 en la que se instaba a la Xunta a tomar medidas para evitar la segregación de la actividad de Ferroatlántica. "Y un año después, la Xunta está viendo cómo nos vende la moto revistiendo de técnica lo que no es otra cosa que una decisión política", ha lamentado.

   Patricia Vilán (PSdeG) también se ha mostrado favorable a esta propuesta e incluso ha subrayado que debería "ir más allá".

   "Nuestro deber como diputados es reivindicar que nuestro trabajo diario sirva para algo y haya un mínimo control político", ha manifestado, antes de afear que la Xunta "tampoco cumple" con el informe anual que exige la ley de transparencia sobre las iniciativas aprobadas en O Hórreo.

"PRESUNTA DEMOCRACIA"

   Enfrente, la diputada popular Paula Prado ha afeado a En Marea que "renunciase a participar y no presentase ninguna enmienda" en la última reforma del reglamento de la Cámara, que ha defendido.

   Al tiempo, ha asegurado que la demanda debatida este martes en el hemiciclo "parte de una falsedad" puesto que los grupos de la oposición "sí tienen mecanismos de control al gobierno". "Su capacidad de control duplica a la nuestra cuando éramos oposición", ha esgrimido.

   Al tiempo, ha apuntado al artículo 19 de la ley de transparencia en la que recoge la obligatoriedad de un informe anual sobre los acuerdos aprobados en el Parlamento y ha recordado a Vilán que la Xunta "ya le explicó en comisión que en 2016 no se hizo por motivo de las elecciones autonómicas".

   "Pero espero que se hará", ha continuado y ha ironizado con que igual lo que pretende En Marea es "que el Gobierno se controle a sí mismo por si algún día su grupo logra" tomar las riendas del Ejecutivo. También ha bromeado con que sea Eva Solla la que dé "lecciones" de democracia desde la tribuna.

   "No se preocupe, que el PP no consentirá que ningún Tribunal Supremo asuma las funciones legislativas, como otro país que usted conoce bien", ha señalado Prado a la diputada de En Marea, en alusión a Venezuela, antes de recordar la camiseta que Solla lució en una sesión con el lema 'Chávez te lo juro, voto por Maduro'.

   "Los que vienen aquí a dar lecciones de democracia son ustedes, los que presumen del control de los aparatos del Estado y de la Fiscalía, y sostienen el sistema corrupto de esta presunta democracia", ha afeado Solla a los populares, que protestaron por dicha afirmación desde sus bancadas. "Que voten en contra de esta propuesta es lamentable", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies