El PPdeG cree que Villares debe "tener mucho apego al cargo o al sueldo" para aguantar tantos "ataques a su dignidad"

Publicado 28/03/2018 13:34:17CET

   Los populares insisten en menospreciarle como dirigente político tras el incidente de Quinteiro y Tellado esgrime que "no es líder de nada"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El PPdeG, que desde que trascendió el incidente con la Policía en el que se vio envuelta la diputada de En Marea Paula Quinteiro, ha aumentado su presión sobre el portavoz del partido rupturista, Luís Villares, ha vuelto a la carga este miércoles a través de su secretario general, Miguel Tellado.

   "Hace falta tener mucho apego al cargo, al escaño o al sueldo para encajar sin inmutarse semejante lista de ataques a su dignidad", ha proclamado, en alusión a las tensiones internas vividas en los últimos días en el seno de En Marea.

   En una rueda de prensa en Santiago, el dirigente popular ha recordado lo que ha definido como "un episodio de violencia en la calle" y "un intento de intimidación y de amedrentar a policías" acompañado del "uso de las prerrogativas parlamentarias de forma abusiva" por parte de Quinteiro, antes de poner el foco en Villares.

   "Desde el PP lamentamos profundamente que las mareas de Podemos usen un episodio vergonzoso para humillar públicamente a Villares y acabar con él políticamente", ha sentenciado Tellado, antes de destacar su "falta de liderazgo".

   Y es que, "unos días después de lo ocurrido", ha puesto el acento en que "lo único que se sabe de él es que dirige dos órganos, el Consello das Mareas y el Grupo Parlamentario, que emiten comunicados contradictorios en días consecutivos".

"NO ES LÍDER DE NADA NI DE NADIE"

   "¿Y eso qué quiere decir? Pues que, a día de hoy, Luís villares preside dos órganos pero no lidera ninguno. No lidera absolutamente nada. No es líder de nada ni de nadie. No lidera el grupo, que hace lo contrario de lo que le pide, ni su partido, donde cada día tiene más enemigos internos y menos afines", ha resumido.

   "Y tampoco puede liderar la oposición porque nadie le reconoce autoridad para hacerlo. No tiene autoridad pública ni interna", ha subrayado.

   En esta coyuntura, el dirigente popular ha concluido que "hace falta tener mucho apego al cargo, al escaño o al sueldo para encajar sin inmutarse semejante lista de ataques a su dignidad".

Contador