El PPdeG cierra la renovación provincial con el punto de mira en Feijóo

 

El PPdeG cierra la renovación provincial con el punto de mira en Feijóo

Rajoy en un acto del PP en Pontevedra
TAREK
Actualizado 13/03/2016 20:59:32 CET

   PONTEVEDRA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La elección del secretario general del PPdeG, Alfonso Rueda, como presidente del partido en Pontevedra ha puesto punto final al proceso de renovación provincial de la formación en Galicia y sitúa el foco en su líder, Alberto Núñez Feijóo, cuyo futuro político permanece en el aire a la espera de que se convoque el congreso autonómico.

   Tras relevar formalmente a Rafael Louzán con el apoyo de más del 97 por ciento de los votos de los compromisarios que participaron en el cónclave, Rueda pronunció un discurso durante el que se emocionó en varias ocasiones y también dio por hecho que el congreso autonómico se celebrará en mayo.

   Aprovechó para insistir en que Feijóo --quien ha autoseñalado abril como el mes en el que podría despejar su futuro-- es el mejor candidato. No es la primera vez que Rueda, quien dijo dar el salto a Pontevedra para contribuir a "una victoria" de Feijóo en Galicia, da su opinión. Pero este domingo, si cabe, lo hizo con más intensidad.

   El de Os Peares, entre tanto, mantiene sus tiempos y ya ha subrayado que nada alterará su calendario, que muchas voces en el partido ligan a la incertidumbre estatal. "Está esperando a ver qué pasa", aseguraba más de un dirigente popular de los que se desplazaron a la sede de Afundación, donde tuvo lugar el congreso y que fueron consultados por Europa Press.

   Sin embargo, las opiniones son dispares y quien las emite deja claro que son "percepciones" porque lo cierto es que ningún dirigente duda de que a Feijóo "nadie le marca los tiempos", por mucho que los medios de comunicación "metan prisa", ni tampoco de su "hermetismo". Así, hay quien opina que se queda "porque en Galicia ha impulsado cosas importantes que aún tiene entre manos ahora".

DISTINTAS "PERCEPCIONES"

   "El partido necesita que siga aquí y él lo hará; tiene un alto grado de responsabilidad", apuntan otras voces, pero también hay quien resalta su "ambición política", su "preocupación" por el contexto estatal y considera que, si llegado el caso, el PP necesitase un sucesor para Mariano Rajoy y le pidiese dar el paso, él lo haría sin dudarlo.

   Todos los cargos que se han pronunciado públicamente piden su continuidad, aunque también reconocen que la decisión es suya y que él siempre ha dicho que dos mandatos suelen ser suficientes. "Le va a ser difícil escapar", resumía recientemente, en una entrevista con Europa Press, el presidente de la Cámara, Miguel Santalices.

   En Génova se da por hecho que repetirá al entender que es la mejor opción para el partido en un territorio clave y el propio Rajoy ha manifestado en varias ocasiones que no hay mejor candidato que Feijóo para Galicia. No lo hizo, sin embargo, este domingo.

   Y es que en el congreso de Pontevedra, Rajoy se ha limitado a anunciar una "buena noticia" a Feijóo vinculada con el naval, pero sin hacer ninguna alusión directa a su futuro político. El de Os Peares, por su parte, tras reivindicar esta semana la cantera del PP, volvió este domingo a jugar al despiste.

"DIRIGIR LA XUNTA MERECE LA PENA"

   Así, Feijóo le ha trasladado a Rajoy que presidir el Gobierno de España es "un honor importantísimo", pero que dirigir la Xunta de Galicia "merece la pena". "El presidente Rajoy me va a entender perfectamente: ser presidente del Gobierno de España es un honor importantísimo, pero ser gallego y ser presidente de la Xunta... eso merece la pena", ha proclamado.

   Al tiempo, ha apostado por la renovación. Ha hecho hincapié en que los populares gallegos no comenzaron a ganar las elecciones en la campaña electoral de 2009, sino que lo hicieron en el congreso de 2006 --cuando sucedió a Manuel Fraga al frente del PPdeG-- en el que el partido decidió "renovarse" y "unirse". "Y es exactamente lo que estamos haciendo ahora, la misma hoja de ruta", ha añadido.

   En todo caso, dentro del partido se apunta que, aunque él siguiese con las riendas del partido y optase por tercera vez a la Xunta, la renovación ya se habría concretado en el ámbito provincial --con tres de los cuatro presidentes renovados (todos a excepción de Manuel Baltar (Ourense)-- y también tendría un nuevo secretario general, ya que Rueda solo permanecerá en el cargo hasta el congreso gallego.

   Mientras en el foco de una hipotética sucesión se sitúa el propio Rueda, pero también otros como Ana Pastor o Pedro Puy, Feijóo sigue sin pronunciarse con claridad. Tiene "una opinión formada" sobre su futuro y la desvelará, según ha prometido, antes de cumplir siete años como presidente de la Xunta --tomó posesión el 18 de abril de 2009--.

   La única pista que ha dado es que,"entre el sector privado y Galicia", prefiere "Galicia".

LEALTAD A RAJOY

   Entre tanto, su nombre aparece en todas las quinielas madrileñas como posible sucesor de Mariano Rajoy, quien este domingo ha llamado a los suyos a mantener "la unidad" y preservar la "independencia" en sus decisiones, después de que el líder de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, le instase a apartarse.

   También alguna voz dentro de su propio partido se ha alzado en público para pedirle un paso atrás, como el murciano Alberto Garre o Jaime Ignacio del Burgo. Pero frente a estas voces, los principales dirigentes y barones del partido le han mostrado su respaldo, con Feijóo entre los más contundentes.

    "Estamos contigo", le trasladó este mismo domingo el líder del PPdeG, quien superó el trago de la primera visita después de ser declarado 'persona non grata' en Pontevedra acompañado de su mujer, Elvira Fernández, y entre numerosas muestras de cariño de su partido. De hecho, fue aclamado en su llegada al cónclave.

   Precisamente, Feijóo y Rajoy tienen una conversación pendiente sobre el futuro del primero. El presidente del Gobierno en funciones sugirió que una buena fecha para mantenerla sería este domingo dada su visita a Pontevedra, pero el de Os Peares enfrió las expectativas dando por hecho que no se produciría en "el día de Rueda".

COMIDA INFORMAL

   "No es bueno mezclar una cosa con la otra", dijo el jueves Feijóo, quien aseguró que, finalizada la renovación provincial, sería el momento de mantener la citada conversación.

   Fuentes populares han confirmado a Europa Press que, una vez finalizado el cónclave, Rajoy y Feijóo participaron en una comida en la que también estaban Alfonso Rueda y Rafael Louzán, así como Ana Pastor, además de otro grupo de personas. Dicha comida tendría un carácter estrictamente "informal".

Y es que Rajoy ha aprovechado este fin de semana para disfrutar de su ciudad con su familia, así como de la localidad próxima de Sanxenxo, donde coincidió, además, con el rey Juan Carlos. Durante el fin de semana, estuvo acompañado del vicesecretario de Política Autonómica del PP, Javier Arenas, quien también estuvo presente en el congreso.

   "Comer juntos es lo normal después del congreso, lo más lógico, sobre todo si están aquí los dos presidentes", han señalado otras fuentes, mientras que una dirigente próxima a Rajoy consultada por Europa Press ha asegurado que este tipo de cuestiones no suelen abordarse "en comidas y menos con tanta gente".

   Lo cierto es que la incertidumbre reina en el PPdeG, como se ha podido percibir en las conversaciones que rodearon la elección de Rueda como presidente del PP pontevedrés. En todo caso, concluida la renovación provincial y a la espera de una confirmación oficial por su parte, Feijóo está en tiempo de descuento para revelar su futuro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies